En El Salvador, Funes negocia con las pandillas

En El Salvador, Funes negocia con las pandillas

119
0
Compartir

El pasado 4 de abril los principales periódicos de El Salvador publicaron un desplegado de los llamados “Voceros Nacionales” de la Mara Salvatrucha MSX3 y Pandilla 18, las organizaciones criminales más violentas de la región y copadas en gran medida por el narco mexicano, donde afirmaban llegar a un acuerdo de paz para detener el derramamiento de sangre. Desde entonces el país atraviesa por una relativa etapa de tranquilidad: donde había 30 asesinatos diarios ahora sólo hay dos. Sin embargo, muy pocos les creen a los maras. Algunos dicen que se trata de una treta para evitar la llegada de agentes de Estados Unidos, quienes sí los combatirían de manera efectiva y desarticularían su estructura criminal. Después de todo, dicen, estos pandilleros son asesinos sicópatas. Y su naturaleza, lo han demostrado, no la pueden cambiar.

La Salvatrucha teme que ante la impunidad y la anarquía que ha impuesto en el país -donde tienen sometido al Estado y ocurren más de 30 homicidios diarios, la cifra más elevada del mundo por cada 100 mil habitantes-, a Washington por fin se le acabe la paciencia y mande los efectivos suficientes de fuerzas especiales para acabar con ella, como ha trascendido a la opinión pública.

El Salvador atraviesa por una situación inédita: las pandillas más violentas de la región, conocidas como La Mara, parecen haber llegado a un acuerdo entre ellas para detener el derramamiento de sangre y parecen dispuestas a negociar con el Gobierno una salida que ponga fin a la inclemente violencia que ha puesto al país en la cumbre de la tasa de homicidios por habitantes de todo el mundo.

Extracto del reportaje que se publica en la edición 248 del semanario Estosdías. Suscribase aquí

No hay comentarios