El crecimiento turístico y la urbanización presionan las áreas naturales protegidas del Estado

ed_354b

El desarrollo turístico de la costa de Quintana Roo, iniciado hace poco más de 40 años, ha generado un impacto negativo en los ecosistemas y comienza a afectar las áreas naturales protegidas, incluso y a pesar de que la entidad cuenta con la mayor proporción de su superficie bajo algún rango de protección ambiental, coinciden en señalar expertos en el área. La vulnerabilidad del territorio y de sus ecosistemas han resentido las repercusiones del desarrollo. El problema en el futuro podría ser grave y se corre el riesgo de que la actividad y rentabilidad se vea mermada.

Por Javier Ugalde

A pesar de que la tercera parte de la superficie de Quintana Roo se encuentra bajo resguardo ambiental, la influencia del crecimiento urbano y el desarrollo turístico han generado cada vez mayores presiones al entorno natural del Estado. De hecho ni las áreas naturales protegidas se han visto exentas del empuje de las inversiones inmobiliarias, la llegada de más infraestructura, la incesante inmigración y la proliferación de asentamientos irregulares.

Extracto del reportaje que se publica en la edición 354 del semanario Estosdías. Suscribase aquí

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *