Fake Trump

Fake Trump

13
0
Compartir

Trump ha abusado de la ignorancia de esa gran masa llamada la clase media de su país. Así ganó la presidencia y así quiere posicionarse en la lucha por otros cuatro años al frente de la Casa Blanca.

                Ha sido el presidente más mentiroso, que ya es mucho decir, de todos los que han ocupado la Oficina Oval, y sus innumerables mentiras lo avalan dentro de las filas  de sus múltiples seguidores. A diario, una, otra y otra vez declara que miles de estadounidenses han sido víctimas de criminales indocumentados.

                Vincula al crimen con los inmigrantes indocumentados para defender su mejor proyecto, el más jugoso, el que le podría asegurar un segundo período presidencial. El Muro.

                Vocifera, “A lo largo de los años, miles de estadounidenses han sido brutalmente asesinados por aquellos que ingresaron ilegalmente a nuestro país y miles de vidas más se perderán si no actuamos en este momento”.

                Su enemiga política, la demócrata Nancy Pelosi, vocera de la Cámara de Representantes,  y futura contendiente por la presidencia, rebate el punto al igual que muchos republicanos.Incluso, los investigadores sostienen que los inmigrantes son, de hecho, menos propensos a cometer delitos.

                Las estadísticas no mienten.

                El Centro de Investigación Pew afirma que la cifra de indocumentados es la más baja en 10 años. Son 10.7 millones, que representan menos del 4% de la población total.

                De los criminales convictos que fueron arrestados en el 2018, un poco más de 100 mil son inmigrantes, aunque muchos de ellos cometieron solo delitos de tránsito vehicular.

                El número de reclusos en las prisiones federales y estatales que no son ciudadanos de Estados Unidos, fue de 83,573, lo que representa menos del 6% de la población total de prisiones, según la Oficina de Estadísticas de Justicia.

                Los funcionarios de la actual administración, miedosos de ser despedidos e insultados por su jefe, tienen que repetir la ficción y ligarse a sus mentiras. Dicen que uno de cada cinco reclusos es no nacido en Estados Unidos y es ilegal.

                Señalan que estas estadísticas muestran los peligros que la inmigración ilegal representa para la sociedad estadounidense.

                Sin embargo, ya desde el 2017 el Centro para el Progreso Americano afirmaba que “La gran mayoría de los inmigrantes en las prisiones federales están allí por delitos de los que solo se puede acusar a los inmigrantes: entrada ilegal y entrada ilegal después de la expulsión”.

                Un estudio realizado por el Instituto Cato en 2015, asegura que por cada 100 mil inmigrantes en Texas, existen 719 convictos. Este caso de estudio tiene como objeto la comparación de las tasas de delincuencia entre nativos e inmigrantes.

                Dicho estudio concluyó que “los índices de condenas penales y arrestos para inmigrantes estaban muy por debajo de los estadounidenses nativos”.

                Después de 25 años de investigación sobre el tema de delincuencia e inmigración, la revista Criminology, acaba de publicar un estudio donde dice que “los aumentos en la población de inmigrantes indocumentados dentro de los estados, se asocian con disminuciones significativas en la prevalencia de la violencia”.

Una investigación de la Universidad de Wisconsin-Madison señala que “hay razones para pensar que los inmigrantes indocumentados aumentarían el crimen, pero los datos no apoyan esos argumentos. Nos dicen que no ha sido así”.

El presidente insiste en que hay una crisis humanitaria en la frontera sur y no se refiere a los niños separados de sus padres, ni al hacinamiento, ni a la violencia de los cuerpos de seguridad en contra de los indocumentados.

Cerró las funciones de gobierno -es decir, los burócratas no pueden trabajar y no pueden cobrar- y mantiene como rehén al pueblo estadounidense, porque los demócratas no quieren financiar la seguridad fronteriza.

                Trump miente descaradamente con el único objetivo de seguir teniendo el poder otros cuatro años,  sin importarle la ciudadanía, el vecindario, ni las relaciones internacionales.

                 Y con desprecio señala “el Muro será pagado indirectamente debido al gran acuerdo comercial que tenemos con México”.

                Mentiras y más mentiras.

 

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta