Entre escándalos de corrupción, Alexander Zetina busca la reelección en Bacalar, el...

Entre escándalos de corrupción, Alexander Zetina busca la reelección en Bacalar, el Municipio turístico más importante del sur del Estado

217
0
Compartir

El exdirigente magisterial, Alexander Zetina Aguiluz, del Partido Nueva Alianza, es uno de los presidentes municipales que buscan reelegirse en este proceso electoral de 2018; en su caso, en Bacalar. Sin embargo, también es uno más sobre quienes pesan mayores denuncias por inversiones públicas u operaciones municipales irregulares o fraudulentas: desde obras inconclusas o mal realizadas, a licitaciones ‘a modo’ para favorecer negocios familiares o de prestanombres, hasta falta de transparencia y correcciónen la administración de las finanzas del Ayuntamiento. Desde finales de febrero pasado, empresarios del sur de la entidad adscritos a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), denunciaron que el alcalde Zetina Aguiluz los ha dejado fuera de las licitaciones de las obras públicas municipales, a pesar de que existía un acuerdo entre ambas partes para contratar en su mayoría a los empresarios locales. Pero lo que empezó como un ‘berrinche’ de un sector empresarial, terminó por destapar la cloaca y evidenciar el millonario desvío de recursos que protagoniza el munícipe, utilizando empresas ‘amigas’ para cobrar por obras ‘fantasmas’, con la ayuda de Marcia Geraldine Vázquez Cano, coordinadora de Control Normativo en la Dirección de Obras Públicas, y del tesorero municipal, Juan Borges Chim, quien aprovechando que también fue contralor municipal en la administración del ahora expresidente municipal, José Contreras Méndez, apodado El Chepe, evitó que se auditaran las cuentas públicas anteriores y por tanto que se conozca el número exacto de obras iniciadas y concluidas en los últimos años. La rampante ambición exhibida por estos funcionarios, quienes además permiten la realización de obras con materiales prohibidos por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y mantienen un descontrol absoluto sobre el crecimiento anárquico y ambientalmente insostenible de la actividad turística y la expansión urbana, pone en grave riesgo el aprovechamiento económico sustentable de la “Laguna de los siete colores”, el principal atractivo natural de la zona sur del Estado, visitada por cada vez más turistas al año, pero donde la falta de autoridad, la corrupción y la incompetencia institucionales pudieran estar provocando un colapso anticipado, de orden ecológico y social, debido a la falta de equilibrios preventivos entre los flujos poblacionales y turísticos, y la calidad de las infraestructuras y servicios de saneamiento y los controles poblacionales, urbanos y de seguridad pública que se requieren para evitar el caos y la violencia que acaban con los Municipios de Tulum, Playa del Carmen y Cancún.

Entre escándalos de corrupción, Alexander Zetina busca la reelección en Bacalar, el Municipio turístico más importante del sur del Estado

Javier Ramírez

El pasado 12 de marzo,la revista oficial de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Construyendo, denunció que el presidente municipal de Bacalar, Alexander Zetina Aguiluz, está cometiendo el delito de desvío de recursos al incrementar los costos de la construcción de espacios y servicios públicos municipales, pero también por pagar estas obras como si ya estuvieran finalizadas, cuando la mayoría de ellas no registra ni un avance del 40 por ciento.

Como ejemplo, los constructores expusieron el caso del Andador Peatonal de la Calle 36, para la cual supuestamente se invirtieron un millón 311 mil 517 pesos de recursos federales y municipales.

De acuerdo con el cartel colocado en la entrada de dicho andador, la obra se terminó el 18 de diciembre de 2017, pero la realidad es que no está concluida, pues el camellón principal aún tiene expuestos los cimientos y la mayoría de los materiales están apostados a un lado.

Por su parte, grupos ecologistas locales señalaron que Alexander Zetina está cometiendo un ecocidio y un grave daño ambiental a la laguna, al construir otros siete andadores (con una inversión que también supera el millón de pesos cada uno) para acceder al cuerpo de agua pero con planchas de cemento, lo cual está prohibido por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

El triángulo de la corrupción

En el desvío de recursos orquestado por el presidente municipal, Alexander Zetina, tiene una importancia estratégica su tesorero, Juan Borges Chim, así como Marcia Geraldine Vázquez Cano, coordinadora deControl Normativo en la Dirección de Obras Públicas.

De acuerdo con fuentes consultas por Estosdías, su forma de operar es la siguiente: la mayoría de los proyectos de obra son presentados por Marcia Geraldine y no por el director de Obras Públicas, Emilio Padillo Contreras, sobrino del diputado Javier Padilla Balam.

De esta manera, Marcia Vázquez no sólo decide dónde invertirá los recursos presupuestarios el Ayuntamiento de Bacalar, sino que también puede adjudicarse fácilmente los trabajos de construcción de parques, salones escolares, pavimentación de calles, accesos a la laguna, etcétera, por medio de la empresa del constructor Alejandro Mendoza Rangel, de quien fue contratista durante el mismo tiempo en que coordinaba el área de control y seguimiento en Obras Públicas Municipales durante la administración anterior.

“Como coordinadora de Control Normativo de la Dirección de Obras Públicas, ella puede decir,‘hoy vamos a construir un parque en tal lugar, donde vamos a invertir tantos millones de pesos’,luego simula la licitación para que le toque a la empresa de su amigo [Alejandro Mendoza] o quien ella prefiera”, dice la fuente entrevistada, quien labora en dicha Dirección.

Pero además refiere que el 70 por ciento de las obras públicas municipales de Bacalar, en la actual gestión de Alexander Zetina, o están sin terminar o de plano nunca se empezaron,y, sin embargo, aparecen como concluidas en los expedientes de las mismas.

“Esto lo hace la coordinadora de Control en conjunto con Juan Borges Chim: aunque no se termine la obra, ella presenta los documentos como si ya hubieran sido terminados los trabajos por completo. Entonces el tesorero lo paga a pesar de estar inconclusa la obra, dividiendo las ganancias entre Juan Borges, Marcia Vázquez, el presidente municipal y la empresa constructora”.

Tal desvío de recursos con el consentimiento, la complicidad y la sociedad de intereses del alcalde, ya fue denunciado por la mayoría de los regidores del Cabildo de Bacalar. Incluso en abril del año pasado, los concejales OneydaCuxim Irigoyen, Candita del Rosario Ku Loría, Justina del Pilar Cen Padilla, José Melchor Ávila, José Antonio Viveros Ayala y Miguel Ángel Ferral Medrano, intentaron en vano hacer destituir a Juan Borges Chim ante su renuencia a presentar información sobre las finanzas del Ayuntamiento.

 “Muchas obras quedaron sin terminar, porque fuimos a verificarlo de manera personal. Y a pesar de esto, fueron pagadas y catalogadas como obra terminada. Fueron casi 42 millones de pesos los que fueron gastados por la Comuna en este concepto, pero como no tenemos ningún documento o dato para auditar las obras, no podemos saber cuánto fue desviado”, dijo en entrevista con Estosdías José Melchor Ávila.

También está la cuestión de que en el Municipio de Bacalar, a diferencia de otros como Othón P. Blanco, Solidaridad y Cozumel, no se auditó ni se esclarecieron los errores en las cuentas públicas del anterior presidente municipal, José Contreras Méndez, debido, en parte, a que el actual tesorero, Borges Chim, fungió como contralor durante su mandato.

Un Ayuntamiento opaco

Estosdías solicitó, vía Transparencia,datos diversos de la información financiera del Municipio de Bacalar, correspondiente al último trimestre de 2016 y todo el año 2017.

Entre los datos pedidos estaban las cuentas públicas de esos años, las obras municipales realizadas, su licitación, la cantidad que se invirtió en ellas y su estado actual.

La respuesta por parte del Ayuntamiento fue un evasivo “Por el momento no se cuenta con dicha información”, y en su lugar se adjuntó un más escurridizo y cínico link: www.bacalar.gob.mx/armonizacióncontable, que sólo remite a una página web donde la más reciente cuenta pública que se puede consultar es la del primer cuatrimestre de 2016, así como las reglas de operación del Consejo Nacional de Armonización Contable, es decir: la opacidad en toda su cabal transparencia.

 Y entonces se intentó hablar conel también escurridizo tesorero para obtener su versión al respecto, pero la respuesta constante en su oficina fue que “se encontraba ocupado en asuntos de carácter urgente con el [también escapista] presidente municipal”.

El Ayuntamiento de Bacalar ni siquiera tiene como información pública su tabulador de sueldos, a pesar de que ya es una obligación constitucional especificar cuál es la remuneración de cada uno de sus funcionarios.

 Es el mismo fraudulento modus operandi del exedil José Contreras, alias El Chepe.

Bacalar es un Municipio condenado a lo mismo que sus iguales turísticos: es un botín administrado como tal y a merced de todos los males de la ingobernabilidad y el caos.

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta