Escudos y titanes

Escudos y titanes

14
0
Compartir

El gobierno federal, con bombo y platillo, ha presumido los grandes logros del operativo que llaman con el risible nombre de Escudo Titán. La idea es cumplir las órdenes de aprehensión no ejecutadas en los once municipios más violentos del país.

                Hay que señalar que el municipio Benito Juárez, en Quintana Roo, aparece en el lugar 11.

                Las autoridades no aclaran por qué se escogió solamente a esos municipios ya que existen agudos problemas en más de 50 entidades.

                Tampoco es clara la lógica de los funcionarios que creen que al detener a los presuntos criminales, de los cuales muchos siguen libres, se podrá reducir el número de delitos de alto impacto en los municipios seleccionados.

                Ni siquiera la metodología realizada por las autoridades es confiable. No utilizan la taza de delitos por cada cien mil habitantes que es la más usada, es el criterio más adecuado. Parece que el criterio de selección fue el de números absolutos, que puede presentar variables no contempladas.

                Según parece el Escudo Titán no ha incidido en un menor número de delitos, en tanto que el aumento o la reducción de crímenes dolosos podrían responder a una tendencia generalizada y no específicamente al operativo.

                Una gráfica del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, del 2017, muestra al municipio de Tijuana en primer lugar con 1618 homicidios dolosos, mientras que Benito Juárez tiene 252. Estos son los números entre el primero y el décimo primer municipios.

                El Centro de Pensamiento México Evalúa ha planteado la metodología estadística llamada Diferencias-en-Diferencias para saber si con la intervención del operativo se vería una reducción del número de homicidios.

                Otra gráfica de este Centro de Pensamiento nos muestra que la tasa de homicidio por 100 mil habitantes creció de 5.38 en julio de 2017, a 7.12 para julio del 18.

                Se muestreó y comparó la actividad delictiva de otros municipios no controlados y el análisis concluyó que en promedio no hubo diferencias significativas con los municipios de control, por lo tanto, el operativo Escudo Titán no fue efectivo.

                Miles de órdenes de aprensión ya cumplimentadas, exactamente 2,647, no se han traducido en mayor seguridad ni en alivio para los ciudadanos.

                El gobierno federal ha declarado en repetidas ocasiones que gracias a esas detenciones alcanzadas con dicho operativo, se han reducido los delitos de alto impacto.

                Desde el lanzamiento del operativo Escudo Titán, en enero de este año, las autoridades han alabado sus logros.

                En febrero, Renato Sales, comisionado Nacional de Seguridad, afirmaba que para 2016 se habían registrado 64 mil muertos en Estados Unidos por sobredosis de drogas llegadas de México, es decir, 175 muertos cada 24 horas.

Y que se habían detenido a 145 personas vinculadas con homicidios dolosos, secuestros, extorsiones, delitos contra la salud y ambientales, en aquel momento.

Ya para abril, según el comisionado, se detuvieron a 1,121 personas relacionadas con delitos como homicidio, secuestro, trata, pederastia, contra la salud y otros.

                La Secretaría de Gobernación en coordinación con la Procuraduría General de la República, se han enfocado desde enero en delitos de alto impacto –homicidios y secuestros- que involucra a cinco mil elementos de la Policía Federal.

                En mayo, el mismo Sales festinaba al operativo que “ha arrojado resultados alentadores que  indican que se está en el camino correcto”, según publicó el diario El Universal.

                Mientras tanto el país va triste enterrando muertos y llorando a sus desaparecidos y no hay escudos ni titanes salvadores que corrijan corrupción, impunidad y salvajismo.

 

 

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta