De violentas figuraciones, la nueva edición de la Gaceta y de...

De violentas figuraciones, la nueva edición de la Gaceta y de yerros de imagen pública

8
0
Compartir

Si bien esta columna parece ser la cuarta parte del Cajón de Sastre, no lo es en realidad. Es, si mucho, extensión de la pasada entrega, pero nada más. Quizá algún lector arguya que el texto tiene el carácter propio de una cuarta parte, pero se trata de un asunto de percepción, como el desborde de la violencia en el norte de Quintana Roo, que parece que existe, que a diario cobra vidas, pero son meras figuraciones.

         Razón tiene don Miguel Ángel Pech, fiscal del Estado, al afirmar orondo –no podría ser de otra manera- que el delictivo ascenso no es real, ya que el volumen de delitos de este 2017 es similar al del 2016, año en que las cifras judiciales fueron maquilladas por lacayos de Roberto Borge Angulo. Es decir que estábamos sumidos en un lago de sangre, pero no nos habíamos dado cuenta. Puras figuraciones.

         Acaso el tropo un ‘lago de sangre’ suene excesivo, pero el giro evoca uno de los mejores pasajes de Macbeth, la obra de William Shakespeare, donde este dice: “inmerso en este lago de sangre, es mejor alcanzar la otra orilla que regresar”. Debe decirse que el ‘este’ equivale al personaje y no al autor, pero la idea es la misma. La cita, además, da fineza a la columna; le da esplendor, aunque ni la limpia ni la fija.

         Se aclara que El Escriba no corresponde a nada, pero de corresponder a algo, lo haría a la Academia Mexicana de la Lengua, la que a su vez no corresponde a la Real Academia de la Lengua Española, que tiene sede en el madrileño barrio de Los Jerónimos y en cuyo frontispicio puede leerse “Limpia, fija y da esplendor”. Debe decirse que al frontispicio que se alude es al del edificio, no al del barrio, que no lo tiene.

         ¿Por qué la academia mexicana, igual que la colombiana, no corresponde a la española? Don Raúl Prieto, el notable lingüista mexicano también conocido como Nikito-Nipongo habría contestado un seco: nosotros hablamos español con corrección, mientras ellos boquean la castellana jerigonza y los tacharía de polvorientas momias, incluidos Arturo Pérez Reverte y Ana María Matute, excelentes novelistas.

         Bien podría exponerse aquí el por qué es un barbarismo de facto decir que en los más de los países latinoamericanos se habla castellano, pero ese es tema farragoso que tiene que ver más con la política que con la lingüística. Sin llegar a la cáustica ferocidad de Nikito-Nipongo, El Escriba anota  que tratar con los apolillados socios de la real cofradía da mucha flojera y además, quizá no entiendan el discurso.

         Mas tornemos al párrafo inicial. Sea como fuere, el cajón de sastre termina en esta entrega.  El Minotauro se halla enfrascado en la lectura de la nueva edición de la Gaceta del Pensamiento y sabido es que le irrita que le molesten. Por lo que toca a Ariadna, Marilyn Calipigia y Teseo se encuentran descansando de la aventura de Sevilla, que los dejó agotados.  En el dédalo apenas si se oye el viento por los corredores.

         El Héroe sí que tiene buena lectura con la nueva entrega de la Gaceta, que en este número celebra la designación de Pricila Sosa como rectora de la Universidad del Caribe, quien habla de sus proyectos a corto plazo. A esta charla la sigue un sesudo artículo del doctor Carlos Manuel Vázquez, de la Universidad de Quintana Roo, quien diserta sobre la figura del liderazgo en Don Quijote de la Mancha.

         En el pensamiento político escribe Christopher Ference  quien diserta sobre Bernie Sanders y la postergación de un sueño norteamericano; Francisco Pinzón toca con agudeza el tema de la web: la tragedia de la ‘ballena azul’, en tanto que, siguiendo en la red, Alberto Rodríguez explica lo que hace Cuba contra el narcotráfico, sin tener que llegar como en México a las armas y a la violencia.

         Por lo que atañe a la belleza literaria la edición tiene los versos de dos grandes poetas: Ángeles Fernangómez, de España, y Roberto López Moreno, de México, además de la clara prosa de Jorge Cocom Pech, quien en el 2016 fuera considerado poeta del año en The Americas Poetry Festival of New York; la pluma espléndida de Norma Quintana nos lleva por la ruta literaria de Chetumal, “una ciudad mutante…”

         Roberto Estrada Vega aborda en la edición el tema de los festivales culturales, esencia y objeto. Para qué hacerlos, nos pregunta en interesante texto. Además, se presenta el primer texto de una serie en los que se tocará, desde nuevos puntos de vista, el tema de los sacrificios humanos en Mesoamérica. Peter Hassler, de la Universidad de Zúrich, opina que sólo se trata de un mito…

         En el área de las artes visuales, Daniela Palacios brinda lo más nuevo de su pintura, donde feminidad y fantasía cantan al amor; de la misma paleta nace también la portada de Ángel de luz y sombra, el nuevo número de la serie los Cuadernos de la Gaceta, en el que la escritora Macarena Huicochea juega, hace malabares y orfebrería con personajes dignos de ‘El Jardín de las Delicias’ de El Bosco.

         Así pues, es mejor dejar a la troupe cretense en sosiego y abordar un tema más mundano: a unas pocas semanas del primer Informe de Gobierno de Carlos Joaquín González, año alejado de la tersura por él esperada, en los medios impresos y electrónicos ha comenzado la campaña oficial que ensalza sus logros o, si quiere el escéptico, sus pretendidos logros a lo largo de los últimos doce meses.

         Claro está, la vanguardia de la publicidad oficial la lleva el logrado equilibrio financiero del Estado, de menos en los dos años próximos, y en segundo sitio la persecución judicial contra de Borge Angulo y sus principales cómplices, varios de ellos amparados. Recién el Congreso estatal anunció otro nuevo paquete de acusaciones en contra de ex funcionarios, si bien sus aprehensiones no se han dado.

         El informe, como se sabe, es un añejo ritual no sólo de la política mexicana, sino de la política de todo el mundo. La “feria de vanidades”, como la llamara el poeta Salvador Novo. Con todo, a los responsables de la publicidad les conviene hacer alarde de templanza, es decir, de tener a la moderación por grande virtud en sus mensajes al responsable so pena de caer en desatinos si no es que en el franco ridículo.

         Esto viene a cuento por la información recién difundida por el Gobierno estatal en la que se dice que, de acuerdo con la última encuesta del INEGI, el organismo encargado de las estadísticas oficiales, Quintana Roo es la novena entidad del país con mayor ingreso por hogar con cerca de diecisiete mil pesos por mes, ni más ni menos, y por encima de la media nacional que apenas es de quince mil quinientos pesos.

         Sí, leyó bien: el promedio de ingresos por hogar en esta entidad es de casi 17 mil pesos –con exactitud es de 16 mil 856 pesos-; mil pesos más que la media nacional. Claro que se trata de un manejo doloso del INEGI, uno más podríamos decir, pero el caso es que sus estimaciones resultan ofensivas para quienes viven en los crecientes cinturones de miseria de las ciudades y sobra decirlo, en las zonas rurales mayas.

         Aunque sea una información emitida por una instancia oficial, lo que le da relativa validez, no se debe dejar de lado la ponderación. ¿Quién, en sus cabales y viendo escenarios de miseria por doquier, osa decir que el ingreso medio por hogar estatal es de casi 17 mil pesos? Difundir tales mensajes, de entrada, resta seriedad a la propia campaña publicitaria. La pregunta es retórica, desde luego.

         A guisa de colofón se felicita con amplitud a la diputada Eugenia Solís Salazar y a la activista Flor Tapia Pastrana, de la asociación Por Un Mejor Quintana Roo, por llevar a la XV Legislatura la iniciativa de reforma de la Ley de Protección y Bienestar Animal, la que entre otras cosas contempla la prohibición expresa de las peleas de gallos y las corridas de toros en toda la entidad.

         Asimismo, la iniciativa atiende las necesidades sociales derivadas de la tenencia de mascotas y propone medidas más eficaces para la atención del problema de salud que implica la  proliferación de la fauna callejera, en específico de perros y gatos. Se busca también que se extienda la práctica de la esterilización de los animales domésticos y callejeros y que su sacrificio –por llamarlo así- sea indoloro. Enhorabuena

 

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta