El proceso electoral en Cancún inicia con un PRI-PVEM impopular e indeciso,...

El proceso electoral en Cancún inicia con un PRI-PVEM impopular e indeciso, un PAN-PRD fracturado por las imposiciones y una candidata del Morena que, según las malas lenguas, parece ya haber pactado su derrota

51
0
Compartir

En este proceso electoral 2018, el Municipio de Benito Juárez es el principal objetivo a ganar por las tres coaliciones partidistas. Y esto no sólo por los 3 mil 600 millones de pesos del presupuesto al año que ejerce, sino porque prácticamente definiría la línea a seguir en la sucesión gubernamental del 2022. Sin embargo, incluso al interior de las alianzas existen disputas por saber quién “tiene el derecho” a imponer a su candidato para abanderar las planillas. El Partido Verde Ecologista de México asegura que en un contexto nacional, Benito Juárez les pertenece; por tanto debe ser uno de los suyos quien ocupe el lugar dejado por el actual alcalde, Remberto Estrada Barba, quien recién anunció que no buscará la reelección. El PRI, por su parte, ha levantado la mano para cubrir dicha vacante, argumentando el peso de su partido. Su interés recae en que una victoria en Cancún significaría una resurrección política suficiente para enfrentar los procesos venideros. La coalición PAN-PRD enfrenta una división mayor. Al principio sus dos aspirantes por la candidatura municipal eran Frank López (exdirector de Turismo Municipal e hijo del secretario de Gobierno Francisco López Mena) por el PAN, y el diputado local Emiliano Ramos Hernández por el PRD. Después de que el primero se “bajara” de la contienda interna y que los acuerdos aliancistas dieran al PRD la candidatura de la alianza en Benito Juárez, era casi un hecho que Ramos se convirtiera en el ungido. Sin embargo, a mediados de septiembre pasado se barajeó la incursión de un actor político que lo cambió todo: José Luis Toledo Medina, ‘Chanito’, uno de los más fuertes aliados (y amigos) de Roberto Borge durante su sexenio. Al principio no era claro el camino que iba a seguir el diputado federal: se hablaba de que sería el candidato de Andrés Manuel López Obrador en Solidaridad, o quien encabezaría la fórmula al Senado por el PRI. Pero la posibilidad que más revuelo causó, fue que era una de las cartas fuertes del gobernador Carlos Joaquín para el Municipio de Benito Juárez, ya que supuestamente la relación entre ambos había mejorado y el mandatario estatal consideraba que era el único que podría dividir el electorado de Cancún lo suficiente para darle el triunfo. Claro que lo anterior causó molestia entre las filas panistas y perredistas, aunque al final la mayoría del PAN terminó por aceptar dicha posibilidad, reconociendo a Carlos Joaquín como su líder natural y, por tanto, quien tenía la última palabra. Saben que hacer lo contrario significaría perder varios espacios y la sindicatura por la que tanto han luchado. El PRD, por otro lado, afirma que cedió demasiado, aunque la realidad es que carecen de un candidato competitivo. Por su parte la alianza del Morena, Encuentro Social y Nueva Alianza ha cerrado filas en torno Mara Lezama, aunque todavía existe la duda de que la también periodista no realice el trabajo de campaña necesario para ganar, y que incluso ya pactó su derrota.

El proceso electoral en Cancún inicia con un PRI-PVEM impopular e indeciso, un PAN-PRD fracturado por las imposiciones y una candidata del Morena que, según las malas lenguas, parece ya haber pactado su derrota

Javier Ramírez

La alianza PRI-PVEM tiene la seguridad de que mantendrá el Ayuntamiento benitojuarense en sus manos, basado en los resultados electorales de los últimos seis años.

Y es que de acuerdo con las estadísticas, en el 2016 la coalición PRI-PVEM-Panal obtuvo 80 mil 23 votos, contra 49 mil de la alianza PAN-PRD y 52 mil de los partidos Morena, PT y Encuentro Social juntos.

En el 2013 las cifras fueron similares, cuando obtuvo la victoria en ese entonces el priista Paúl Carrillo con 89 mil 145 votos contra 37 mil de su más cercano competidor.

Sin embargo, aún no se define si será un priista o un verde-ecologista quien abandere la alianza. Hasta inicios de este año era un hecho de que Remberto Estrada buscaría la reelección como alcalde, pero las encuestas de febrero demostraron que su porcentaje de aceptación entre la población de los benitojuarenses es de apenas 18 por ciento, producto de las medidas impopulares llevadas a cabo durante su administración (como el aumento del número de plazas que cobran estacionamiento) y el azote de la inseguridad.

El 28 de marzo pasado, el propio Remberto ofreció una conferencia en la que informó a los medios que no participaría en el proceso electoral 2018. De acuerdo con la dirigencia nacional del PVEM, será José de la Peña Ruiz de Chávez (dirigente estatal de dicho partido) quien será designado candidato de la alianza, pues ya existe un acuerdo nacional que estipula que Benito Juárez pertenece al Partido Verde.

El Morena y su temor por Mara Lezama

Las candidaturas más codiciadas en estos momentos son las que ofrece el Morena, aprovechando el ‘empuje’ que ofrece la figura de Andrés Manuel López Obrador, quien por tercera vez buscará la Presidencia de la República.

En un principio Gregorio Sánchez Martínez, dirigente estatal del Partido Encuentro Social, había exigido ser el candidato de la coalición Juntos Hacemos Historia para la presidencia municipal de Benito Juárez, luego de que le fuera negado formar parte de la fórmula al Senado.

Sin embargo, la balanza terminó por inclinarse hacia la periodista Mara Lezama, ante lo cual Greg Sánchez declaró que “no debe ser la candidata, porque Mara Lezama no tiene la capacidad ni las agallas para enfrentar un proceso electoral”, e incluso hasta amenazó con retirar al PES de la coalición ante lo que él señaló era “un agandalle de las candidaturas”. Pero al final Greg fue ‘amansado’ con la candidatura a la diputación federal por el Distrito 3.

Juntos Haremos Historia tiene al menos 50 mil votos seguros en Benito Juárez, más aquellos que se sumen gracias a la figura de Andrés Manuel López Obrador. Con 30 mil votos más es casi segura su victoria, pero al igual que Greg Sánchez, muchos dudan de la capacidad de Mara Lezama.

Varias son las razones que generan incertidumbre hacia la exlocutora de Radio Turquesa, empezando por su tendencia a ‘ocultarse’, como si no quisiera a darse a notar, todo lo contrario a lo que un candidato haría.

En primera, Mara Lezama fue la única candidata del Morena que no asistió a la sede oficial en Chetumal para registrarse como aspirante. De hecho, le tuvieron que abrir una oficina alterna en Cancún para que se inscribiera, evadiendo a los medios de comunicación y simpatizantes.

Tampoco ha emitido alguna postura respecto a su candidatura, más que una escueta declaración a mediados de marzo en la que reveló haber recibido amenazas telefónicas para “bajarse de la contienda electoral”.

Por supuesto que no es la primera vez que esto sucede. Hace dos años, Mara también renunció a la candidatura morenista a la alcaldía de Cancún, argumentando de igual manera supuestas amenazas. Y cuatro años antes la comunicadora había declinado a una candidatura, sólo que en esa ocasión fue con el Partido de la Revolución Democrática, al lado de su jefe de la radiodifusora, Gastón Alegre López.

Aunque en esta ocasión dejó en claro que sí estará en la contienda. Si bien en las encuestas recientes ocupa los primeros lugares de las preferencias, lo cierto es que militantes del Morena la han acusado de obtener beneficios económicos del entonces Gobierno del Estado para renunciar a la candidatura en las ocasiones anteriores, y temen que eso vuelva a suceder.

Chanito’ y el cisma en el PAN-PRD

Pero si de conflictos internos hablamos, la alianza PAN-PRD se lleva las palmas. Luego de que surgiera el rumo de que José Luis ‘Chanito’ Toledo Medina abanderaría la candidatura perredista en Benito Juárez, comenzaron a surgir las voces al interior y fuera de la coalición de que se trataba de un error gravísimo que prácticamente echaba abajo la oportunidad de obtener la victoria en tan cotizado Municipio.

Emiliano Ramos, quien pidió licencia a la diputación local para buscar la candidatura presidencial por su partido, es uno de los que más se ha resistido a la postulación de Toledo Medina. Para Ramos, la llegada de ‘Chanito’ sería una argucia legal impugnable en los tribunales electoral, al sentenciar que el registro de precandidaturas de su partido concluyó el pasado 13 de enero, de donde resultaron seis aspirantes (incluido el propio Ramos) a la candidatura a la presidencia municipal de Benito Juárez.

Por su parte, es claro que la decisión de ‘Chanito’ de medir fuerzas en Cancún es natural si quiere mantener sus ambiciones electorales. Con el 45 por ciento del electorado del Estado, Benito Juárez es el lugar perfecto, por exposición y presupuesto, para erigirse como un líder político en el Estado.

El diputado federal (que en febrero pasado renunció a su militancia en el PRI) ha declarado que es uno de los mejor posicionados de la alianza PAN-PRD para ganar en el 2018. No miente. De acuerdo con las encuestas, tiene un ligero empate técnico con la candidata del Morena; y a su figura se le pueden sumar al menos 20 mil votos priístas, lo que aseguraría su victoria.

Lo anterior concuerda con la supuesta estrategia del gobernador Carlos Joaquín, quien ve en ‘Chanito’ Toledo la única opción para dividir el voto en Benito Juárez y así ganar el Municipio. Emiliano Ramos, por su parte, no tiene ni el 15 por ciento de la intención del voto, según los más recientes sondeos.

El PAN, por su parte, parece que ha aceptado la imposición de Toledo Medina, seguros de que tal amarre significaría mantener varias posiciones privilegiadas en el municipio, incluyendo la sindicatura.

En tanto que el PRD, hasta el momento, se ha mantenido firme en su rechazo a la candidatura del exborgista, llegando incluso hasta la confrontación con el propio gobernador al ‘bajar’ a su principal aliado, el extitular de Sintra, Jorge Portilla Mánica, de la candidatura de Tulum, posición que le corresponde al PRD.

 

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta