Gobierno con tres partidos para definir su futuro más allá de 2018…

Gobierno con tres partidos para definir su futuro más allá de 2018…

3
0
Compartir

El 2018 ya está a la vuelta de la esquina, como reza el dicho, y el proceso electoral para que en el país se dirima la sucesión presidencial que corresponde, junto con la renovación de las cámaras de Diputados y de Senadores, arranca formalmente en dos meses, en septiembre, cuando el Instituto Nacional Electoral dé inicio a los trabajos preparatorios de la gran contienda.

En Quintana Roo, además de la elección presidencial, de diputados federales y senadores, se elegirán a los integrantes de los once ayuntamientos, es decir a los presidentes municipales, síndicos y regidores pues.

De ahí que la elección de 2018 sea crucial para el gobierno estatal que encabeza el gobernador Carlos Joaquín González, no sólo por lo que representa el cambio en la Presidencia de la República, sino porque la elección estatal, que estará sumamente contaminada por la influencia que ejercerán las campañas presidenciales, será una especie de referéndum a la administración quintanarroense.

Sin embargo, como la definición partidista del actual gobierno quintanarroense no está bien definida entre los partidos Acción Nacional(PAN) y el de la Revolución Democrática(PRD), y estos partidos todavía no tienen claro a nivel de sus dirigencias nacionales si serán rivales o aliados en la elección presidencial, no se sabe a qué partido aprobarán o reprobarán los electores locales que tengan en mente al Gobierno del Estado cuando acudan a las urnas el próximo año.

Y es que la integración del gobierno que encabeza el gobernador Carlos Joaquín González tiene lo mismo a panistas que perredistas en cargos y posiciones de relevancia, así como a ex priistas que acompañaron al jefe del Ejecutivo en su campaña por la gubernatura.

A nivel de la lucha por la Presidencia de la República el gobierno quintanarroense se observa más inclinado hacia el PAN que al PRD, partido éste que por sí sólo no irá a esa elección y al que se ve muy difícil que se una a los panistas, con quienes a nivel nacional parece tener más diferencias que con el propio Partido Revolucionario Institucional(PRI).

Hasta ahora al gobierno de Carlos Joaquín se le ve ligado al PAN para la sucesión presidencial por dos vías: una apostando a que la candidatura panista recaiga en el exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle; y la otra, apostándole a la esposa del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa,  Margarita Zavala Gómez del Campo.

En la primera apuesta del gobernador CarlosJoaquín por la candidatura panista, está su círculo de asesores más cercano con Juan de la Luz Enríquez Kanfachi a la Cabeza, mientras que en la segunda tiene como hombre clave al secretario de Gobierno Francisco López Mena.

Con el PRD, Carlos Joaquín tiene como únicos vínculos a los dirigentes locales desde la renuncia de Agustín Basave a la dirigencia nacional del perredismo. Los perredistas son más dependientes de él para su sobrevivencia política en el estado que él de ellos. Más que aliados son subalternos y difícilmente dejarán esta condición, que les es más redituable, para sumarse a algún proyecto de su dirigencia nacional que no goce de la aceptación del gobernador quintanarroense.

La otra fuerza política a aprovechar por el gobernador Carlos Joaquín para el 2018, es la de los priistas que no quieren seguir ligados al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) ni a su dueño Jorge Emilio González Martínez, “El Niño Verde”, que es el actual jefe nato del priismo que encabeza formalmente el diputado local Raymundo King De la Rosa.

Ese priísmo renuente a aceptar el mando de “El Niño Verde” está siendo encausado y seducido por el jefe de la Oficina del Gobernador, Miguel Ramón Martín Azueta, quien es ya prácticamente el operador político del mandatario estatal para las lides electorales que se avecinan.

Ahora bien, el meollo del asunto está en saber ¿cuál de los grupos capitalizará los resultados del balance que hagan los electores quintanarroenses sobre los logros y los yerros del gobierno estatal? O con ¿cuál de estos grupos se la jugará el mandatario estatal para meter a los candidatos que pretenda proyectar políticamente más allá de 2018?

Hay aspirantes puramente panistas que son cercanos al gobernador Carlos Joaquín y que seguramente los apoyará para que se posicionen en el albiazul y se conviertan en proyectos con mayor futuro si aprueban el examen de las urnas del próximo año y hay otros aspirantes a posiciones de representación popular con relevancia políticaa los que se ve muy cercanos al mandatario estatal pero no se ve claro por qué partido los lanzará al ruedo.

El Secretario de Gobierno López Mena tiene sus vínculos estrechos en el PAN, por lo que una candidatura por ese partido no se vería extraña ni polémica.

El secretario de Finanzas y Planeación, Juan Vergara Fernández, tiene militancia priista y un posicionamiento importante en la opinión pública estatal desde el ordenamiento que hizo de las finanzas locales y los nexos que logró con esa tarea que hoy tiene al gobierno estatal con orden y certidumbre financiera. Sin embargo, no se vislumbra hasta ahora en cuál de los partidos sobre los que el gobierno estatal tiene influencia tendría cabida como candidato a algo importante.

Miguel Ramón Martín Azueta, es un priista con control e influencia sobre los grupos de ese partido que no se fueron con Morena ni quieren estar bajo las órdenes de “El Niño Verde”. Su aspiración a ser candidato en donde menos extraña se vería sería en el PRI y él parece tener ya nexos con quien puede hacérsela efectiva.

El oficial mayor, Manuel Alamilla Ceballos se ve ganoso de incursionar en las lides electorales y parece que tiene permiso para hacerlo, aunque no se le conoce militancia partidista alguna.

Y el presidente municipal de Othón P. Blanco, Luis Torres Llanes, con una larga trayectoria en el priismo pero que gano su posición abanderado por la coalición PAN-PRD, no tiene claro con cuál de estos partidos se irá si llegan a separarse aunque su compromiso mayor es con el panismo othonense.

Esos son los hombres que hasta ahora se ve que son considerados como proyectos políticos para el futuro inmediato y para lo que venga después de 2018 si la jugada en que se metan resulta exitosa…

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta