El adelantado

El adelantado

28
0
Compartir

La Corona Española ofrecía el término Adelantado a aquellos osados hombres que cruzaban los océanos en busca de riqueza para el trono, y de fama y fortuna para ellos mismos.

Nuestro Adelantado moderno supo levantar un Tsunami que anegó todos los rincones de la Patria y ese fue el factor dominante, el denominador común para levantar a los dormidos y al tiempo apaciguar los ánimos contrarios  que se hirvieron durante meses.

                La aplastante urna, el voto arrasador, las tempranas declinaciones de los contendientes, los conatos de fraude frustrados, esa necesaria identificación con el líder, los amores y pasiones únicos, apaciguaron el ambiente de manera rápida para beneficio del país.

                Un factor determinante fue el llamado telefónico de Trump a López Obrador, felicitándolo por su triunfo. No es gratuita ni políticamente correcta esta llamada, se trata de una visión genuina, salida de una lógica conjetura política.

                Tenemos que olvidar el viejo lenguaje de izquierdas y derechas, hoy la gente se define como nacionalista o globalizada. Y pudiéramos estar hablando del “modernismo del post modernismo”.

                Los que defienden el mercado interno y lo protegen para poder vender sus productos en un mercado más o menos igualitario y aquellos que creen que el libre mercado neoliberal es el mejor proyecto económico, a pesar del despojo de los bienes y el arrasamiento de los recursos naturales.

                Trump sabe que AMLO es un nacionalista y eso le alcanza para entender que, como él, ve con buenos ojos la inversión pública y privada para generar puestos de trabajo, mover el mercado interno, promover un mayor ahorro y en términos generales, la bonanza para México.

                Pero en términos muy particulares, el presidente gringo está dichoso con la idea de que los violadores, asesinos y traficantes del sur, se quedarán felices trabajando en tierras lejanas y él obtendrá el voto de la reelección.

                Vicente Fox, neoliberal y acérrimo enemigo de AMLO, hoy lanza en las redes un tono cordial, conciliador. Lo felicita y le aconseja cómo hacer para que el dinero alcance, el poco dinero con que cuenta para gastos de gobierno, inversión pública e infraestructura. Y le envía cariños.

                Dice el expresidente que hay muchas necesidades y pocos recursos, muchas ganas de hacer y una realidad que enfrentar. En eso no se equivoca.

                La debacle de los dos partidos opositores y el raquitismo de los partidos rémora también fueron factor decisivo para el abrazador triunfo morenista.

                El PRI se desmorona. Ha sido su peor momento al quedarse con mínimos espacios políticos y quedar como tercera fuerza política. El primer retroceso fue hace 30 años, cuando pasó de una votación de 70.99% con Miguel de la Madrid a 50.36% con Salinas de Gortari.

                El siglo pasado se hablaba del ‘carro completo’ del PRI, todos los votos en todos los puestos de elección. Triunfos debidos a la sujeción que hacía el gobierno de los órganos y autoridades electorales.

                Este carro completo de Morena no tiene objeciones, la imparcialidad ha sido reconocida por todos y el INE de Córdova, a pesar de las sospechas, no pudo o no quiso meter mano negra a favor de las inercias históricas y malsanas.

                Morena tendrá la mayoría en las dos Cámaras, podrán aprobar sin aspavientos ni raspones diversas legislaciones como la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos. Las curules son tantas que se acerca a la mayoría calificada, la cual podrá efectuar modificaciones constitucionales.

                En caso de que se mantengan unidos tanto diputados como senadores de los partidos de la coalición Juntos Haremos Historia, necesitarían sólo 31 votos en San Lázaro y 16 en el Senado para alcanzar la mayoría calificada de dos tercios.

                Otro factor determinante para apaciguar los ánimos fue el concilio entre Peña Nieto y López Obrador. Así debe ser. Se garantiza el buen transcurso del pase de estafeta, se garantiza la paz, la estabilidad de los mercados, las inversiones nacionales y extranjeras.

                Se adelanta sabiamente AMLO y hace gobierno al contactar a los factores reales de poder y explicar sus planes de Gobierno en absoluto respeto a la propiedad privada y a los negocios.

                Se adelanta AMLO con sus discursos conciliatorios a los dueños del dinero, a la clase política y a los votantes.

                Se adelanta AMLO y todos esperamos que el pueblo acompañe al Adelantado.

 

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta