El morenismo: ¿será ola o tsunami en la elección de Quintana Roo?

El morenismo: ¿será ola o tsunami en la elección de Quintana Roo?

19
0
Compartir

         La mayor certidumbre política que prevalece hoy en día en torno a las elecciones federales y municipales que se registrarán en Quintana Roo el próximo primer domingo de julio es que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y su candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador serán los ganadores. Ésta la tienen los principales dirigentes políticos de la entidad, incluidos los dirigentes de los partidos adversarios del morenismo.

         Lo único que no calculan bien aún, es la dimensión que tenga el triunfo electoral de la coalición morenista “Juntos Haremos Historia”. En elecciones presidenciales pasadas, la influencia que tuvo el candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador, pese a que él ganó abrumadoramente en la entidad, no fue suficiente para arrastrar al triunfo a los candidatos a senadores y diputados federales, salvó en un Distrito ubicado en la ciudad de Cancún.

         La marca partidista del PRD como partido preponderante en las alianzas que postularon a López Obrador en 2006 y en 2012, nunca pudo superar los 20 puntos porcentuales en las preferencias electorales previas a cada elección, no obstante que su candidato presidencial se mantuvo siempre por arriba de los 30 puntos en la intención del voto.

         Sin embargo, en esta elección federal que será concurrente con la elección municipal, las cosas parecen estar pintando para que el arrastre del lopezobradorismo lleve a la victoria en varias plazas municipales, si no es que en todas, a los candidatos  de “Juntos Haremos Historia” en todas las posiciones en juego.

Para el caso de las posiciones federales, como son la propia Presidencia de la República, las cuatro diputaciones que corresponden a la entidad y las dos de mayoría relativa para el Senado de la República, es fundamental el resultado que obtenga cada coalición y partido en el municipio de Benito Juárez, donde se concentra poco más del 47 por ciento de los electores quintanarroenses.

Esta plaza tan importante, tanto en lo económico, como en lo político, pero más en lo electoral, fue abandonada por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) actualmente en el gobierno municipal de Benito Juárez, desde antes de iniciar el proceso electoral, al renunciar el presidente municipal  Remberto Estrada Barba a la reelección.

Y cuando falta apenas un mes de campaña efectiva,todavía no hay quien la encabece por parte de la coalición oficialista “Por Quintana Roo al Frente” que integran los partidos Acción Nacional (PAN); el de la Revolución Democrática (PRD); y Movimiento Ciudadano (MC).

Si a eso se suma que también se descabezó la campaña del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al rescindir el Tribunal Federal Electoral (Trife) la candidatura del croquista Mario Machuca Sánchez a la presidencia municipal por la alianza partidista “Todos por Quintana Roo”, conformada por el PRI, PVEM y el Partido Nueva Alianza, prácticamente le quedó el espacio abierto a los candidatos de “Juntos Haremos Historia” para consolidar e incrementar el caudal de votos a favor el día de la elección que ya les están augurando las encuestas a estas alturas.

Y una diferencia de votos muy holgada en Benito Juárez a favor de los candidatos morenistas a las posiciones federales en juego, prácticamente le daría el triunfo en la elección de senadores y la presidencial, no digamos de las dos diputaciones que están contenidas en la geografía municipal.

En otras regiones y Municipios de Quintana Roo hay más evidencia de lucha entre los candidatos de los partidos con mayor presencia histórica en la entidad y los que postuló el morenismo. Sin embargo, su principal reto es evitar el arrastre electoral de López Obrador y el de la marca Morena, que en esta elección sí se registra en intención del voto a la par que el que está registrando la candidatura presidencial.

En Quintana Roo Morena no tiene donde perder, porque lo único que le puede pasar es ganar en esta elección concurrente que viene. Como fuerza política en emergencia en la entidad, es el mayor riesgo que tienen los candidatos de las coaliciones rivales, desde Othón P. Blanco hasta Lázaro Cárdenas, porque la marca acompaña ya al candidato presidencial López Obrador en las preferencias del electorado quintanarroense.

Y si a nivel nacional se está viendo ya una gran ola del morenismo, en Quintana Roo lo que se observa ya es un gran tsunami que amenaza con barrer  los Municipios y distritos del norte turístico…

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta