Las mujeres saben en dónde viven las soluciones

Las mujeres saben en dónde viven las soluciones

12
0
Compartir

El Centro Génova para el Control Democrático de las Fuerzas Armadas, DCAF siglas en inglés, es una fundación internacional establecida desde el año 2000 por la Confederación Suiza y ha contribuido a mejorar el sector gobernanza y seguridad en 70 países.

                El DCAF trabaja para apoyar la interrelación de los sectores de seguridad del Estado y los ciudadanos con miras a desarrollar, establecer y mantener leyes, como precondición esencial para el sostenimiento de la paz. Y ayudar a la inclusión de las mujeres a las FuerzasArmadas.

                Los únicos dos países latinoamericanos que son miembros del DCAF son Argentina y Chile.

                Entre otros programas de trabajo están el refuerzo a los DDHH de los migrantes y el apoyo a las policías fronterizas; la defensa que el Estado debe ejercer en favor de las instituciones civiles y democráticas; los servicios de seguridad e inteligencia como proveedores de seguridad y protección a los DDHH; talleres para mejorarlas responsabilidades de las Instituciones de Seguridad y ayudar a la creación de instituciones sensibles a los problemas de género.

                Tiene una enorme cantidad de publicaciones y libros escritos por especialistas en múltiples materias. Debido a la creciente violencia de género que padece México y el mundo, ponemos de relieve una publicación llamada “Herramienta 8: Integrando el Género en la Reforma y Gobernanza en Seguridad”.

                Este ensayo fue realizado a partir de investigaciones de campo hechas en los países de África Occidental. Estipula las normas para la igualdad de derechos de las mujeres, de los hombres y de las minorías de género para que puedan acceder a oportunidades y recursos, más allá del sexo con el que nacieron y del género con el cual se identifican.

                En el contexto del sector seguridad, esto significa que las mujeres y hombres deben tener igualdad de oportunidades “para participar en la provisión, manejo y supervisión de los servicios de seguridad”.

                A pesar de que diversos organismos internacionales recomiendan que todos los hombres, mujeres, niños y niñas deben estar protegidos por la justicia y los mecanismos de gobernanza que son aplicables al sector seguridad, el paso de la teoría a la práctica ofrece innumerables retos.

                Uno de estos retos, en México, es convencer a la camarilla política, a quienes hacen y aplican las leyes, de que el feminicidio es una norma internacional, de que la violencia de género en nuestro país está vigente y por lo tanto se debe actuar en contra de ella con todo rigor.

                El DCAF trabaja de cerca con otro organismo civil llamado Inclusive Security (IS), basado en Washington y que trabaja para empoderar a las mujeres.

                 “Las mujeres ayudan a crear una paz más duradera”, “Hay 35% más probabilidades de que la paz perdure hasta por 15 años, cuando las mujeres son incluidas en las negociaciones”, o bien “Las mujeres saben en dónde viven las soluciones”. Afirma la IS.

                Estas y otras frases de su página web vienen acompañadas de hechos concretos que fueron documentados por este organismo, alrededor del mundo.

                Sin embargo, las mujeres no están invitadas a las mesas de negociación. Sólo el 9% son negociadoras y el 4% son firmantes o signatarias en las pláticas oficiales de paz.

                La IS nos muestra cómo se han llevado a cabo las promesas globales de los gobiernos para llevarlas a las acciones nacionales en países como la República Democrática del Congo, Las Filipinas,  Serbia o Sierra Leona.

                A manera de ejemplo, en estos países –dos de África, uno de Asia y otro de Europa- en que se ha incrementado el riesgo a los civiles en guerras intestinas y por tanto la paz estaba lejana, las mujeres han jugado roles específicos para asegurar los procesos de paz.

La IS ha facilitado una serie de talleres en Paquistánimpartidos a 20 mujeres entre las que se cuentan policías,  líderes civiles de la sociedad y parlamentarias para avanzar en la inclusión de las mujeres en contra de la violencia extrema. Estas acciones han logrado la concientización de grandes grupos de mujeres a lo largo del país.

                Afirma el IS “los planes de acción nacional de alto impacto sobre mujeres, paz y seguridad,  las NAP´s, requieren de un entendimiento claro, holístico, de lo que las diferentes sociedades entienden por paz y seguridad.”

                En el entendido de que las diversas formas de violencia que se ejerce sobre las mujeres, están condicionadas por el medio ambiente, la religión, las costumbres y otros factores que definen dicha violencia en cada región o país.

                Todos los días, en México, sucede la violencia en contra de las mujeres. Las noticias en periódicos, televisión, radio y redes están salpicadas de ese terrorismo dirigido hacia las mujeres.

                Informarse, tomar conciencia, comprometerse y organizarse parece lo único viable.

 

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta