González Castro, el candidato con el que el PRD dignifica su campaña…

González Castro, el candidato con el que el PRD dignifica su campaña…

145
0
Compartir

Por José Hugo Trejo

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) encontró como salida a la dimisión de quien era su mejor candidato para la primera fórmula para el Senado de la República por Quintana Roo, el desprestigiado y polémico ex presidente municipal de Benito Juárez, Gregorio Sánchez Martínez, a otro ex presidente municipal del principal polo turístico de México, que además de contar con una amplia experiencia en la administración pública tiene tras de sí una solvencia moral suficiente como para rescatar lo que había perdido con el empecinamiento de postular con el único afán de ganar más votos a quien representaba un serio riesgo para el desarrollo democrático del estado y para su consolidación como segunda fuerza política en la entidad.

Joaquín González Castro, el exdiputado local de Convergencia, que recientemente mudó su nominación a Movimiento Ciudadano(MC) y que forma parte del Movimiento de Renovación Nacional (Morena), puede convertirse con su inminente designación como candidato a senador por la coalición que postula a Andrés Manuel López Obrador como candidato a la Presidencia de la República, en la salvación de la campaña perredista en la entidad, luego de la pugna interna que desató la nominación inicial de Sánchez Martínez como candidato a senador y la debacle que se le auguraba tras la sorpresiva e inexplicable renuncia de éste.

Con la nominación de González Castro como su candidato a senador, se puede asegurar, independientemente del éxito que pueda tener el día de la elección, que el Morena rectificó su yerro inicial al poner a la cabeza de su campaña en Quintana Roo a un hombre que la dará mayor sentido político y honorabilidad a la contienda electoral en la que estamos inmersos.

Cierto es que González Castro no es un político ligado al perredismo quintanarroense tal y como lo conocemos actualmente, pero es alguien que cuenta con una trayectoria pública intachable que conoce como pocos la problemática del estado de Quintana Roo y a quien siempre se le ha visto comprometido con las mejores causas de la entidad.

Al interior del PRD habrá quien cuestione su formación política dentro del Partido Revolucionario Institucional, PRI, pero son muy pocos los perredistas que no hayan incursionado en el priismo antes de pertenecer al partido del sol azteca. Sin embargo, González Castro desde hace diez años abandonó las filas del tricolor para iniciar junto con un grupo de políticos inconformes con este partido, un proyecto opositor que si bien no tuvo un éxito de largo alcance, le dio presencia y significado a la política estatal por más de seis años antes de que el mismo naufragara por la emergencia del cuestionado liderazgo de “Greg” Sánchez Martínez que se formara con los abundantes y poco claros dineros que propiciaron su dabacle y de quienes cegados por su ambición se le entregaron sin condiciones.

Ahora González Castro podrá encabezar una campaña del Morena imbuyéndole el sentido político y democrático que no tenía con el ex recluso del penal de Nayarit.

González Castro es un político conocido y prestigiado en el estado de Quintana Roo, por el cual ya fue senador entre los años 1988 y 1994, así como presidente municipal de Benito Juárez (1984-1987) y diputado local en la XI Legislatura del Congreso del Estado, luego de haber sido secretario de Gobierno, de Finanzas y presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado. A nivel federal fue Oficial Mayor de la Secretaría de Turismo y visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Se puede decir que con González Castro como su candidato a senador, la oposición de las izquierdas gana prestigio y solvencia moral y política, en tanto que Quintana Roo como estado tiene la garantía que de llegar al Senado de la República, contará con un representante vinculado estrechamente con sus causas más primordiales, como lo es la lucha que se está librando por la recuperación de la franja limítrofe que el estado de Campeche pretende arrebatarle a la entidad, pues él como muy pocos conoce de la controversia constitucional que se interpuso en la Suprema Corrte de Justicia de la Nación y de la que esta trasfirió su solución a la Cámara de Senadores.

De ahí pues que se pueda decir que con González Castro como candidato a senador del Morena, las aguas de la política en Quintana Roo retornan a su nivel y se deja de correr el riesgo de que los quintanarroenses tuviéramos en el Senado de la República como representante a alguien que no sólo no tenía vínculos serios con la historia de la entidad ni con las demandas más sentidas de su población, sino que estaba vinculado con grupos de poder económico sobre los que pesa la sospecha de estar involucrados con el crimen organizado.

Habrá que ver lo que dicte ahora el electorado estatal el día de la elección; pero por lo pronto las opciones con que se cuentan en ese renglón no representan ninguna amenaza para el sano desarrollo democrático de Quintana Roo…

No hay comentarios