Los claroscuros de Morena y la tragedia política de los Ramos…

Los claroscuros de Morena y la tragedia política de los Ramos…

43
0
Compartir

         A costa de Othón P. Blanco, el Municipio donde se asienta la capital del Estado, Chetumal, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) reforzó su campaña en Quintana Roo, sobre todo en la zona norte de la entidad, donde se concentra casi el 80 por ciento del electorado estatal, con la designación de candidatos a las diputaciones federales y las senadurías, que no sólo tienen presencia pública y trabajo político, sino solvencia moral y reconocimiento ciudadano.

         El imán en que se convirtió Morena para políticos cuyas aspiraciones no habían sido satisfechas en sus partidos de origen, sobre todo del Revolucionario Institucional (PRI) y del de la Revolución Democrática (PRD),  por el crecimiento constante de la intención del voto del electorado quintanarroense a favor de su dirigente fundador y candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, abrió el riesgo, que estuvo latente durante todo el proceso de designación de candidaturas, de que por razones de pragmatismo político y como consecuencia del reparto de cuotas entre los partidos que conforman la coalición “Juntos Haremos Historia”, se colaran a los espacios de representación popular y de gobierno municipal, personajes con un historial en la administración pública y personal no muy recomendables para alcanzar el sano desarrollo político que debe imperar en el futuro inmediato de Quintana Roo.

         Independientemente de si gana o no la Presidencia de la República en las próximas elecciones del primer domingo de julio que viene, cuyas preferencias encabeza según las encuestas que se han hecho públicas hasta hoy, el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, ha ganado en Quintana Roo consecutivamente y con amplio margen de votos las dos elecciones presidenciales en las que ha participado. Eso y el actual posicionamiento en que ha puesto al partido que fundó hace menos de seis años, lo hacen ver como un seguro ganador de la elección presidencial en la entidad, en tanto que a los candidatos a diputados, senadores y a presidentes municipales de su coalición como los rivales a vencer por los candidatos de las otras dos coaliciones partidistas que compiten en el presente proceso electoral.

         Y por eso también, el arrastre popular de López Obrador y su partido Morena en Quintana Roo entrañaba el alto riesgo de que personajes de triste y oscuro historial que parecían haber quedado enterrados en el basurero de la historia política del Estado, fueran rescatados y montados en la ola morenista que viene creciendo.

         No ocurrió así en la designación de las candidaturas al Senado de la República, para las que estuvieron pujando y metiendo mucho ruido en el proceso, que al final de cuentas derivó en el registro de Marybel Villegas Canché y del doctor José Luis Pech Várguez como candidatos propietarios para la primera y segunda fórmula. Luego vino la disputa por las candidaturas a diputados federales, quedando finalmente registrados ante el Instituto Nacional Electoral (INE) como abanderados de Morena Adriana Teissier en el Distrito 01; Patricia Palma Olvera en el Distrito 02; Mildred Ávila Vera en el Distrito 03; y Jesús Pol Moo en el Distrito 04, conjurándose de nueva cuenta el retorno de los oscuros a la luz pública por esta vía.

         Sin embargo, en la lucha por la designación de candidatos a legisladores federales abrió una grieta en la coalición de López Obrador “Juntos Haremos Historia”, que le está dando la posibilidad de retornar a los primeros planos de la política estatal al oportunismo y a la irresponsabilidad política y personal, con todo lo que esto implica, encarnadas en quien parece ya ser el candidato amarrado a la presidencia municipal de Othón P. Blanco, como cuota del Partido Encuentro Social, PES, Carlos Mario Villanueva Tenorio, quien ha sido dos veces, con la actual, diputado local y una vez presidente municipal, dejando muy malas cuentas y en completo desorden financiero e institucional al ayuntamiento capitalino.

         Con la inminente designación de Villanueva Tenorio como el candidato de “Juntos Haremos Historia” para la presidencia municipal de Othón P. Blanco, en sustitución de don Hernan Pastrana Pastrana, la coalición perdió honorabilidad y respeto en este municipio, a cambio de una mayor expectativa de triunfo electoral pero muy baja calidad moral y alto riesgo para los othonenses. Pero así es la política partidista, de claro-oscuros…

–La tragedia política de los Ramos…

         Hace ya 24 años, en el proceso de designación de candidatos al Senado de la República del Partido Revolucionario Institucional (PRI), los grupos políticos de Chetumal y Cozumel se unieron para bajar de la candidatura para senador que parecía tener amarrada Salvador Ramos Bustamante, padre de Emiliano y de Alejandro Ramos Hernández, entonces poderoso dirigente estatal de la Federación Revolucionaria de Obreros de Obreros y Campesinos (FROC) en Quintana Roo, así como miembro destacado del secretariado nacional de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC).

         Con ese golpe político que recibió Ramos Bustamante por parte de los grupos priistas locales, comenzó a concatenarse una serie de eventos desfavorables para su causa, que lo llevaron incluso a la cárcel para luego salir del PRI e integrarse al Partido de la Revolución Democrática (PRD), en donde ha sido un factor de la involución del perredismo en Quintana Roo.

         Actualmente su hijo Emiliano, quien es diputado local y ya fue, desde muy joven, diputado federal por la vía plurinominal, parece haber perdido la lucha por la designación como candidato del PRD a la presidencia municipal de Benito Juárez por el frente “Por México al Frente”, ante el expriista José Luis “Chanito” Toledo Medina, quien ya se ostenta como candidato amarrado en esa posición.

         Será que para Emiliano Ramos Hernández, quien no parece resignado a aceptar su derrota, sea este su primer tropezón que lo lleve a la salida de lo que queda del perredismo…

 

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta