El magisterio, la cruz de Andrés Manuel

El magisterio, la cruz de Andrés Manuel

33
0
Compartir

Signos

El problema de la corrupción magisterial es uno de los peores problemas de la corrupción a combatir de López Obrador.

El presidente está en la encrucijada.

No hay mayor factor de cambio civilizatorio y democrático en un pueblo que el educativo. Y no hay mayor prueba de fuego para un compromiso de transformación y de regeneración moral y cívica de una nación -como el de recuperar la conciencia crítica y la formación generacional de nuevos ciudadanos, haciendo de la calidad educativa la prioridad esencial-, que la de eliminar los malos usos y costumbres que lo impiden, como en México han destruido la enseñanza escolar y todo cuanto de ella depende –la ética pública, la cultura de la ley, la justicia del mérito, la competitividad productiva, la funcionalidad de las instituciones y los principios básicos de la paz social, por ejemplo-, los negocios gangsteriles y las tradiciones clientelares y las imposiciones fácticas y extraconsititucionales de los invencibles grupos de poder de los sindicatos de maestros sobre los gobernantes de todos los niveles republicanos, que a su vez se han servido de ellos para sostener la ilegitimidad de sus propios intereses.

Y los liderazgos más corruptos del magisterio siguen al frente de las dos organizaciones gremiales que controlan la educación básica, y el radicalismo beligerante y sedicioso de una de ellas –la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación- prosigue con sus exigencias de someter toda iniciativa de reforma del sector a sus particulares condiciones y a sus facciosas y arbitrarias conveniencias, y sigue violentando la ley, paralizando escuelas, tomando la vía pública y hostilizando a las autoridades del Ejecutivo y del Legislativo federales, sin encontrar interlocutores más firmes y más representativos del interés general que sus antecesores.

De modo que si el Gobierno federal y sus aliados parlamentarios se siguen dejando avasallar por los agitadores de la CNTE y por los grupos del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación forjados por Elba Esther o seguidores de sus enseñanzas y sus turbios modos de convertir los derechos de los docentes en instrumentos amañados de presión política y de beneficio cupular, la corrupción magisterial seguirá invicta, la calidad educativa seguirá en picada, y la regeneración de la vida pública nacional no pasará de ser el mejor de los intentos.

SM

estosdias@gmail.com

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta