Diez genios que quedan tras la muerte de Stephen Hawking

Diez genios que quedan tras la muerte de Stephen Hawking

95
0
Compartir

Stephen Hawking nació un 8 de enero, el mismo día en que murió Galileo Galilei y falleció un 14 de marzo, fecha del nacimiento de Albert Einstein. Sumado a esto su muerte se dio el mes 3 y el día 14, que en matemáticas se conoce como número Pi (3,14). Cosas de genios.

Galileo se dio cuenta de que la Tierra no estaba en el centro de todas las cosas, Einstein cambió el mundo con su teoría de la Relatividad y Hawking demostró que el origen del Universo estuvo marcado por un Big Bang y sacó del anonimato a los agujeros negros.

Pero, además, desafió todos los pronósticos médicos, que no le daban más de dos años de vida, a sus 21, cuando fue diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica. Vivió 55 años más.

Curioso desde niño por el funcionamiento de las cosas, construía modelos de aviones y de barcos, en Highgate, donde residía la clase intelectual británica. Durante sus primeros años de carrera en Oxford estudiaba poco, pero ganaba todas las pruebas. En ese momento él pensaba que la genialidad consistía en mostrar el mínimo esfuerzo. Luego sabría que no era así.

Tenía un coeficiente intelectual (CI) de 160, pero sus movimientos empezaron a ser torpes. En su último año en Cambridge se cayó de las escaleras, después tropezó, mientras esquiaba en una Navidad en casa, y nunca más volvió a levantarse.

Comenzó a escuchar música de Wagner y aunque perdió, por un tiempo, la voluntad para seguir sus investigaciones en Cambridge, entendió que debía esforzarse más por vivir, al punto que escribió un ensayo que ganó el Premio Adams. Este significó el primer gran paso en sus investigaciones y la base del libro (con George Ellis) ‘La estructura a gran escala del espacio-tiempo’.

Dicha obra lo llevaría a grandes hallazgos, como la radiación de Hawking, que consiste en la teoría comprobada de que los agujeros negros no permanecen así para siempre, sino que lentamente se ‘difuminan’, perdiendo su energía al emitir radiación.

“Para mis colegas, soy solamente otro físico, pero para el público en general, me he convertido en, posiblemente, el más conocido científico del mundo. Esto es, en parte, porque los hombres de ciencias, aparte de Einstein, no son ampliamente conocidos, y porque encajo en el estereotipo de genio inválido”, bromeaba.

Tras la muerte de Hawking, a los 76 años, muchos se preguntan sobre los genios que aún viven y los que están por nacer. Para citar un ejemplo, Craig Venter, biólogo y empresario estadounidense, quien descifró el genoma humano, creó el primer genoma artificial de una bacteria. Y ahora va por el mundo navegando a bordo de su yate para explorar la diversidad genética de los mares. Polémico por haber patentado la primera forma de vida (artificial) creada por el ser humano, (Mycoplasma Laboratorium), no deja de ser genial.

Las mujeres también han ocupado un lugar de distinción en el top de las ‘genialidades’. Judit Polgár venció en 2002 a Garry Kasparov, el ajedrecista que más tiempo estuvo de primero en el ranking mundial y tiene un CI de 190.

Con 170 de CI, Polgár ganó el título de Gran Maestro Internacional a los 15 años. Es la única mujer que estuvo entre los diez primeros ajedrecistas de la clasificación mundial. Aprendió a jugarlo gracias a su padre, quien ideó para sus hijas un programa educativo en donde el deporte ciencia era el centro. Sus hermanas también son maestras internacionales, él insistió en que no participaran en torneos femeninos, solo en mixtos. Judit ya se retiró del ajedrez de competición.

Otro tipo genial, con el mismo CI de Judit, Andrew Wiles, le rompió la cabeza a sus colegas al resolver el problema matemático más difícil del mundo: el teorema de Fermat.

Y en Hollywood no hay solo acosadores, también hay genios que se sienten tontos, como Rick Rosner, guionista de televisión con un CI de 192. “Siempre he pensado que mi inteligencia es una compensación por mi falta de habilidades comunicativas”, dice este hombre con grandes habilidades para la matemática y la física.

También está James Woods, politólogo con un CI de 180, que declinó su otra carrera, la de cirujano, para dedicarse a la actuación. Su madre, sin mucho entusiasmo con la idea, le dio la bendición a su hijo genio, quien obtuvo una puntuación de 1580 en sus pruebas de acceso a la universidad, incluyendo una nota perfecta (800) en el examen verbal. Ha sido ganador de tres Emmy y nominado a un Óscar.

Cualidades geniales

Para su libro ‘Creatividad’, el profesor Mihaly Csikszentmihalyi entrevistó a 91 genios, de todas las disciplinas, incluyendo a 14 premios Nobel. Concluyó que las mentes brillantes que logran creaciones excepcionales, poseen dos cualidades, curiosidad y determinación.

Un estudio del profesor de la Universidad de California en Davis, Dean Keith Simonton, que se basó en los expedientes académicos de más de 300 genios, nacidos entre 1450 y 1850, como Leonardo da Vinci, Galileo, Beethoven o Rembrandt, determinó cuánta educación formal había recibido cada uno y midió sus niveles de eminencia a través de sus obras. Los genios más destacados eran quienes recibieron educación media, como diplomados, mientras que quienes tuvieron una mayor o menor educación eran menos creativos.

Los genios que más se destacan siguen estudiando, pero son autodidactas y adictos al trabajo. Según el crítico literario V.S. Pritchett, se esfuerzan, “nunca dejan de trabajar y no pierden un minuto”.

De acuerdo con el psicólogo Howard Gardner, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2011, Picasso, Freud o Stravinsky tenían una similitud en su forma de trabajar, basada en el ensayo y error. Analizaban un problema, buscaban la solución, la probaban y generaban una retroalimentación. Las mentes creativas son las más metódicas, dice el psicólogo.

Son sacrificados, solitarios y, a veces, neuróticos. Siempre piensan en sus obras y eso implica el sacrificio de su vida personal. Según Csikszentmihalyi, la mayoría de genios son marginados en la adolescencia, “su intensa curiosidad e intereses muy focalizados resultan extraños a sus compañeros”.

Los genios se desviven por su trabajo y no se entregan a él por dinero, según Dan Pink en su libro ‘La sorprendente verdad sobre qué nos motiva’.

Terence Tao

Nació en Australia. Tiene un IQ de 230. A sus 2 años enseñó matemáticas e inglés a un niño de 5. Desde los 24 años es profesor de matemática en la UCLA. Publicó un borrador (en 2004) que demostraba el teorema de Green-Tao, que afirma que existen infinitas progresiones aritméticas de números primos arbitrariamente largas.

Christopher Hirata

Con 36 años y un IQ de 225. A sus 13 años fue el más joven acreedor al oro en la Olimpiada Internacional de Física y a los 22 tenía su doctorado de la Universidad de Princeton. Investiga la energía oscura, la aceleración del Universo, la lente gravitatoria, el fondo cósmico de microondas y la época de re-ionización.

Valentina Tereshkova

La cosmonauta rusa fue la primera mujer en el espacio en 1963 que completó 48 órbitas a la Tierra en 3 días. Hay un cráter de la luna que lleva su nombre. El programa de EE.UU. empleó a varias genios de las matemáticas que ayudaron en el primer alunizaje e inspiraron la película ‘Talentos ocultos’.

Noam Chomsky

La lingüística actual no podría entenderse sin sus estudios. Nacido en Filadelfia, en 1928, descubrió la jerarquía de Chomsky, clasificación de lenguajes formales importantes en la teoría de la computación. Dice que tenemos una ‘gramática interna’ que nos permite hablar y entender el lenguaje.

Tim Berners-Lee

Británico, padre de la Web, invento más revolucionario de la comunicación, desde la imprenta de Gutenberg. De padres matemáticos, se graduó en física a los 21 años. En su libro ‘Tejiendo la red’, explica qué la tecnología web es libre y gratis.

Malala Yousafzai

Recibió el Nobel de la Paz en 2014, a los 17 años, siendo la más joven en ganarlo. Comenzó su lucha por la educación de las mujeres a los 11 años en Pakistán. Escribía en un diario-blog anónimo que publicaba en la BBC de Urdu sobre su deseo de estudiar, y el terror de ir a clases, luego que los talibanes le dispararon en la cara cuando volvía en autobús de la escuela. Ahora vive en Inglaterra.

Phiona Mutesi

Una de las más jóvenes genios de la historia, creció en Katwe, una zona deprimida de la capital de Uganda, Kampala. Cuando tenía 3 años, su padre murió de Sida, y su hermana falleció después. A los 6 años tuvo que dejar la escuela, pero buscando lograr una vida mejor, aprendió ajedrez. A sus 16 años, se convirtió en Candidato a Maestro (CM), tras la Olimpiada de Ajedrez de 2010. Inspiró la película ‘Queen of Katwe’.

Kim Ung-Yong

A los 8 años de edad ya trabajaba en la Nasa y a los 16 ya tenía un doctorado en física. A los 4 años resolvía cálculos integrales y diferenciales. Con un CI de 220, el coreano demostró en un programa de TV su habilidad como políglota. Fue estudiante invitado de física en la Universidad de Hanyang desde los 3 años.

James Watson

Biólogo estadounidense, descubrió la estructura de la molécula de ADN (con Francis Crick), lo que le valió el Nobel en Fisiología o Medicina. Ha hecho declaraciones polémicas de las que se ha excusado, alegando que fue tergiversado, que no llamó a África “genéticamente inferior”, y que cuando dijo que las mujeres podrían abortar si los análisis preparto mostraran que su hijo iba a ser homosexual, era hipotético.

Gloria Steinem

Periodista y escritora judía estadounidense, referente del movimiento feminista estadounidense a finales de 1960 y principios de 1970. Una de las fundadoras de la revista Ms Fue diagnosticada de cáncer de mama en 1986. No tuvo hijos por elección.

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta