Populismo, demagogia y mondongo

Populismo, demagogia y mondongo

34
0
Compartir

Los términos populismo y demagogia han estado ligados a lo largo de la historia.

El populismo apela a una forma de gobierno en la que existe un fuerte liderazgo que incide en las clases menos favorecidas, es decir, es aquella corriente política que busca el apoyo de las clases bajas de la sociedad. Así aparece en la literatura social de nuestros tiempos.

Bajo esta premisa podemos pensar, con razón, que el único presidente populista mexicano del Siglo 20 fue Lázaro Cárdenas. Además, con él termina el caudillismo y con él comienza la política de las instituciones. Rara Avis, Rara Temporum y sigue siendo un referente histórico.

La demagogia es el método, siempre insano, para llamar la atención y buscar el apoyo de las masas en favor de quien ejerce ese dulce canto a los oídos, o sea, el demagogo, quien promete lo que muchas veces no puede cumplir. Prédica cercana a la mentira.

El término populismo es sumamente difícil de definir ya que se ha usado -y ha siso abusado- por los mismos políticos, los medios de comunicación, las redes sociales y la gente del común. Es populista, por igual, un Ricardo que un Andrés Manuel.

Los dos persiguen lo mismo, han recurrido a la demagogia, quieren el respaldo masivo y quien acusa a uno de ellos, de hecho, está acusando al otro. Enrarecida, prostituida, la política a la mexicana,  abunda en incongruencias, enla falta de valores programáticos, en principios que forman la raíz de un pensar político y un accionar social.

El deseo de gobernar traeperversiones y poca dignidad, aumentadas por los correligionarios que se lanzarán a golpear y defender con las vísceras. En este México sangrante, escatológico, ya no hay contrincantes, hay enemigos mortales, y el gran escenario es la política.

Ese es el contexto por antonomasia en el que debemos medir nuestras violencias, ya que nadie en ningún lado –ni casa, ni escuela, ni calle- nos dice qué es el civismo, qué es ser ciudadano.

Hoy, aquí,el populismo es sinónimo de una Venezuela en la ensoñación de conservadores y de ignorantes,y para los contrarios, también se es populista cuando se lanza un discurso en un idioma extranjero a un electorado que no es el propio, entre el cual se vive y del quese ansía el aplauso. En estos y otros muchos casos se piensa con las vísceras, con el mondongo.

ElFrente Nacional, movimiento xenófobo de extrema derecha de la francesa Marie Le Pen ha sido acusado de ‘populista’. Tal es el ensanchamiento del vocablo.

Daniel Ortega es el clásico ejemplo de populismo. La oligarquía lo acusó de populista cuando derrocó al gobierno de Tacho Somoza en 1979 con el Frente Sandinista de Liberación Nacional. Gobernó entre ese año y 1990, y retoma la presidencia en el 2007, hasta la fecha. Hoy es acusado de populista por los sectores pobres que lo llevaron al poder.

Curiosamente la palabra populismo –entendida como una práctica política- proviene de la palabra latina ‘populus’ que, obviamente, significa pueblo; y la palabra democracia, formada por la raíz griega ‘demos’, también quiere decir pueblo.

En cualquier caso, es un concepto ambiguo, sin embargo existen diferencias de raíz.

El concepto de pueblo al cual se refiere la ‘democracia’ es el cuerpo cívico en el conjunto de un estado-nación. Por otro lado, el pueblo a que hace referencia el ‘populismo’ se interpreta en una lógica excluyente, fanática e intolerante que pretende criminalizar a una clase política que busca o detenta el poder. La izquierda es populista, la derecha no. Estándares de la clase dominante.

Según el sociólogo francés Gérard Mauger, existe otra versión de populismo y es aquella que considera al pueblo en su conjunto, como un todo, sin diferencias, salvo las que se refieren a la división de clases. Por supuesto.

Dice Mauger, el pueblo es el cuerpo vivo en el que se desarrolla la cultura; pero en lo que respecta a la política, entonces se habla del pueblo desposeído por unas élites “sobre-apoderadas” que intentan amoldar al pueblo, según sus intereses.

“El populismo no es un término peyorativo. Sino más bien una noción neutra. El populismo es una manera de construir la política. Juega la base contra la cumbre, el pueblo contra las élites, las masas movilizadas contra las instituciones oficiales fijadas”.

Quedamos en el entendido de que el populismo, entonces, es una práctica política dirigida al pueblo en contra de los dueños del dinero y que contribuye a que el ciudadano común intervenga en los procesos políticos, como responsable de la democracia, para mejorar sus niveles de vida.

Quedamos.

La pregunta es ¿eres populista?

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta