Unicaribe, Nuevos Aires

Unicaribe, Nuevos Aires

6
0
Compartir

Cuaderno 40 Gaceta del Pensamiento

Entrevista Pricila Sosa

Nicolás Durán de la Sierra

Arropada tanto por el cuerpo académico del norte de Quintana Roo y por el prestigioso Sistema Nacional de Investigadores, del que es parte, como por la comunidad de Cancún, de la que por años ha sido voz reconocida, Pricila Sosa Ferreira ocupa desde junio pasado la rectoría de la Universidad del Caribe, la Unicaribe. Es la primera mujer en alcanzar un cargo como este, destinado por lo habitual a los varones.

         Si bien desde meses atrás su nombre estaba incluido en la lista de académicos posibles para el cargo, ya sea por lo largo de su trayectoria o por su peso comunitario, la  doctora en Geografía, egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, la UNAM, sabía que la elección para el gobernador Carlos Joaquín González no sería fácil. Su nombramiento por vía de Marisol Alamilla, la secretaria de Educación, la tomó por sorpresa.

         “La equidad de género es un campo en el que aún tenemos que trabajar. En países con mayor desarrollo todavía el acceso a la educación superior es difícil para las mujeres y no digamos ya lo que les significa llegar a un puesto directivo. Por citar sólo un ejemplo, la brecha de salarios que existe entre los y las académicas sigue siendo tema candente en los sectores público, privado y social, como pueden ser las asociaciones o las onegés.

         “Lo es incluso en instituciones internacionales y desde el punto de vista de la responsabilidad social del sector privado. En la última medición de empresas con equidad (Gender Equality Global Report & Ranking) ninguna tuvo la máxima calificación. La prueba incluye la equidad de género en el liderazgo y fuerza laboral; eliminación de la brecha salarial y la armonía laboral y vida personal para ambos sexos; la aplicación de políticas de equidad de género y el impulso al empoderamiento de la mujer”.

         La nueva rectora agrega: “La realidad en naciones como la nuestra, las que están en vías de desarrollo es, desde luego, más dramática, y por ello es importante insistir y trabajar por la equidad y una de estas expresiones es el acceso a puestos de mayor rango. La participación de mujeres en el sector educativo ha sido importante, sí, pero su intervención es cada vez menor conforme se asciende en niveles educativos”.

         “Empero, como dije, su intervención es y ha sido relevante: la presidenta del Consejo Regional Sur-Sureste de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior es la doctora Sara Ladrón de Guevara, rectora de la Universidad Veracruzana. En mi caso es un honor ser parte de este grupo como rectora de la Unicaribe. Y es, al mismo tiempo, un compromiso para trabajar por la equidad de género”.

SUSTENTABILIDAD, LA META

La doctora Sosa Ferreira es de maneras suaves y voz pausada, de sonrisa franca, alegre, e ingenio rápido. Dicen sus alumnos que si bien sus clases tienen rigor académico, no por ello dejan de ser amenas, interesantes. Desde hace años a su cargo está el área de Turismo sustentable, hotelería y gastronomía, que es una de las más importantes de la casa de estudios. El turismo y su sustentabilidad son temas que domina.

         Entre otros trabajos de investigación interdisciplinaria, en el 2014, con la colaboración del doctor Carlos Monterrubio, de The Manchester Metropolitan University, del Reino Unido, e investigador de la Universidad Autónoma del Estado de México; y de Bharath M Josiam, doctor en Educación en Marketing y Negocios de The University of Minnesota, Estados Unidos, publicó el estudio Spring break e impacto social en Cancún.

         La sustentabilidad –dice- hace mucho tiempo que dejó de ser mero discurso para integrarse a los planes de Gobierno y las estrategias empresariales. Está entre los Objetivos de Desarrollo Sustentable de la Organización de las Naciones Unidas, como vía para posibilitar el desarrollo. Si tal bien apunta a ser un principio general, para el turismo es todavía más evidente como requisito para un desarrollo equilibrado.

         “La sustentabilidad hace posible el desarrollo a largo plazo, conservando los recursos y promoviendo la equidad además del propio crecimiento. No sólo es una propuesta de instituciones que buscan mayor equidad, como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, sino también por organismos en pro del capitalismo, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico o el Foro Económico Mundial.

         “En nuestro país tanto los planes de desarrollo nacionales, como estatales y locales se pronuncian por la sustentabilidad, coincidiendo desde luego con el marco internacional, es cierto, pero las necesidades de desarrollo de las comunidades locales son las que marcan las pautas del desarrollo real y por ende la conservación de los recursos. Esta es una parte de la amplia problemática que tenemos que superar”.

LA AUTONOMÍA UNIVERSITARIA

Poco después de su designación como rectora, cargo que tendrá hasta el 2021, la bancada del Partido Acción Nacional solicitó la reforma del Artículo 32 de la constitución estatal para brindar autonomía a la Universidad de Quintana Roo, la UQROO -par en el sur de Quintana Roo de la Unicaribe-, y armonizarla con el modelo de la universidad nacional, entre otros prestigiados centros de educación superior del país.

         Aunque la a iniciativa de reforma tiene como meta primera la autonomía de la UQROO, en su presentación legislativa habla de garantizar que a los institutos de educación superior se les permita libertad de organizar su presupuesto, de cátedra y de elección de sus órganos internos de gobierno. Es decir, abre la puerta para la posterior autonomía de otros centros de estudio, como la propia Unicaribe.

         “La posibilidad es no sólo interesante, sino a la vez positiva y atinada. Resulta lógico que el decreto de reforma legislativa se refiera en específico a la UQROO por ser esta una institución con poco más de veintiséis años de fundación, por tener sedes en todo el Estado (la más reciente en Cancún) y por el gran volumen de su matrícula y profesorado.

         “La posibilidad debe ser debatida en los propios institutos de alta educación y éstos deben ponderar si sus condiciones (sus recursos o sus instalaciones, por ejemplo) les permiten en este momento sumarse a la propuesta legislativa. La autonomía no es tarjeta en blanco para las universidades, sino un formato para que desarrollen sus funciones sustantivas sin interferencia de intereses personales, políticos, de grupos o de partidos.

         “La autonomía asegura en gran medida que la universidad sea un espacio para la discusión libre de las ideas  y la libertad de cátedra, pero también supone la capacidad de organización; de realizar los cambios académico-administrativos con apego a la normativa interna y a los propios universitarios; así como la toma de decisiones sobre programas educativos, de educación continua, de investigación y difusión de la ciencia y la cultura”.

LA TRANSVERSAL HUMANISTA

Si bien no se considera en el futuro inmediato la apertura de carreras de la línea de Humanidades en la Unicaribe, la rectora Sosa Ferreira no descarta que, quizá en el mediano plazo, pueda darse tal ampliación. “Primero que nada tendríamos que tener demanda en ese sentido –indica-, lo que no se ha dado, y por otra parte el decreto de fundación de la propia  universidad no las contempla, por lo que habría que modificar el decreto.

         “La Unicaribe tiene una base de principios muy sólidos que están en el decreto ya dicho: pertinencia, equidad, inclusión, responsabilidad social, sustentabilidad y transparencia. Esto se expresa en su lema, el que al mismo tiempo define su objetivo primordial: “Conocimiento y cultura para el desarrollo humano”.

Asumo por completo esos principios y el lema y estoy decidida a trabajar bajo esa perspectiva.

         “Sin embargo, no debe suponerse ni por un momento que en la Unicaribe no se contempla la formación humanista. Esta se fomenta por medio de un modelo educativo que lleva a que todos los estudiantes desarrollen un pensamiento crítico, un modelo en donde se privilegia el aprendizaje como centro del propio proceso educativo. Estos programas cumplen con todas las pautas de calidad.

         “Al mismo tiempo, todos los programas educativos tienen una línea de conocimiento vinculada al desarrollo humano que promueve en los estudiantes un compromiso hacia su propia  comunidad, así como una concientización sobre los aspectos  ambientales, económicos y sociales del entorno local, nacional y del mundo. Con esto formamos profesionistas competitivos y preocupados por el desarrollo de su comunidad”.

         Doctora en Geografía, una de las disciplina ‘puente’ entre la ciencia y las humanidades, a manera de colofón destaca que el programa de servicio social de la Unicaribe, “que si bien se realiza por ley, tiene características especiales para nosotros, ya que se busca que tenga impacto positivo en la comunidad local, en este caso la de  Cancún, pues buscamos el acercamiento de esta misma comunidad con su universidad”.

 

You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

No hay comentarios

Dejar una respuesta