Hay que revertir el saqueo al patrimonio público de los quintanarroenses…

Hay que revertir el saqueo al patrimonio público de los quintanarroenses…

86
0
Compartir

Más que encarcelar e iniciar procesos penales contra funcionarios y políticos de la administración estatal anterior por irregularidades y desvíos que cometieron a costa del patrimonio público del Estado de Quintana Roo y del de sus Municipios, la anunciada recuperación de las playas que pertenecieron al CREA en la Zona Hotelera de Cancún podría ser el golpe más certero, contundente y ejemplar a la impunidad que ha cobijado hasta ahora a los gobernantes del pasado reciente.

El gobernador Carlos Joaquín González hizo pública la semana pasada la posibilidad legal, jurídica e histórica, de revertir la venta ilegal que se hizo de los terrenos playeros de lo que fueron las Villas Juveniles del CREA en Cancún, durante la administración de Félix González Canto; un hurto al patrimonio público estatal que parecía estar inscrito ya en el abundante registro histórico del saqueo impune en qué han incurrido los gobernantes quintanarroenses desde los orígenes del Estado.

Nunca antes un Gobierno estatal ha actuado en contra del saqueo cometido por sus antecesores contra el patrimonio público estatal o de los municipios quintanarroenses, revirtiendo las acciones irregulares y recuperando lo hurtado a favor del patrimonio estatal.

La historia de la entidad registra acciones de poder y de Gobierno contra ex funcionarios públicos y ex gobernantes que incurrieron en abuso de poder y desvíos de su función, pero que fueron objeto más que de un proceso legal y justiciero, de un ajuste de cuentas político que en nada retribuyó al patrimonio estatal o municipal que afectaron.

La historia estatal más reciente presenta al exgobernador Mario Villanueva Madrid como victimario y como víctima de esa deformación del Estado mexicano en cuanto al ejercicio del poder público para sancionar las conductas impropias de exgobernantes y exfuncionarios públicos caídos de la gracia de quienes ejercen un poder superior.

Cómo victimario, Villanueva Madrid inició su mandato como Gobernador del Estado persiguiendo y encarcelando a políticos y ex funcionarios del Gobierno de su antecesor, el doctor Miguel Borge Martín, sin que se haya informado de la recuperación de un peso o de alguna propiedad a favor del patrimonio público estatal o municipal.

Como víctima, el exgobernador Villanueva Madrid, quien se encuentra preso desde hace 17 años, al término de su mandato fue perseguido por el Gobierno federal, bajo el mando del Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, acusado de vínculos con el narcotráfico y la delincuencia organizada. Se le detuvo y se le encarceló, mas nunca se informó de que se le haya decomisado algo de lo mucho que él mismo confesó había dispuesto para su peculio aprovechando su cargo de Gobernador y el poder que él mismo le confirió durante toda su gestión.

En una entrevista concedida a Isabel Arvide cuando aún se encontraba prófugo y en la clandestinidad, Villanueva Madrid confesó haber recibido varios millones de pesos por la concesión que dio al Grupo Mexicano de Desarrollo, de donde surge Aguakan, de los servicios de agua potable y drenaje de los Municipios de Benito Juárez e Isla Mujeres, concesión esta que durante el Gobierno de Roberto Borge Ángulo se amplió en tiempo, por cincuenta años más, y espacio, al otorgársele también el Municipio de Solidaridad a la cuestionadísima y abusiva concesionaria.

Nada dijo en esa entrevista, ni ha dicho en ninguna otra, de la concesión que otorgó a Francisco Córdova Lira y al Grupo Xcaret, del balneario de la caleta Xelha, propiedad del Municipio de Cozumel, que por cierto también fue ampliada en tiempo durante la pasada administración municipal.

Villanueva Madrid tampoco ha hablado de la mitad del terreno de la Casa de Gobierno de la Zona Hotelera de Cancún que le cedió al mismo Córdova Lira que hoy se presenta como un aliado del Gobierno de Carlos Joaquín en la promoción de la transparencia gubernamental.

La afectación de Villanueva Madrid al patrimonio estatal nunca fue sancionada por el Gobierno federal que lo persiguió, encarceló y juzgó por delitos relacionados con el crimen organizado.

Tampoco lo molestó con la mínima investigación sobre esto su sucesor en la gubernatura, Joaquín Hendricks Díaz, a quien tampoco fiscalizó Félix González Canto, cuando le correspondió relevarlo, no obstante los descarados y escandalosos casos de corrupción que se suscitaron durante su gestión, entre los cuales destacan los invernaderos de Felipe Carrillo Puerto, la Mega escultura de Chetumal, la auto adjudicación del Centro de Convenciones de Cancún a través del empresario Isaac Hamui, con quien se presume está asociado también en el muelle de cruceros Costa Maya de Mahahual, así como en cientos de hectáreas de la reserva territorial de Benito Juárez, Puerto Morelos y Playa del Carmen.

El saqueo al patrimonio público de los quintanarroense ha sido cuantioso y constante, como la forma descarada e impune como se ha realizado hasta ahora. Por eso lo destacable e histórico de una acción de Gobierno como el que anunció el gobernador Carlos Joaquín González en relación con el predio playero de las antiguas Villas Juveniles del CREA.

Ojalá este sea el inicio de un proceso de recuperación del patrimonio público que ha sido saqueado de manera impune por exgobernantes y empresarios que hoy presumen ser transparentes y decentes. Habrá que revisar todo lo revisable y reversible. Y lo que no, siquiera para exponer a la opinión pública a los pillos que quieren pasarse por gente con honor y decencia…

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta