Primer Informe de Gobierno: las bases están dadas para mejorar…

Primer Informe de Gobierno: las bases están dadas para mejorar…

17
0
Compartir

         No se puede tomar como un punto de partida por supuesto, pues han transcurrido ya poco más de once meses de que inició su gestión como gobernador del Estado de Quintana Roo, pero sí, el Primer Informe de Gobierno que presentó el gobernador Carlos Joaquín González es el cierre de la etapa inicial de un ejercicio gubernamental durante la que se han sentado ya las bases para el desarrollo futuro de su administración sin que los escollos del pasado sean pretexto de su empantanamiento o fracaso.

         Hasta ahora el Gobierno de Carlos Joaquín ha cumplido con las principales expectativas que generó durante su promoción electoral como una alternativa de cambio frente a lo que ofrecía o representaba el proyecto priista al que derrotó en las elecciones para la gubernatura estatal.

         Carlos Joaquín, como candidato a gobernador ofreció un cambio de actitud de los gobernantes hacia los gobernados que lleve a la sociedad quintanarroense a mejores estadios de bienestar y progreso. Ha cumplido hasta ahora en el cambio de actitud como gobernante, en su trato con los ciudadanos y con los políticos cervcanos y ajenos a él.

         Falta que las bases sentadas con el refinanciamiento de la deuda estatal y el plan de austeridad en el gasto público que anunciara a principios de año, comiencen a dar resultados para que los quintanarroenses comiencen a sentir una mayor atención y una mejor respuesta que la que han tenido hasta ahora a sus demandas de más y mejores empleos que eleven sus ingresos, de mayor calidad y cobertura en los servicios básicos de educación, salud, agua potable, transporte, iluminación, vivienda y seguridad pública.

         Sin embargo el cambio está dado en las formas de ejercer Gobierno y de tratar a la sociedad en lo que a Carlos Joaquín González compete como gobernante.

         Su mayor promesa y por la que seguramente más respaldo ciudadano tuvo en la elección de junio del año pasado, fue la de combatir la corrupción, hacer justicia y aplicar la ley a los funcionarios de la pasada administración que cometieron abusos, desvíos y hurtos con el patrimonio de los quintanarroenses, sin importar el nivel ni la jerarquía de los mismos.

         Y es esta expectativa la que más certidumbre tiene de estarse cumpliendo hasta ahora, con la aprehensión del exgobernador Roberto Borge Angulo y algunos de sus colaboradores cercanos, así como con la seire de demandas y el gran número de funcionarios del pasado Gobierno estatal y de los municipales que ya han sido indiciados en sendas demandas mediante las que se pretende escalrecer el uso que dieron a más de 11 mil millones de pesos  del erario público.

         Comenzar un nuevo Gobierno no es fácil, como no lo es tampoco gobernar en sí mismo. Más difícil es esta tarea cuando se asume una administración en el estado en que Carlos Joaquín recibió la de Quintana Roo hace ya casi un año sin que hubiera una etapa previa de transición ni la voluntad de quienes entregaron, de hacerlo en orden y sin ocultamientos de la información esencial para asumir con mayor celeridad el control del estado.

         Se sabe que se tuvieron que ordenar las finanzas, renegociar la deuda, destrabar la legislación para asumir el control de instituciones clave para la fiscalización y esclarecimiento de las cuentas públicas y para sobrellevar los procesos de investigación y deslindes de responsabilidades sobre los grandes desfalcos y desvíos de recursos de los presupuestos estatales y municipales.

         Todo eso se hizo durante el año que está por cumplirse de la gestión de Carlos Joaquín González sin que se interrumpiera ni frenara el desarrollo administrativo del Gobierno del Estado, que en los últimos años de la administración pasada se evidenciaba paralizado y al borde del colapso.

         Gran parte de los quintanarroenses que votaron por lo que Carlos Joaquín González les ofreció en campaña han visto cumplidas sus expectativas con el encarcelamiento del exgobernador Borge Angulo y sus colaboradores que incurrieron en violaciones a la ley en el ejercicio de sus funciones y en el manejo de los recursos públicos que tuvieron a la mano. Sin embargo, falta todavía que los procesos culminen y que lo hagan bien, con el resarcimiento de los daños causados al patrimonio público del estado y de los municipios involucrados¿ pero sobre todo con apego estricto a la ley, para que no haya chivos expiatorios ni culpables que evadan la aplicación de la justicia.

         Por eso puedo decir que hasta ahora el gobierno de Carlos Joaquín ha cumplido con las expectativas que generó para motivar el voto a su favor hace más de un año.

         Sin embargo, con la presentación de su Primer Informe de Gobierno se cierra el ciclo de mirar el pasado para justificar lo que se deje de hacer en el presente y no se prevea para el futuro.

         Las bases parecen estar puestas para concretar los beneficios que esperan los quintanarroenses del norte, centro y sur del Estado y cumplirles esa expectativa tan ambiciosa y difícil como añeja, la de elevar sus niveles de bienestar acorde con el desarrollo económico que exhibe Quintana Roo al país y al mundo…

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta