Las Alcaldías más pobres de la zona sur del Estado sufrieron millonarios...

Las Alcaldías más pobres de la zona sur del Estado sufrieron millonarios recortes dentro del Presupuesto de Egresos del Ayuntamiento capitalino, mientras que dependencias irrelevantes, como la de Comunicación Social y la Secretaría Particular, obtuvieron más recursos para malgastar

26
0
Compartir

¿Cómo gastará este año el dinero de sus impuestos el Ayuntamiento de Othón P. Blanco? Estosdías le presenta esta información. Para quienes viven en las Alcaldías, las noticias no son buenas: los presupuestos de por sí exiguos destinados a ellas, fueron recortados sin contemplaciones de ninguna especie. Y si bien en áreas como el Cabildo por fin se redujeron los recursos, en otras se incrementaron de manera incomprensible, como en las direcciones de Fiscalización y las de Ingresos y Egresos. Además, la Comuna destinará gran parte de sus recursos -alrededor de 32 millones de pesos- al servicio de recoja de basura y al relleno sanitario, que es el negocio de la empresa Intrasiso, a la que años atrás demandó por incumplimiento de contrato, que le ganó la demanda en los tribunales, y que ha regresado a seguir sacando provecho de una administración municipal sin liderazgo político que se respete y más caótica e ingobernable que nunca. El presupuesto municipal parece más un catálogo de asignaciones improvisadas y ocurrentes, que el proyecto esencial de financiamiento que debe ser en un Municipio cada día más complejo, de mayor crecimiento poblacional y urbano, de mayores demandas sociales y rezagos, de alto endeudamiento y escasa recaudación y disponibilidad fiscal, de creciente precarismo e inviabilidad económica, de mayor delincuencia e inseguridad, y de falta absoluta de iniciativas de innovación y desarrollo.

Javier Ramirez

El Ayuntamiento de Othón P. Blanco cada vez es menos eficiente recaudando y la cabecera municipal crece y se satura día con día de nuevos colonos pobres y de más demandas de servicios básicos, en un espacio urbano que, además de todo, ya no se puede expandir. El déficit fiscal no podría ser peor. La deuda consume todo y no hay iniciativas de mandato capaces de romper la inercia de la inactividad productiva, la incompetencia laboral y la falta de alternativas de inversión. Y ante la falta de liderazgo, de oficio político, de capacidad de cambio, y de convocatoria de más empresas y nuevos contribuyentes y fuentes de financiamiento fiscal, prefiere agobiar con más gravámenes a los pocos negocios que están sobreviviendo en el Municipio.

Así ha sucedido en cada administración, y el actual Gobierno municipal no fue la excepción. De hecho, el Congreso local eliminó varios puntos de la Ley de Ingresos del Ayuntamiento capitalino para el ejercicio fiscal 2019, que incluían el concepto de uso o destino de suelo (en virtud de que, de acuerdo con la propia Ley de Coordinación Fiscal, en su Artículo 10-A, los cobros por licencias se encuentran en suspenso), el Impuesto por Adopción de Mascotas, la tasa del 2.1 para Costa Maya, así como el gravamen que se pretendía cobrar a las actuaciones que tengan como finalidad llevar a cabo actividades culturales.

Fue gracias al incremento de 56 millones de pesos por concepto de Participaciones Federales, que el Municipio logró alcanzar los 817 millones de pesos de presupuesto, una cantidad que no ha aumentado desde hace seis años, a pesar de que la población creció un 18 por ciento en ese lapso.

En otras palabras: cada vez más gente habita el Municipio, pero las administraciones locales han sido incapaces de hacer más eficiente la creación de fuentes fiscales y la recaudación de recursos para garantizarles los servicios que se demandan. Crece la demanda, baja el ingreso, y crecen el rezago, la pobreza, la insalubridad, la inseguridad y todos los males de una comunidad carente de gobierno.

Pero igual de importante es el Presupuesto de Egresos, o lo que es lo mismo: la forma en que se gastará el dinero de los contribuyentes; y aunque éste es un concepto que usualmente es reservado hasta finales de año, Estosdías presenta el desglose de los recursos destinados a cada área del Ayuntamiento capitalino para el presente año.

Los castigados

Las Alcaldías del Municipio son las principales castigadas del presupuesto. La Alcaldía de Nicolás Bravo recibirá 6 millones 435 mil pesos menos que en 2018, cuando obtuvo 10 millones 103 mil pesos.

Cerro de las Flores recibirá 2 millones 669 mil pesos menos que el año pasado, cerrando con 757 mil pesos de presupuesto para todo el año.

Dos Aguadas recibirá 2 millones 559 mil pesos menos, quedándose con apenas 560 mil pesos.

La Alcaldía de Javier Rojo Gómez tendrá un presupuesto para este año de 1 millón 686 mil pesos, casi menos del doble que el año pasado.

Calderitas y Majahual fueron las menos castigadas, con 1 millón 730 mil y 1 millón 202 mil pesos de presupuesto para 2019, respectivamente, lo que representa 212 mil pesos y 194 pesos menos que en 2018.

Esta situación incluso fue criticada por la regidora Cinthya Millán Estrella, quien destacó la importancia de al menos mantener el presupuesto del año pasado para las Alcaldías, toda vez que es la única forma en que obtienen recursos para invertir en servicios públicos básicos.

En contraste, la Coordinación de Alcaldías, Delegaciones y Subdelegaciones del Ayuntamiento, aumentó su presupuesto en 3 millones 432 mil pesos, al recibir para este año 6 millones 888 mil pesos.

Otra área que recibió un importante recorte fue el Cabildo, puesto que para este año deberá operar con 22 millones 897 mil pesos, casi 14 millones 268 mil pesos menos.

La Secretaría General redujo 3 millones 468 mil pesos su presupuesto comparado con el año pasado, cuando recibió 13 millones 404 mil pesos.

La Tesorería municipal tendrá 11 millones 668 mil pesos de presupuesto, tres veces menos de lo que recibió el año pasado, cuando operaba con 41 millones 811 mil pesos.

Oficialía Mayor ejercerá 26 millones 343 mil pesos, 8 millones 435 mil pesos menos que en el 2018. La Dirección de Planeación Municipal tendrá a disposición 2 millones 358 mil pesos, lo que se traduce en un recorte de 1 millón 678 mil pesos.

Desarrollo Social pasó de 8 millones 908 mil pesos en 2018, a 7 millones 585 mil pesos este año. Las direcciones de Desarrollo Urbano, Obras Públicas, de Servicios Públicos Generales y de Seguridad Pública Municipal también sufrieron recortes por 2 millones, 1 millón 488 mil, 15 millones 477 mily 1 millón 337 mil pesos, cerrando con 973 mil, 7 millones 474 mil, 6 millones 38 mil y 3 millones 192 mil pesos para este 2019.

En cuanto a las expresiones artísticas, los comités del Carnaval y de la Feria tendrán 6 millones 336 mil pesos y 2 millones 137 mil pesos menos para trabajar, quedando en 7 millones 110 mil y 5 millones 725 mil pesos.

Los ganadores

Las áreas que obtuvieron incrementos importantes respecto al año pasado son la Dirección de Ingresos y la de Egresos, de más de 11 millones de pesos la primera, y 14 millones 456 mil pesos la segunda, alcanzando 23 millones 36 mil pesos la de Ingresos, y 102 millones 754 mil pesos la Dirección de Egresos.

La Dirección de Imagen Urbana pasó de recibir un millón 728 mil pesos el año pasado, a 32 millones 54 mil pesos este año, en tanto que la de alumbrado Público recibirá casi 19 millones 152 mil pesos más que en la anterior ocasión, cerrando con 20 millones 656 mil pesos.

Para el Departamento de Recolección de Basura y Relleno Sanitario se destinarán 32 millones 106 mil, cuando en ocasiones anteriores no se le asignó ni un solo peso, porque se trata de la cantidad que se la pagará a la empresa Intrasiso por el manejo de la basura que genera el Municipio.

La Presidencia y la Secretaría Particular tendrán dos millones 650 mil pesos más para ejercer, al recibir 8 millones 646 mil pesos, la primera, y 6 millones 381 mil pesos, la segunda.

Comunicación Social pasará de un presupuesto de 3 millones 306 mil pesos, a 4 millones 396 mil pesos. Las direcciones de Oficialías y Registro Civil, así como la de Coordinación Municipal de Protección Civil, también tendrán un presupuesto aproximado de 4 millones 500 mil pesos; un millón 800 mil pesos más de recursos para cada una.

La Dirección de Fiscalización e Inspección de Horarios y Comercio en la Vía Pública aumentó su presupuesto en 2 millones 761 mil pesos, quedando en 8 millones 383 mil pesos; en tanto que la Dirección de Servicios General aumentó su partida con 7 millones 137 mil pesos más que el año pasado, cuando recibió 15 millones 669 mil pesos.

Las direcciones de Salud, Cultura y Mercado tuvieron incrementos a su presupuesto de 1 millón 356 mil pesos en promedio, al obtener 7 millones 482 mil pesos, 5 millones 448, y 3 millones 209 mil pesos cada una, respectivamente.

El DIF Municipal pasará de 12 millones 83 mil pesos de presupuesto, a 14 millones 278 mil pesos, en tanto que la Dirección General de Desarrollo Urbano, Medio Ambiente y Ecología, tendrá por primera vez 4 millones 564 mil pesos para ejercer.

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta