En el sur del Estado, el Morena sería de nuevo primera...

En el sur del Estado, el Morena sería de nuevo primera fuerza política gracias al liderazgo incontrastable de Andrés Manuel López Obrador y a la designación de candidatos grises o nocivos en las coaliciones rivales

70
0
Compartir

Si hoy fueran las elecciones en el sur del Estado, Andrés Manuel López Obrador, precandidato de la alianza Juntos Haremos Historia, conformada por el Morena, el PT y el PES, volvería a ganar en la elección de presidente de la República, como ha sucedido en los últimos dos sexenios. Sin embargo, la situación es diferente en las postulaciones locales, en las que la coalición PAN-PRD-MC y los joaquinistas serían los vencedores. Varias encuestas realizadas por Estosdías en las últimas semanas ha arrojado esas tendencias.Claro que el margen sería mínimo y según el cargo que estaría en disputa.Sin un contendiente aún visible, Luis Torres, por ejemplo, ganaría sin problemas la diputación del Distrito 2, mientras que el panista Fernando Zelaya podría repetir la hazaña pero en la Presidencia Municipal de Othón P. Blanco, aunque con un margen menor. Pero en cuanto a la senaduría, la virtual fórmula del Morena, integrada por la camaleónica Marybel Villegas y el expriista y excandidato a la gubernatura José Luis Pech, tendría la victoria, relegando a un segundo puesto a Mayuli Martínez Simón y a Julián Ricalde Magaña, candidatos que no son de la simpatía de los ciudadanos del sur. Y aunque podría haber sorpresas, una cosa estaría segura: la alianza del Partido Revolucionario Institucional con el Partido Verde Ecologista y Nueva Alianza sería nuevamente la gran perdedora, gracias a que ha reciclado a figuras como la hoy exdelegada del ISSSTE, Cora Amalia Castilla Madrid, y al dirigente estatal priista Raymundo King de la Rosa para buscar la diputación y la senaduría, respectivamente, y sobre todo por cuanto el segundo de ellos es un personaje por demás indeseable hasta en las mismas filas del PRI, donde es acusado de haber provocado la división en el partido.

En el sur del Estado, el Morena sería  de nuevo primera fuerza política gracias al liderazgo incontrastable de Andrés Manuel López Obrador y a la designación de candidatos grises o nocivos en las coaliciones rivales

Javier Ramírez

En Othón P. Blanco existen casi 132 mil personas registradas en el padrón nominal con posibilidad de votar el próximo 1 de julio, en tanto que las cuentas registradas en redes sociales de mayores de 18 años son casi 115 mil. Es decir, que prácticamente cada persona mayor de edad está inscrita en una red social.

Estosdías aplicó varias encuestas entre 60 mil de esas cuentas (lo que vendría siendo la mitad del padrón) para conocer sus preferencias electorales.

Los resultados revelan que Andrés Manuel López Obrador volverá a ganar en la región sur del Estado, tal como lo hizo en el 2006 y 2012, con un 76 por ciento de las preferencias, en tanto que un 7 por ciento votaría por el virtual candidato de la alianza PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya, y un 5 por ciento por el abanderado del PRI, el PVEM y el Panal, que hasta ahora parece que será José Antonio Meade. El restante 12 por ciento afirma que no votará por algún partido político.

Esto adelanta que en el sur del Estado se tendrá una participación histórica en los comicios, superior al 85 por ciento, lo que vigoriza la candidatura del tabasqueño, cuyas derrotas a menudo están asociadas a los bajos niveles de votación.

En cuanto a las preferencias por partido político, 40 mil de los encuestados se manifestaron a favor de la alianza Juntos Haremos Historia, entre el Morena, el Partido Encuentro Social y el Partido del Trabajo; 11 mil a favor de la coalición Por México al Frente, integrada por el PAN, el PRD y el MC; y 4 mil a favor de Todos por México”, del PRI, el PVEM y el Panal.

Sin embargo, todo cambia al analizar las postulaciones locales, influyendo en gran medida la figura de los abanderados.

Luis Torres, la mejor carta de Carlos Joaquín

El alcalde capitalino Luis TorresLlanes aún es observado como la carta política más fuerte del gobernador. Se dudaba si se mantendría como edil de Othón P. Blanco, pero el PAN y el PRD han confirmado que contenderá por la diputación federal que corresponde al sur de Quintana Roo, en aras de que el Ejecutivo estatal pueda tener a un aliado en el Congreso de la Unión.

Luis Torres obtuvo aproximadamente 33 mil votos de la encuesta realizada, y su gestión como alcalde tiene un margen de aceptación del 70 por ciento, a pesar de que no ha concretado proyectos durante su administración; pero la población le atribuye esta falta a las raquíticas finanzas y al saqueo perpetrado por su excompañero de partido y antecesor, Eduardo Espinosa Abuxapqui.

El PRI, en tanto, acompañado en fórmula por el Verde Ecologista, ya ni siquiera es considerado como un rival. Aunque aún están a la espera de la definición de su candidato (o candidata, luego de que Cora Amalia Castilla Madrid presentara su solicitud para buscar la diputación federal), su coalición apenas obtuvo 4 mil 500 votos en los sondeos.

Al Morena le está pesando su indecisión por un candidato. Peor aún, es que las decisiones de su máximo líder, Andrés Manuel López Obrador, apuntan a que será un expriista el designado para contender por su bandera, lo que no ha caído nada bien entre sus seguidores, de los cuales sólo 12 mil 500 se manifestaron a favor de votar por su partido sin importar la figura que ostente la candidatura, en tanto que otros 10 mil manifestaron que esperarán hasta conocerlo para decidir su voto.

Por supuesto que no se está tomando en cuenta para la diputación federal del Distrito 02 a los Municipios de José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto, donde el primero ofrece 12 mil votos y el segundo 25 mil, suficientes para cambiar el rumbo de la elección.

La pelea por OPB

En cuanto a la contienda por la Presidencia Municipal de Othón P. Blanco, el PAN, el PRD y el Movimiento Ciudadano tienen una ligera ventaja con su virtual candidato, Fernando Zelaya Espinosa, con casi 23 mil 700 votos de los encuestados.Le sigue de cerca el Morena con 20 mil 100 votos. El PRI tuvo apenas 6 mil preferencias. Pero otros 5 mil están indecisos, afectados asimismo por los rumores de que también será una persona ligada al priismo quien tendrá la candidatura por el Movimiento de Regeneración Nacional a la alcaldía, por lo que señalan que será hasta que se revele al candidato cuando decidirán su voto.

Hasta el cierre de esta edición, ante la Secretaría del Comité Directivo Municipal del Morena de Othón P. Blanco se registraron tres aspirantes como precandidatos a la alcaldía capitalina: el priista y expresidente municipal Hernán Pastrana, Ulises Lara Velázquez y Efraín Taleno Canul, este último ligado a las famosas “redes” de Eduardo Ovando, aunque también se rumora que participarán el exregidor del PRI, Hassan Villanueva, así como el secretario general del PAN en el Estado, Mario Rivero Leal.

De ser elegido cualquiera de los anteriores, el voto indeciso podría inclinarse hacia la figura de Fernando Zelaya, aunque su margen de victoria se mantendría ínfimo.

Senadurías, para Morena

En el caso de la contienda por la senaduría, los resultados son diferentes: 45 mil de los encuestados se inclinan por los aspirantes de la alianza Morena-PT-PES, que hasta ahora corresponden a Marybel Villegas y al dirigente estatal del partido de López Obrador, José Luis Pech.

Sólo siete mil de los encuestados se manifestaron a favor de la alianza PAN-PRD-MC, cuya fórmula estará integrada por la panista Mayuli Martínez y el perredista Julián Ricalde. Y es que a pesar de abanderar la campaña anticorrupción en el Estado, Mayuli Martínez no tiene mucha aceptación entre la sociedad, y Julián Ricalde es prácticamente desconocido para los othonenses.

La fórmula PRI-PVEM ni siquiera alcanzó los 4 mil votos en las encuestas, lo que representa menos de la mitad de sus militantes registrados en Othón. P. Blanco. Esto se explica en que una gran parte de sus simpatizantes se han volteado hacia la estructura de Carlos Joaquín o del Morena, además de que no fue bien aceptado que su cuestionado dirigente estatal, Raymundo King de la Rosa, abandere la fórmula buscando amarrar un lugar en el Senado.

Como puede observarse, en el sur la mayoría de la población votará ‘cruzado’, eligiendo a López Obrador para la Presidencia de la República pero razonando su voto en cuanto a las nominaciones locales.

Ya lo hicieron los ciudadanos en 2006 y 2012, aunque en ese tiempo el beneficiado principal fue el partido tricolor. Sin embargo, los excesos del felixismo y el borgismo aún no son olvidados por la población, que no acepta siquiera que expriistas abanderen las candidaturas del Morena.

El partido de Carlos Joaquín, clave para el 2019

Hasta ahora, los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática han conquistado algunas posiciones clave en la actual administración estatal, luego de dar cobijo a Carlos Joaquín y a su estructura en el proceso electoral de 2016.

Sin embargo, todo podría cambiar para los siguientes comicios luego de que, el pasado 30 de enero,grupos cercanos al gobernador registraran su propio partido, Confianza Por Quintana Roo (CPQ), aglomerando toda la maquinaria de recursos y personal que le dio la victoria hace dos años.

Éstas son malas noticias para el PAN y el PRD, pues no lograron aprovechar su cercanía al poder estatal con el fin de crear su propia estructura para buscar simpatizantes, promover el voto, crear nuevos cuadros políticos y todo el ejército de personas que trabajan en un proceso electoral. En su lugar, optaron por confiar en que siempre contarían con el respaldo del gobernador, siendo tratado como el ‘jefe político’ de ambos partidos.

La llegada de Confianza Por Quintana Roo cambia todo el panorama. Carlos Joaquín ya no necesitaría del PAN y del PRD para promover a sus candidatos ni sus propias pretensiones políticas ulteriores. Además de que un nuevo instituto político lo desligaría de los partidos que menos credibilidad tienen entre la ciudadanía en el Estado (PAN, PRD y PRI), siendo su único estandarte la figura de Carlos Joaquín, cuya aceptación entre los quintanarroenses aún es considerable.

 De hecho, en las encuestas realizadas en las últimas semanas, el gobernador aún mantiene altos niveles de credibilidad (casi el 70 por ciento) entre la población, misma que considera que los desaciertos de su Gobierno se deben a los integrantes de su gabinete y no a él.

Si bien en este proceso los joaquinistas solos aún no pueden participar (pues la ley electoral señala que no pueden participar en una elección federal sin antes haber participado en una local), es más que probable que en 2019 contiendan en alianza con el PAN y el PRD, pero al no necesitar de su cobijo, las posiciones que serán cedidas a panistas y perredistas serán mucho menos y de menor importancia.

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta