¡A cargar su cruz!

¡A cargar su cruz!

41
0
Compartir

Corrupción, impunidad, excesos y lujos desmedidos de la familia presidencial, son solo algunos de los lastres que tendrá que cargar Meade para hacerle frente a su precandidatura por el pri.

                Niño bien, de ‘buenas familias’, que paseó trajes caros y finas corbatas por los corredores lustrosos de la infraestructura del poder,ahora se viste de chamula para convencer a los votantes que él es hombre de la calle, del campo, de las mismas trincheras en las que hombres y mujeres enfrentan refriegas cotidianas. Se la juegan.

                Otros niños bien como Salinas se le adelantaronen los juegos del poder presidencial, pero era otro México, eran otros partidos políticos y era otro el ciudadano común. Ellos son los mismos.

                Su padrino Peña tiene enfrente, antes de terminar su gestión, la presión para entregar cuentas claras ante la Corte Internacional de Derechos Humanos sobre el caso de las once mujeres violadas, golpeadas y torturadas en Atenco, Estado de México, mientras era gobernador.

                La casa blanca de su esposa, comprada a un contratista que trabajó para Peña  cuando era gobernador y el despilfarro de la familia presidencial no se olvidan, tampoco la innecesaria compra del carísimo avión oficial a costas del erario público, las mentiras para sostener y defender esos lujos en un país con millones de pobres. Ayotzinapa 43 sigue vigente, con profunda rabia.

                Muchos de los jóvenes gobernadores de la ‘gran generación’ que fueron alentados y en muchos casos cobijados por el mismo presidente, han sido acusados de  desviar multimillonarias cifras de dinero, muchas de ellas con senderos que conducen a los Pinos, al pri y a la financiación de campañas corruptas para imponer gobernadores, como es el caso del bastión mexiquense y de Del Mazo.

                Javier Duarte o Roberto Borge son nombres ligados, sin remedio, a la cúpula peñista.

                Hombres que alguna y muchas veces tuvieron que coordinar esfuerzos con el mismo Meade. Pero, ¿En qué clase de esfuerzos han estado involucrados? Porque las noticias dan la parte oficial, pero hay rincones oscuros donde se barajan los verdaderos intereses, los intereses del grupo.

                Tendrá que arrastrar consigo cifras récord de asesinatos, la violencia desmedida y cómplice, periodistas acribillados, las miles de mujeres desaparecidas y asesinadas, las comunidades indígenas desplazadas por grupos armados que defienden ganancias millonarias y extranjeras, y otras muchas anomalías, por llamarlas suavemente.

                El precandidato tendrá que sortear el enorme descrédito personal del presidente y delas corruptelas del partido que lo eligió. Dos cuesta-arribas duras de sortear.

                En pocas palabras el pri ha sido la mayor autocracia de América Latina durante el siglo XX  por más de 70 años, floreció como una máquina de hacer dinero al ejercer prácticas autoritarias y represión sistemática y a últimas fechas, ciego e insensible al ciudadano común, a sus necesidades.

                El comienzo de su precampaña ha sido muy desafortunado. El arranque fue ‘¡en sus marcas, dedazo, fuera!’. No hubo selección interna –nunca la ha habido-, fue impuesto por Peña, lo que no gustó a nadie dentro del partido, disgustó al votante informado y algarabía de los contrarios.

                El primer acto partidista fue tomarse la foto con personas de las comunidades indígenas de Chiapas y colocar una de estas fotos como perfil de su Facebook. Y después el discursito ñoño: “Quiero ser presidente para cerrar las brechas que nos separan entre el México que somos y el que soñamos”. Populismo miserable que contrasta con el sombrero y el bastón de mando tzotziles.

                Ya lo dijo su tío abuelo político, Gustavo Díaz Ordaz, algo así como ‘extiendo mi mano, es más lo que nos une que lo que nos separa’. Y los muertos de Tlatelolco escuchaban atentos.

                San Juan Chamula, municipio chiapaneco escogido por Meade para el inicio de su carrera presidencial, es uno de los más pobres, sin embargo ha sido escenario de la corrupción ejercida sin piedad por los presidentes municipales del propio pri y del verde no ecologista.

                Han birlado unos cientos de miles del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal, ¡puf! el FISMDF.

                Estos fondos parten del DF, van a los Estados, de ahí a los Municipios y deben ser invertidos en obras de infraestructura como drenaje, mejoramiento de vivienda, de escuelas y de salud.

                Pero aún hay más, diría el atildado y difunto Raúl Velasco.

                Este Municipio chiapaneco recibió en 2016, 276 millones 223 mil pesos y de ese monto, la Auditoria Superior de la Federación señaló un daño a la Hacienda Pública Federal por 248 millones 601 mil pesos que no pudieron ser comprobados. Se evaporó el 90% de los recursos entregados.

                Y en 2015, desaparecieron 212 millones 701 mil pesos.

                La misma ASF no tiene idea de dónde andan esos dineritos, mientras San Juan Chamula es uno de los 15 municipios que agonizan enla pobreza extrema mexicana.

                Y para aumentar esta pobreza, siendo Secretario de Hacienda, les recortó el presupuesto que repercutió en cancelación de obras, caminos, agua potable, electrificación. Mejor vida, pues.

                El recién investido tendrá que cargar con las obras del pri, del verde no ecologista y de él mismo, al grito de “¡Abajo la corrupción!”.

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta