Contra la diatriba oficial, la lógica de la liberación del precio...

Contra la diatriba oficial, la lógica de la liberación del precio de las gasolinas sigue aumentando la inflación en el país

62
0
Compartir

La liberación del precio de las gasolinas en México y la eliminación del subsidio a las mismas por parte del Gobierno federal provocó a principios de este año marchas, bloqueos, manifestaciones y saqueos en diversos Estados, así como una escalada de precios en los productos básicos, principalmente en las regiones más alejadas del centro del país y de escasa diversidad productiva y posibilidades de abasto en los mercados locales, como Chetumal. Así, en agosto pasado la inflación alcanzó un nivel máximo de 6.66 por ciento. Pero lo peor podría estar por venir: el 30 de noviembre próximo comienza la fase cuatro de la denominada Estrategia de Flexibilización del Mercado de Gasolinas y Diésel en 20 entidades, incluida la Ciudad de México, donde se consume el 30 por ciento de la gasolina de todo el país. El presidente de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo García Alcocer, asegura que hay ‘candados’ para evitar que esto suceda y que, al contrario, la competencia y la aparición de nuevas marcas derivará en mejores precios y servicios para los consumidores; consumidores que recientemente vieron cómo los diputados federales rechazaron la petición ciudadana de reducir en 50 por ciento el IEPS de las gasolinas, con el argumento de que al hacerlo se pondría en jaque las finanzas públicas. Y ante la no tan lejana posibilidad de que el PRI pierda la elección presidencial del próximo año, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, aseguró que echar para atrás la reforma energética –de la que él mismo se ha beneficiado al ser dueño de varias gasolineras- provocaría “conflictos internacionales”, debido a que hay más de 80 mil millones de dólares comprometidos en los próximos años.

Contra la diatriba oficial, la lógica de la liberación del precio de las gasolinas sigue aumentando la inflación en el país

Javier Ramírez

A finales de octubre pasado, el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, dio a conocer que la inflación en México alcanzó su nivel más alto en agosto de este año, con una tasa anual de 6.66%, aunque dijo que sería temporal y que a finales del próximo se alcanzaría el objetivo de situarla en 3.0%. En este sentido, mencionó que los altos niveles que la inflación ha alcanzado este año son el resultado de dos factores: el entorno externo extremadamente complicado que ha enfrentado el país, como las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, así como la liberación del precio de los energéticos, principalmente las gasolinas, y el aumento de precios de productos agropecuarios y del salario mínimo.

Este reporte coincidió con el inicio de la fase tres de la liberación de precios de la gasolina y diésel determinado por la Comisión Reguladora de Energía, en los Estados de Baja California Sur, Durango y Sinaloa, lo que podría elevar aún más la inflación en el país. Sin embargo, la prueba de fuego ocurrirá el 30 de noviembre próximo, cuando se ponga en marcha la liberación en 20 entidades, abarcando principalmente el centro, donde circulan 9.2 millones de automóviles que usan el 30 por ciento de la demanda de gasolinas.

 Adelantan liberación de combustible

De acuerdo con la Ley de Hidrocarburos derivada de la reforma energética de 2013, a partir del 2018 la gasolina sería un sector abierto a la libre competencia con la cual los precios se fijarían conforme a las condiciones del mercado.

Sin embargo, en agosto del año pasado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público informó que plantearía al Congreso de la Unión la liberación de los precios de las gasolinas prevista para el 2018, con el fin de asegurar en el Paquete Económico del 2017 los ingresos por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de manera completa, evitando además que la decisión “se contaminara” por el proceso político del 2018. Además, resaltarían el hecho de que no subirían ni crearían impuestos.

De esta manera, el 26 de octubre del 2016, con 72 votos a favor, 15 en contra y ninguna abstención, el Pleno del Senado de la República aprobó en lo general y en lo particular la Ley de Ingresos de la Federación, estipulando que los precios de las gasolinas y el diésel se liberaran de manera gradual a partir del 1 de enero de 2017 y que fuera la Comisión Reguladora de Energía (CRE) la encargada de determinar el tiempo.

Seaprobó que en las regiones o entidades donde no se liberaran los precios de los combustibles, sería la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) la que determinaría los precios máximos.

A finales de ese año, la Comisión informó cuál sería el plan a seguir: la liberación se efectuaría en cinco fases a lo largo de este 2017 para que los gasolineros pudieran establecer los precios con criterios de mercado.

La primera etapa, denominada fase 1.1, inició el 30 de marzo para Baja California y Sonora. La segunda etapa de liberación, ó 1.2, se pactó para el 15 de junio en Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y el Municipio de Gómez Palacio, en Durango.

Noé Navarrete, comisionado de la CRE, explicó que la liberación ocurrió primero en el norte del país, al tener mejores condiciones de competencia, gracias a la posibilidad de importar productos. Además, tan sólo en esos Estados fronterizos se consumen 1.54 millones de metros cúbicos al mes de estos combustibles, es decir, 27.1% del total nacional.

La tercera fase, o etapa 2.1, comenzó el pasado 30 de octubre en Baja California Sur, Sinaloa y el resto de Durango, después de la temporada de verano en que el costo de los combustibles sube considerablemente.

La cuarta fase, o etapa 2.2, es la más esperada por los gasolineros, al abarcar los Estados de Aguascalientes, Ciudad de México, Colima, Chiapas, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Oaxaca, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, a partir del 30 del próximo 30 de noviembre.

Finalmente, la etapa 2.3, iniciará el 30 de diciembre, en Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

Reforma que estimula la competencia, dicen

Otro de los supuestos beneficios de la reforma es que se otorgarían permisos a terceros para establecer expendios de combustibles, con lo cual podrá haber estaciones de servicio distintas a la franquicia de Pemex, lo que permitiría que los precios comenzaran a fluctuar dinámicamente de acuerdo con su referencia internacional.

La infraestructura de Pemex será utilizada por las compañías privadas que incursionen en el mercado, es decir, 17 mil kilómetros de ductos y 89 terminales de almacenamiento se abrirán gradualmente a estas empresas mediante licitaciones.

En cuanto a los precios, las autoridades hacendarias y energéticas indicaron que habrá diferencias regionales, dados los costos de logística, principalmente. Además, dependiendo del clima de cada región habrá aumentos en verano o invierno, y fluctuaciones durante todo el año, con lo que en ocasiones subirán los precios, pero siempre en beneficio de la competencia. Sin embargo, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) vigilará los procesos de comercialización para evitar abusos en la venta de las gasolinas.

De acuerdo con la CRE, al 30 de agosto de este año, 2 mil 678 gasolineras del país se manejan sin la imagen de Pemex, pero con gasolina que le compran a la petrolera. Hasta ahora son 21 las nuevas franquicias que ofrecen el producto, entre éstas BP, EcoGasolineras, OxxoGas, Hidrosina, La Gas, Petro 7, Costco, Grupo G500, CombuRed, Rendimax, Chevron y Shell.

El presidente de la CRE, Guillermo García Alcocer, estimó que cada nueva estación requerirá una inversión de un millón de dólares, por lo que de duplicarse la capacidad actual de 11 mil 697 gasolineras se tendrían 12 millones para generar mayor competencia en la oferta, servicios y precios al público.

Descartan ‘gasolinazo’

Por otra parte, García Alcocer descartó que se registre un ‘gasolinazo’ para el 30 de noviembre, cuando el 96 por ciento de la población tenga acceso a los precios liberados.

Explicó que cuando inicie la última fase de la Estrategia de Flexibilización del Mercado de Gasolinas y Diésel, los precios máximos que ha venido estableciendo la Secretaría de Hacienda dejarán de operar, pues el precio de cada litro de Magna, Premium y diésel comercializado estará determinado por la oferta y la demanda, como ocurre en Estados Unidos y Centroamérica.

Cuando el 1 de enero de 2018 todo el mercado quede liberalizado, México tomará como precio de referencia los valores de las gasolinas en Texas, que es el mercado más robusto de refinados en el mundo, aseveró.

Sin embargo, dijo, a ese precio habrá que agregarle el costo de internación, es decir la logística para trasladar los combustibles a las terminales de almacenamiento, además de los impuestos.Aseguró que las autoridades determinarán un incentivo para que los costos logísticos sean los más baratos posibles.

García Alcocer comentó que se estarán recibiendo diariamente los precios de cada gasolinera de la región y que en conjunto con otras autoridades se estarán supervisando para ver que haya un comportamiento razonable, buscando que las prácticas comerciales sean adecuadas.

Rechazan baja de precio de gasolinas

A finales de octubre, y luego de siete meses de mantener congelada la iniciativa ciudadana presentada por la diputada federal con licencia Ivonne Ortega Pacheco para reducir el 50 por ciento del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a combustible y gasolinas, la Cámara de Diputados desechó la propuesta, con los votos del PRI, el PVEM, el Panal y el PES, por considerarla inviable para las finanzas públicas del país.

Alejandro González Murillo, diputado de Encuentro Social, calificó como irresponsables las iniciativas de quienes promueven la reducción del IEPS, pues dijo que este es el momento en que el Gobierno federal requiere más recursos que nunca, y de reducir el IEPS implicaría dejar de recaudar 160,000 millones de pesos anuales. Su homólogo del PVEM, Javier Herrera Borunda, también se pronunció en contra de la reducción del IEPS, pues dijo que es necesario para reducir el uso de automóviles, y también los índices de contaminación.

En contraste, Vidal Llerenas, del Morena, criticó que el Gobierno federal pretenda un costo alto del precio de la gasolina, pero no promueva la modernización del sistema de transporte público. De igual manera, Minerva Hernández, del PAN, criticó que el Gobierno federal cobre dos impuestos al precio del combustible: dos pesos por IVA y cuatro pesos por IEPS.

 Se pronuncia secretario de Energía

Ante la ola de inconformidades por el precio cada vez más elevado de las gasolinas y el rechazo de los diputados a disminuir el costo de las mismas, así como la posibilidad de que Andrés Manuel López Obrador obtenga la Presidencia el próximo año, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, aseguró que la reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto tiene asegurado su futuro, porque su implementación y los contratos ya firmados no podrán revertirse.

Advirtió que el Gobierno que entre en 2018 debe respetar los contratos que ya fueron adjudicados en las diferentes rondas de licitación y subastas, que hasta ahora representan inversiones comprometidas por más de 80 mil millones de dólares, pues cualquier arbitrariedad podría derivar en conflictos en tribunales internacionales.

Aseguró que sería un “gigantesco disparate” pretender dar marcha atrás al capital ya comprometido para el desarrollo de proyectos de energías limpias, de exploración y explotación de petróleo y gas, así como para la construcción de nuevos gasoductos, generación de empleos y la derrama económica en diferentes regiones del país.

Aseveró que la siguiente administración debe dar continuidad al Plan Quinquenal de Hidrocarburos 2015-2019, así como a la construcción del mercado de gasolinas, electricidad, gas natural y gas LP, pues son proyectos de largo plazo que transcienden a un sexenio. “El plan quinquenal es indicativo, no es un plan obligatorio, pero la nueva administración está obligada a hacer su plan, de eso sí tiene obligación en la ley. Porque regresar a lo que fracasó en el pasado, es mala idea”, expresó.

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta