Lecciones de la elección en Quintana Roo…

Lecciones de la elección en Quintana Roo…

39
0
Compartir

Se puede decir que los resultados de la elección federal del pasado domingo en Quintana Roo son para el Movimiento Regeneración Nacional(Morena) y su candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador algo así como la crónica de un triunfo anunciado.

Todo mundo lo sabía por los resultados que venían arrojando las encuestas publicadas desde el arranque de la campaña presidencial.

La única duda que carcomía a muchos y motivaba a los candidatos de las coaliciones adversarias a la que armó López Obrador con los partidos del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES), era la de ver si la influencia del candidato presidencial morenista arrastraría al triunfo al resto de los abanderados de la coalición “Juntos haremos historia”, dado el antecedente de que en las anteriores elecciones presidenciales en las que participó, las de 2006 y 2012, no fue así.

Sin embargo, los resultados de las encuestas realizadas en la entidad, anunciaban el posicionamiento de la marca Morena en los mismos niveles que las preferencias del electorado posicionaban a su candidato presidencial López Obrador y por consiguiente a sus candidatos a senadores y a diputados federales de los cuatro distritos electorales contenidos en el estado de Quintana Roo.

Los resultados de las elecciones dominicales confirmaron el triunfo morenista anunciado en las encuestas tanto en la elección presidencial, como en la de senadores y diputados federales.

El arrastre de López Obrador y su partido Morena le alcanzó en Quintana Roo para ganar en los municipios de Othón P. Blanco y Solidaridad. En el de Benito Juárez el triunfo de Morena y su candidata a la presidencia municipal, Mara Lezama, estaba cantado desde mucho antes de la elección, dado que sus principales adversarios prácticamente abandonaron la plaza al apostar a una candidatura como la de José Luis “Chanito” Toledo Medina que nunca logró siquiera alcanzar su registro formal en el proceso.

Así, después de las elecciones del domingo pasado, Morena se quedó con la representación casi completa de la legislación federal: los dos senadores de mayoría relativa, Maribel Villegas Canché, que sigue con su imbatibilidad electoral, y el doctor José Luis Pech Várguez; así como las cuatro diputaciones federales, tres de las cuales quedaron en las manos femeninas de Adriana Teissier Zavala, por el Distrito I, Patricia Palma Olvera, por el Distrito II y Mildred Ávila Vera, por el Distrito III; Jesús Pool Moo, ganó en el Distrito IV.

El Partido Acción Nacional (PAN) tendrá la tercera senaduría quintanarroense en manos de Mayuly Martínez Simón.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) continuó en la debacle que iniciara con la derrota que tuvo en la elección para gobernador del Estado en 2016, pues no sólo perdió las senadurías y las diputaciones que había ganado hace seis y tres años, sino que se fue a un lejano tercer lugar en los resultados de la elección federal; aunque tres de sus presidentes municipales que ganaron en 2016, Laura Fernandez Piña, de Puerto Morelos, Alexander Zetina Anguiluz, de Bacalar, y Juan Carillo, de Isla Mujeres, lograron reelegirse en esta elección y, en Cozumel, el hijo del priista quintanarroense más prominente, Pedro Joaquín Delbois le arrebató al PAN la presidencia municipal, para cubrir así el único espacio político que le falta a la amplia trayectoria pública de su padre el actual secretario de Energía en el gobierno federal de Enrique Peña Nieto, Pedro Joaquín Coldwell.

De las lecciones negativas que deja la pasada elección a algunos de los principales partidos que se coaligaron con otros para buscar fortalecerse, destaca la que sufrieron los dirigentes estatales del PES, principalmente el expresidente municipal de Benito Juárez, Gregorio “Greg” Sánchez Martínez, quien sobrevalorando su imagen y presencia política en Quintana Roo, se le reveló a la coalición “Juntos haremos historia” y postuló por su cuenta a candidatos a las presidencias municipales que pretendieron regatearle en campaña la imagen de López Obrador a los candidatos morenistas sin éxito alguno, pues los resultados que obtuvieron apenas les alcanzaron para conservar el registro y meterse de regidores en los ayuntamientos que pensaron y abordarían por cuenta propia.

El único efecto negativo para la coalición “Juntos haremos historia” que tuvo la separación del PES en la elección local de Quintana Roo, se registró en el municipio de Bacalar, donde el presidente municipal Alexander Zetina Anguiluz pudo reelegirse con 5,831 votos contra 5,048 que obtuvo su principal adversario de Morena, Rubén Valdivia, gracias a que la candidata del PES, Trinidad Guillén, le arrebató al morenista la nada despreciable cantidad de 2,163 votos que hubieran sido más que suficientes para derrotar al reelecto alcalde bacalareño.

Algo similar le pasó al PRI en José María Morelos, en donde perdió la elección a manos de la coalición “Por Quintana Roo al frente” que conformaron el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, porque su aliado el Panal en el resto del estado decidió ir con candidato propio. Los resultados favorecieron a la candidata frentista Sofía Alcocer Alcocer con 7,209 votos, contra 5,533 que obtuvo su más cercana contrincante del PRI, Rosana Romero Ávila, quien pudo haber ganado si el Panal no hubiese postulado a un candidato propio, Erik Noe Borges Yam, que obtuvo 4099 votos.

Por último, habrá que ver que lección es la que aprendieron los presidentes y presidentas municipales que no pudieron reelegirse o perdieron la elección a la que se postularon para intentar avanzar en sus aspiraciones políticas: en Tulum aunque no era una reelección directa sí lo era de facto, Marciano Dzul Caamal sufrió un serio revés en el cacicazgo que ha ejercido desde la creación del municipio; en Solidaridad, Cristina Torres cayó víctima de una ola morenista a la que se subestimó en demasía en ese municipio; en Felipe Carrillo Puerto, Paoly Perera Maldonado no pudo superar las traiciones de sus antecesores priistas; en Cozumel, el apellido Joaquín sigue pesando políticamente sin importar el partido al que represente y contra eso no pudo la alcaldesa Perla Tum; y, el presidente municipal de Othón P. Blanco, Luis Torres Llanes, no pudo trascender su presencia más allá del municipio capitalino y fue derrotado por quien menos se lo esperaba en la contienda por la diputación federal del Distrito II…

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta