El gobernador CJ ante su Segundo Informe y la ineludible irrupción política...

El gobernador CJ ante su Segundo Informe y la ineludible irrupción política de Morena…

196
0
Compartir

Cuando el gobernador de Quintana Roo Carlos Joaquín González presentó hace un año su Primer Informe de Gobierno, contrario a lo que ocurre en la víspera de su Segundo Informe, las condiciones políticas no podían ser mejores para su gestión.

Ya para entonces había logrado el control del Congreso del Estado, no obstante que la coalición que encabezó el PRI en la elección de 2016 tenía mayoría en esta XV Legislatura; todavía no se percibían los efectos negativos de la reestructuración de la deuda estatal; se habían echado para abajo las reformas constitucionales con las que pretendieron blindarse los integrantes del Gobierno saliente que encabezó Roberto Borge Angulo; y los titulares de las dos instancias fundamentales para el combate a la corrupción en que éstos incurrieron, habían renunciado a sus cargos no obstante que ganaron la batalla legal por su cuestionada designación.

Además, meses antes de la presentación de su Primer Informe, el gobernador Carlos Joaquín había visto coronada su campaña contra la corrupción cometida durante el Gobierno estatal que lo antecedió, con la aprehensión del exgobernador Borge Angulo en Panamá por parte de la Procuraduría General de la República (PGR).

No parecían pintar mejor las cosas para su Gobierno en ese primer año de gestión.
Políticamente el priismo quintanarroense se había disminuido como principal fuerza política organizada y sus liderazgos estaban más preocupados por pasar desapercibidos o verse cercanos a su sombra, que en presentar un frente de resistencia para recuperar la presencia y los espacios perdidos en la elección estatal de 2016.

El panorama pues, en septiembre de 2017, parecía que ni pintado para la consolidación política del grupo y los partidos que con el Gobernador Carlos Joaquín habían desplazado al priísmo del poder estatal de manera legítima y con el respaldo de la mayor parte de la ciudadanía quintanarroense.

Fuera de los últimos dos antecesores en la gubernatura, el gobernador Carlos Joaquín y sus principales asesores y colaboradores no veían mayor obstáculo a su proyecto de Gobierno y para la trascendencia del mismo más allá de los seis años que le corresponden constitucionalmente.

Por eso sus principales colaboradores se apuntaron como aspirantes favoritos a las candidaturas de la campaña federal pasada, pensando que la misma los catapultaría a la sucesión estatal de 2016.

No veían a Morena en el escenario político electoral de Quintana Roo o si lo vieron, lo menospreciaron, pues no era para ellos sino una banda de tránsfugas de otros partidos, que si bien se percibía numerosa en simpatizantes, se exhibía desorganizada y confrontada entre sí y muy dependiente de la influencia y arrastre que lograra su candidato presidencial, el hoy Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador.

Hoy, sin embargo, tras los resultados de la elección del primer domingo de julio pasado, que dieron al traste con las aspiraciones sucesoras y hasta con la carrera política de algunos de sus aliados y compañeros de la campaña de 2016, el panorama político no es nada halagüeño para su gobierno en el futuro inmediato.

Se espera por eso que su Segundo Informe sea un parteaguas para el Gobierno que encabeza, que ahora tiene en Morena y la diversa composición de sus fuerzas vivas en Quintana Roo, la principal complicación política a resolver, después de los problemas financieros y de seguridad pública que trascienden ya las fronteras del estado y del país.

El problema no lo tendrá en el ejercicio gubernamental con el Gobierno federal que encabezará López Obrador, pues son muchas y fundamentales las coincidencias que comparten. En lo político, sin embargo, tendrá que ver la manera de hacer valer esas coincidencias con el Gobierno lopezobradorista en las relaciones que establezca con los integrantes del morenismo, que lo mismo tienen bajo su control los Gobiernos de los principales Municipios quintanarroenses que la representación legislativa del Estado en el Congreso de la Unión. Pero que además tienen la intención ganarle el Congreso del Estado el próximo año y más de uno de sucederlo antes o después del término de su gestión.

De ahí pues que la importancia del Segundo Informe del gobernador Carlos Joaquin, más que en lo que Informe, estará en decisiones políticas que tome tras su presentación…

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta