Los hombres del gobernador Carlos Joaquín: ¿Serán candidatos en el 2018?

Los hombres del gobernador Carlos Joaquín: ¿Serán candidatos en el 2018?

16
0
Compartir

De que lo son lo son, pero si no lo fueran, suponiendo sin conceder, como dicen los abogados, son los que están más vistos desde el arranque de la administración estatal que encabeza el gobernador Carlos Joaquín González desde el 25 de septiembre de 2016 en Quintana Roo.

Y por eso se les considera como las principales cartas del gobernador Carlos Joaquín para encabezar las candidaturas al Senado de la República y a la Cámara de Diputados que se rifarán en 2018 algunos de ellos pudieran apostarle a las presidencias municipales que están en manos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) o del Verde Ecologista de México (PVEM), casos específicos de Benito Juárez e Isla Mujeres, aunque Solidaridad es un municipio en donde no le quieren dejar abierto el panorama para su reelección a Cristina Torres, dado el riesgo que se corre con el Movimiento de Regeneración Nacional(Morena) de Andrés Manuel López Obrador.

Son precisamente Benito Juárez y Solidaridad, los municipios que están en las aspiraciones de dos de los hombres más cercanos al gobernador Carlos Joaquín.

El primero de éstos, que comenzó a verse como el hombre fuerte del Gobierno que llegó con los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) a desplazar al priismo de la gubernatura del Estado, fue el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) Juan Vergara Fernández.

Vergara Fernández asumió desde un principio el control de unas finanzas estatales rebasadas por los compromisos de pago de deuda y deproveedores, que no alcanzaban para activar el desarrollo del aparato gubernamental, mismo que se mantenía estancado en casi todas las dependencias, salvo las oficinas del gobernador del Estado, desde años atrás.

Vergara Fernández renegoció la deuda pública del Estado con los bancos y reestructuró las finanzas para darle viabilidad y certidumbre al desarrollo administrativo del Gobierno, así como para cumplir con los compromisos de deuda que dejaron los gobernantes anteriores.

Todo el periodo de 2016 del Gobierno de Carlos Joaquín mostró a Vergara Fernández como el principal protagonista del mismo después del gobernador. Lo que dejó claro y muy sentado él es un proyecto político para el futuro inmediato dentro del equipo que rodea al mandatario estatal. Y entre los espacios que podría buscar no se descarta ni al municipio de Benito Juárez ni una de las cuatro diputaciones federales que se rifarán en la elección del próximo año.

El otro hombre cercano al gobernador Carlos Joaquín, es el jefe de la Oficina del Gobernador, Miguel Ramón Martín Azueta, a quien entre sus méritos políticos recientes, se le reconoce el de haber operado la toma política del Congreso del Estado cuando se veía que el mismo estaría bajo el control de la coalición que conformó el PRI con el PVEM y Nueva Alianza.

Martín Azueta es un militante del PRI que se sumó a la campaña de Carlos Joaquín, cuando éste abandonó al tricolor para encabezar la candidatura a Gobernador del Estado de Quintana Roo por el PAN y el PRD. Se entiende que sigue siendo un militante priista, pues hasta ahora no se ha dado a conocer por parte de él renuncia alguna a dicho partido, ni los dirigentes estatales y nacionales han anunciado expulsión alguna como sí lo hicieron con el exgobernador Roberto Borge Angulo.

De ahí pues que a Martín Azueta se le observa muy cercano a los grupos de priistas que no están conformes con el sometimiento de su partido a los designios del dueño del PVEM, Jorge Emilio González Martínez, mejor conocido como ‘El Niño Verde’, que no quieren irse a Morena, como ya lo hicieron algunos y que no le hacen fuchi a un arropamiento político de parte del gobernador Carlos Joaquín.

Y Martín Azueta está trabajando con ellos para armar la estructura electoral que servirá a los candidatos del mandatario estatal quintanarroense más alla de la que tienen los partidos con los que llegó al poder estatal. Es el operador político electoral del gobernador Carlos Joaquín y como resultado uno de los proyectos que tiene para jugar en el 2018, ya sea en Solidaridad o en las posiciones del Legislativo Federal que se jugarán dentro de un año.

Francisco López Mena es un secretario de Gobierno que poco a poco ha venido tomando el control político del Estado. Tuvo un papel relevante como operador de las renuncias que presentaron los funcionarios que dejó en el llamado “blindaje de impunidad” la administración de Borge Angulo, como fueron los casos del primer fiscal General del Estado, Arturo Alvarez Escalera, del Auditor Superior del Estado y su suplente, Javier Zetina González y Hugo Bonilla Iglesias.

El secretario de Gobierno López Mena no se ve a sí mismo como un futuro candidato para la elección de 2018. Sin embargo, su cercanía con el gobernador Carlos Joaquín y la trayectoria política que tuvo como militante del PAN, lo ponen en la lista de los posibles candidatos albiazules, aunque él haya dejado esa militancia que lo llevó a ser candidato a la gubernatura en 1999, diputado federal entre 2003 y 2006, así como candidato a senador.

López Mena, pues, tiene tablas en el PAN para que no se le regatee candidatura alguna. Y está en la posición de Gobierno y en el favor de quien puede disponer que sea protagonista en la contienda electoral que viene…

 

 

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta