De veletas y rémoras

De veletas y rémoras

11
0
Compartir

Desde que el PRD dejó de lado su ideario, los Chuchos trasroscaron al partido y salieron corriendo los líderes honestos que lo formaron, se ampliaron sus posibilidades de unirse, de pegarse –más no amalgamarse- con cualquier tendencia política.

                Hoy, zalameros y coquetos, se unen al PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano (MC) para formar lo que todos ellos denominan pomposamente el Frente Ciudadano por México. De acuerdo, puede ser un frente mexicano, pero aunque tengan gobernados a muchos Estados, dista de ser “ciudadano”. Artilugio de palabras para obtener votos.

                Los dos partidos grandes de este Frente no tienen una historia muy democrática para elegir a sus candidatos. Se han apegado, para ello, a viejas prácticas impuestas desde las cúpulas: grupos clientelares, dedazos y/o designaciones desde arriba.

                La nominación de su candidato tendrá que pasar, forzosamente, por jaloneos, cabildeos y rupturas. ¿Se impondrá el más hábil, el más político, el más sabio? Como esos son bienes escasos en la política a la mexicana, lo obvio es que será quien más convenga a sus intereses.

                Se espera una lucha despiadada dentro de estos dos partidos para escoger a sus respectivos candidatos. Ahí se van a dar con todo. Los rudos serán los panistas Anaya vs. Margarita vs. MorenoValle. Los técnicos del PRD seránMancera vs. Barrales, a tres caídas. Y Dante, -carne fresca para las urnas- es demasiado delgado,no tiene siquiera los tamaños para ser réferi de estas contiendas.

                De triste y mediocre estadía en la escena política, MC nace de aquella argamasa llamada Convergencia por la Democracia que después fue sólo Convergencia. Apadrinado por el PRI, MC se autodefine como ´socialdemócrata de centro izquierda’. Demasiada pantalla para tan poca luz.

                Como otros partidos pequeños –chupadores del presupuesto- han sido rémoras de grandes tiburones como PRI, PAN o PRD. Y su líder Dante Delgado vive en las penumbras de la inmovilidad, de la mediocridad, de la falta de propuestas. Rémora, va a donde lo lleven. Desde ponerse de paje del Peje hasta  fungir como “damo” de compañía y comparsa de la derecha. No hay empacho.

                Fue “de ofrecido” con Morena para aliarse y ganar las elecciones. Sabedor, eltabasqueño lo toreó y lo dejó pasar hasta que en su deambular llegó con sus actuales aliados.

                Los claros orígenes de izquierda del PRD, hoy no existen más. Personajes de ambiciones desmedidas han dado al traste los objetivos para los que fue creado ese partido. Ser una verdadera opción de izquierda moderna, social, demócrata e incluyente.

                Miguel Ángel Manceray la ex aeromoza Alejandra Barrales, entre otros, han cerrado esa posibilidad con el fin de aliarse y llegar a la presidencia en el 18.

                El PRD, al perder su enfoque, su norte, se ha vuelto veleta y voltea para donde vienen los vientos. Aliados del PRI, y hasta del mismo Peña, la única vergüenza que conocen es dejar de percibir los altos salarios y las exquisitas canonjías.

                Comparte fortalezas y marcadores con el PAN, el cual gobierna 7 Estados: Baja California sur, Chihuahua, Tamaulipas, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y Puebla. El PRD gobierna en Michoacán, Morelos,Tabasco y la poderosa CDMX. Estos tres últimos en alianza con MC.

                MC no ha gobernado ningún Estado, pero tiene cuatro alcaldías en Jalisco.

                Y en esta cloaca revuelta que es la política a la mexicana, estos dos partidos –uno de derecha definida y el otro queriendo emular a papá PRI- gobiernan en coalición en Baja California, Durango, Veracruz y Quintana Roo. Es decir, 15 de las 32 entidades federativas.

                Pero lo que más les importa a estos políticos preocupados por “el bienestar ciudadano” es la cantidad de votantes que estos Estados les incorporan. Más de 41 millones, que representan el 47,7% de todo el país.

                De las 20 alianzas que han tenido estos dos partidos desde 1991, para distintos procesos electorales, han obtenido el triunfo en 10 elecciones, o sea, la mitad. Esta alternancia, vista desde afuera, parece representar logros en cuanto al ejercicio de la democracia.

                Pero la democracia es ejercer el gobierno en beneficio de la ciudadanía, es administrar los recursos de la gente para hacer crecer las posibilidades de educación, salud, vivienda o empleo. En sus gobiernos no han escuchado al ciudadano y han estado ajenos, lejanos a sus necesidades.

                En reciente entrevista por televisión, los tres adoptaron un libreto previamente establecido: “nuestra prioridad es el bienestar ciudadano”.

                Por qué creerles, nunca antes se habían interesado en el tema, su repentina preocupación y su ‘ciudadanización’ más huele a farsa para ganar poder y dinero disfrazado de presidencia de México.

 

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta