La mayor ralea electorera de todos los tiempos y en todos...

La mayor ralea electorera de todos los tiempos y en todos los partidos, en la disputa de julio por lo que queda del país

55
0
Compartir

La aprobación de una candidatura plurinominal al Senado para Napoleón Gómez Urrutia por parte del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), desató un alud de críticas y cuestionamientos sobre la moralidad de la causa lópezobradorista para la refundación moral de la vida pública del país, luego de que las autoridades mexicanas acusaran aldirigente minero -y hoy día prófugo de la Justicia- del desvío de 55 millones de dólares en el gremio, y por lo cual pesa una orden de aprehensión en su contra. Y aunque Andrés Manuel López Obrador defendió la designación al asegurar que éste ha sido “perseguido y estigmatizado por la propaganda oficial y oficiosa”, el descontento, sobre todo en las filas de los fieles y de los críticos a la causa moralizadora, no ha parado. Pero la de ‘Napo’ no es la única candidatura bizarra en el actual proceso electoral, pues el resto de los partidos, principalmente el Morena, han postulado no sólo a políticos ‘quemados’, corruptos o de dudosa reputación, sino también a actores, futbolistas y cantantes, para diputaciones, alcaldías y hasta gubernaturas. Si bien no se trata de un fenómeno nuevo, pues en el pasado varios de ellos han, incluso, ganado elecciones, en esta ocasión el número de simuladores, famosos y ambiciosos de toda ralea que pretenden ser representantes populares sólo porque la democracia electorera mexicana permite hoy día la participación en las urnas de cualquier engendro y por cualquier partido o coalición tramada entre grupos de la peor especie, aumentó significativamente y como nunca antes, al grado de que muchos de los candidatos o posibles candidatos, y mañana, acaso, gobernantes o representantes populares, en lugar de ir a las urnas debieran ir a la cárcel. Es cierto que cualquier mexicano que cumpla con los requisitos de ley puede buscar un cargo de elección, pero también lo es el hecho de que las reformas políticas y electorales son hechas a la medida del mejor postor legislativo, y que son legión los militantes y ciudadanos con mayor valor que están siendo relegados en favor de un ejército de analfabetos funcionales, de delincuentes, y de representantes de sociedades de negocios particulares y de grupos de interés; una canalla tan numerosa como nunca se había visto en los procesos electorales de México, y que está poniendo de relieve que ya no hay partido, y casi ni dirigente político, con algún escrúpulo moral y alguna alternativa posible de salvación de México. Ahí va no lo mejor, sino, acaso, lo peor revuelto con lo menos peor: ya sea el consagrado exfutbolista tepiteño y la cantante feminista, que el perseguido por la ‘mafia del poder’ o el actorcito telenovelero y personaje de la colectividad del chisme, y este y aquel otro con algún renombre público, cualquiera que sea, en este cambalache de ocasión donde los votos cuentan, y cuentan mucho –y de hecho es lo único que cuenta-, y no que el país se siga yendo por donde su democracia fallida lo sigue empujando hasta el fondo del atascadero.

La mayor ralea electorera de todos los tiempos y en todos los partidos, en la disputa de julio por lo que queda del país

Javier Ramírez

Criminales multimillonarios, políticos ‘chapulines’ e integrantes de la farándula, entre los más buscados para ocupar un cargo en estas próximas elecciones.

Y no podría ser de otra manera. Como un “acto de justicia” calificó, por ejemplo, el candidato presidencial de Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, la designación de Napoleón Gómez Urrutia como candidato plurinominal al Senado de la República,durante la pasada Asamblea Nacional de Elecciones del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), celebrada el 18 de febrero reciente, al asegurar, como desde octubre pasado, que si éste se encuentra exiliado en Canadá es porque lo han perseguido al no querer someterse “a los dictados de los que mandan en verdad en la Secretaría del Trabajo y otros que se creen los dueños de México”.

Pero muchos no están de acuerdo con ello: Napoleón Gómez Urrutia, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, tuvo que escapar del país en 2006 para no ser detenido por una denuncia de fraude de 55 millones de dólares contra los trabajadores, y acusado por las malas condiciones en que laboraban las 65 víctimas de la explosión de la Mina 8 de Pasta de Conchos. Y aunque en 2014 el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Penal canceló la última orden de aprehensión vigente en su contra, Gómez Urrutia decidió controlar desde Canadá al sindicato minero por temor a ser detenido si regresa al país.

Andrés Manuel López Obrador había afirmado que de ganar la Presidencia de la República haría todo lo posible por regresar a Gómez Urrutia a México, y, si nada sale mal, es muy probable que lo consiga.

Heredero sindical

Napoleón Gómez Urrutia, originario de Monterrey, Nuevo León, no heredó de su padre, Napoleón Gómez Sada, el gusto por el trabajo sindical, pues luego de graduarse de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, fue designado director general de la Casa de Moneda, donde se mantuvo hasta 1992, cuando fue despedido por presuntas irregularidades detectadas durante su gestión. Pero en 1994, su padre diseñó un plan para que “Napito” heredera el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, al solicitar al presidente de Industrias Peñoles, el empresario Alberto Baillères, que fabricara un expediente laboral para su hijo. De esta manera, Gómez Urrutia fue dado de alta en el departamento de contabilidad de la mina La Ciénega, donde seis años después lo nombró secretario general suplente del sindicato, pese a que no cumplía con el requisito estatutario de antigüedad.

De esta manera, tras la muerte de su padre en 2001, “Napito” fue elegido secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana.

Sin embargo, cuatro años después fue blanco de las críticas cuando el 19 de febrero de 2006 una explosión colapsó varios túneles en la Mina 8 de Pasta de Conchos, en Nueva Rosita, Coahuila, provocando la muerte de 65 trabajadores. De acuerdo con las autoridades, las víctimas trabajaban en pésimas condiciones de seguridad, al grado de que semanas antes habían denunciado una alta concentración de gas en la mina, lo que fue ignorado por sus superiores.

Ese mismo año, el Gobierno lo acusó de malversar 55 millones de dólares de un fideicomiso sindical, por lo que rápidamente escapó a Canadá, desde donde se dedicó a manejar a distancia el sindicato minero e incluso obtuvo la nacionalidad en 2014. También en 2014 la Interpol le giró una Ficha Roja para su detención, pero, casi al mismo tiempo, el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Penal canceló la última orden de aprehensión que estaba vigente en su contra.

La polémica

Hoy, el líder de los mineros está de vuelta en las primeras planas gracias a la postulación del Morena, que, entre otros, colocó en la lista de ‘pluris’  a Germán Martínez Cázares, exdirigente nacional del Partido Acción Nacional (PAN); a Olga Sánchez Cordero, exministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; a la fundadora del PRD, Ifigenia Martínez; y a Ricardo Monreal, quien en octubre pasado dejó la jefatura de la Delegación Cuauhtémoc, en la Ciudad de México, para apoyar a López Obrador luego de que no lo respaldara para ser candidato a jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

La designación de “Napito” provocó la molestia de mucha gente, dentro y fuera de las filas del Morena, que ha considerado que de esta manera se está abriendo la puerta para que criminales puedan ser senadores. El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, comentó que es lamentable que se haya postulado a alguien que ha estado fuera de México y que ha estado en contra de las buenas relaciones laborales entre los trabajadores y los empresarios y que, por si fuera poco, tenga que aclarar procesos jurídicos y su pasado personal. “Necesitamos contar con los mejores perfiles para el Congreso”, aseveró.

Pero, así como tiene detractores, también cuenta con defensores, entre éstos la cúpuladel Sindicato de Trabajadores del Acero (USW, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos y Canadá, así como la organización de trabajadores (UNITE) del Reino Unido e Irlanda, que consideran que, bajo su liderazgo, “los mineros han encabezado la lucha por sindicatos democráticos y derechos laborales genuinos en México que permiten a los trabajadores ganar salarios decentes”.

En México sus defensores lo han convertido en un ‘mártir’ y constantemente sacan a relucir que “Napito” ha abogado tanto por los trabajadores que incluso ha recibido premios internacionales, como el Arthur Svensson, de Noruega; el Harold Edelstam, en Suecia; la Medalla de Oro IPPY, de la Asociación de Editores Independientes de Nueva York; y la Medalla Emilio Krieger,de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD).

Pero fue Alfonso Romo, principal asesor de López Obrador, quien se llevó las palmas al comparar al líder sindical con el expresidente de Sudáfrica y Premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela, durante un evento organizado por el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales.

Y aunque la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece en su Artículo 58 que para ser senador de la República, por el principio de mayoría relativa o el de representación proporcional, es necesaria una residencia efectiva de seis meses anteriores a la fecha de la elección en la entidad de la elección, continúa siendo elegible debido a que cumple con la edad, no ha perdido sus derechos mexicanos, y porque el contar con doble nacionalidad no le impide postularse, por lo que se trata de un asunto que seguirá dando de qué hablar en los próximos meses.

“Famosos”, el último recurso

Postular a actores, cantantes y otras ‘personalidades’ del medio del espectáculo o del deporte para cargos de elección popular, no es ninguna novedad en el país. Así, por ejemplo, Silvia Pinal fue electa diputada federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 1991 y senadora en 1997, mientras que María Rojo fue diputada federal por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en 1997, como jefa delegacional de Coyoacán en 2000 y como senadora en 2006. Más recientemente, la actriz Carmen Salinas apareció como diputada plurinominal del PRI, la velocista Ana Gabriela Guevara como senadora de Sonora por el Partido del Trabajo (PT), y el exfutbolista Cuauhtémoc Blanco como alcalde de Cuernavaca por el Partido Socialdemócrata (PSD).

Pero en el actual proceso electoral, el número de este tipo de personajes aumentó sin tener mayor mérito que el de su nombre y sus relaciones con los dirigentes partidistas. El PRI ha postulado al actor Eduardo Capetillo como alcalde de Ocoyoacac, Estado de México; el PT, al también actor Ariel López Padilla como gobernador de Morelos; el Partido Nueva Alianza (Panal) a la comediante María Elena Saldaña como diputada federal por Morelos; el PRD a la cantante Rocío Banquells como diputada local de la Ciudad de México; y el Morena a la cantante Susana Haarp al Senado, al actor Sergio Mayer a una diputación federal por la Ciudad de México, al cantante Ernesto D’Alessio a una diputación en Nuevo León, y a los exfutbolistas Miguel Ríos y Cuauhtémoc Blanco, como candidatos a alcalde de Querétaro y gobernador de Morelos, respectivamente.

El descarado intento de los partidos políticos por atraer el voto de la gente acostumbrada a la farándula ocasionó que varios medios sacaran los ‘trapos al sol’ de varios de estos personajes, como es el caso de María Elena Saldaña, quien, según la Fiscalía General de Veracruz, “donó” 2.5 millones de pesos a Gabriel Deantes, extitular de la Secretaría del Trabajo en esa entidad, actualmente acusado de enriquecimiento ilícito, mientras que Sergio Mayer fue exhibido como opositor al Morena,y el exjugador del América fue acusado de incompetente, arbitrario, y autor de diversas irregularidades e ilícitos como alcalde de Cuernavaca.

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta