La verde irrespetabilidad

La verde irrespetabilidad

9
0
Compartir

El Partido Verde Europeo (PVE) es una coalición de 32 partidos políticos de 29 países. Fundado en febrero del 2004, se convirtió en el primer partido político a nivel europeo con 1, 300 delegados. Hoy el European Green es parte del Parlamento Europeo y el de mayor crecimiento.

                Se habían organizado en una coordinadora y después en una federación entre los años 1979 y 2004. Enlos70 y 80 los Verdes Europeos fueron escépticos a una integración económica y política ya que consideraban que estos parámetros eran contrarios a los intereses medioambientales.

                En los 90 comenzaron a cambiar de opinión y poco a poco fueron integrándose al proponer soluciones políticas pragmáticas y la democratización de las instituciones europeas.

                La ideología del PVE se basa en las ‘políticas verdes’, como la responsabilidad ambiental, la libertad individual, la democracia, la diversidad, la justicia social, la igualdad de género, el desarrollo sostenible global y la no violencia.

                Uno de los grandes líderes históricos del PVE es Daniel Cohn-Bendit quien ha tenido una llamativa trayectoria como líder anarquista del movimiento estudiantil y social francés Mayo del 68 y después como guía indiscutible del movimiento político ecologista reformista.

                En el 2001 se forma la red internacional de partidos ecologistas que firmaron los principios de la Carta de los Verdes Mundiales, entre los que se encuentran partidos de África, Asia, Oceanía y América Latina.

                En  dicha Carta detallan los principios generales de acción política como la democracia, la equidad, el cambio climático y energía, diversidad biológica, sustentabilidad económica, derechos humanos, alimentación y agua, planificación a largo plazo y paz.

                Debido a ello, los partidos verdes europeos y de otros lados son profundamente respetados.

                Desde sus inicios y a 26 años de existencia, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) ha sabido acomodarse, siempre, al mejor postor. Han perdido su registro, han violado innumerables veces las leyes electorales y nos ha costado a los mexicanos más de 5 mil millones de pesos.

                Sin ser todavía partido político, en 1988 se acercan, coquetos y ambiciosos, a la campaña de Cuauhtémoc Cárdenas. Aproximación que les daría experiencias y apetitos.

                Nace en 1991 al participar en las elecciones para elegir diputados, senadores y miembros de la Asamblea Legislativa del entonces Distrito Federal. Perdió el registro al obtener el 1.48% de las votaciones.

                Al olor del dinero y los poderes, recuperan su registro en 1993 y postulan como candidato a presidente a su fundador Jorge González Torres, dueño de las Farmacias Fénix, quien obtuvo el 0.93% de los votos. Sin embargo, no perdió el registro porque alcanzó el puntaje requerido en las elecciones para diputados y senadores.

                En el año 2000 se le pega al PAN y con Fox ya presidente queda sellado el inicio del tortuoso camino del PVEM en busca de poder. Por cierto, muy oscuro, nada verde.

                Una vez más, seis años después este partido-veleta cambia de rumbo y se alía al PRI para apoyar al gran atleta Roberto Madrazo en sus aspiraciones a la presidencia. En esas elecciones los votos se contaron por coalición, no por partido, así que graciosamente sobrevivió.

                Sigue su alianza en el 2012 con el PRI y además consiguen Chiapas, su primera gubernatura con Manuel Velasco Coello. Otro niño bien, que no verde.

                Según la base de datos del INE, desde 1997 hasta la fecha el PVEM ha recibido 5,549 millones 212 mil 671 pesos como financiamiento público que se divide en sueldos, renta de oficinas, servicios, gastos de campaña, capacitación, publicaciones editoriales y foros.

                Sus trampas lo convierten en uno de los partidos más multados. Y pagan con nuestro dinero.

                Millones de baratijas regaladas, spots de radio, tuits y espectaculares fuera de los tiempos marcados por el INE, además de tope de gastos de campaña rebasados.

                Debieron pagar una multa de 322.4 millones de pesos por spots de radio y televisión pero el Tribunal Electoral se la rebajó de manera sospechosa ysólo pagaron casi 215 millones de pesos.

                Durante la veda de las elecciones del 2015,  les pagaron a personajitos del espectáculo y el deporte quienes inundaron las redes alabando las bondades y la sensibilidad de los inmaculados líderes del Verde Ecologista. Pagaron multa por 7 millones.

                Por el indebido financiamiento a “Los Amigos de Fox”, con quien fueron en coalición en el 2000, pagaron multa de 98 millones.

                Cuentan ya con diputados, senadores, presidentes municipales y hasta un gobernador que fue apadrinado por el PRI. De las 2,317 iniciativas que han presentado sólo 146 han sido aprobadas. Muchas de estas no han contado con estudios responsables, sustentables o verdes, cuando menos.

                Con bombo y platillo anunciaron la ley que prohibía animales en circos, después muchos de ellos murieron de hambre o fueron sacrificados porque nadie supo qué hacer con ellos.

                Y para rematar, jóvenes políticos “verdes” con altos puestos en las televisoras, conocidos como la Telebancada,  han ayudado a que el ciudadano padezca reformas hacendarias, energéticas o fiscales que van en contra de los intereses de las mayorías.

 

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta