El tiro por la culata

Se salió de control reunión a modo de Carlos Joaquín; “ya no escucha”

La última palabra

Jorge A. Martínez Lugo

Le salió contraproducente al gobernador Carlos Joaquín la extraña reunión privada-secreta que sostuvo esta semana con integrantes “seleccionados” de asociaciones de profesionistas y defensores del territorio.

“Sólo para saludar al gobernador” respondían los promotores de la iniciativa, ante la pregunta del motivo de la reunión, por parte de las personas invitadas al salón Cozumel del Centro de Convenciones de Chetumal.

Los operadores políticos del palacio de la Bahía, calcularon “estratégicamente” que la época electoral es buen momento para reuniones de acercamiento con habitantes del sur, a quienes se les ha dado la espalda durante los casi cinco años de gobierno, negando este tipo de interlocución que llega demasiado tarde.

Los operadores gubernamentales procuraron que las personas invitadas fueran a modo, que obviaran la política de indiferencia del gobierno panredista hacia el sur. Pero no contaron con que algunos de los asistentes no desperdiciaron la oportunidad de expresar la inconformidad de los quintanarroenses de Chetumal, ante el abandono durante todo su mandato.

“RESPETO, GALLARDÍA Y HUEVOS”

No le gustó al titular del ejecutivo escuchar de frente el reclamo directo de Antonio Hoy Manzanilla, quien documentó que en Quintana Roo cada año egresan entre cuatro mil y cuatro mil 500 jóvenes profesionistas, a quienes se les negó la oportunidad laboral y de ejercicio profesional.

En cambio, sí se entregaron dichos espacios a personas que llegaron de fuera, acompañando a los titulares de la Fiscalía, de la Secretaría de Seguridad Pública, Sedeso, Agepro, Comunicación Social, entre otras dependencias que se llenaron de foráneos.

El Fiscal ha llegado a reconocer que arribaron con él a Quintana Roo más 60 servidores públicos de fuera, pero, según él mismo, “ya varios se regresaron a sus lugares de origen”, intentó justificar.

A Carlos Joaquín se le descompuso el rostro ante el “gran atrevimiento” de hablarle de temas que “todos lo pensamos, pero nadie se lo dice”. Aún así, alcanzó a negar dicho reclamo.

Con cara de circunstancia para ocultar el evidente enojo, argumentó que la titular de Sedeso, Rocío Moreno Mendoza, ya firma como secretaria y no como “encargada del despacho” como lo hizo durante casi toda la administración, por no tener el mínimo de residencia.

-“Lejos de acercar, alejó”. Expresaron en corto algunos asistentes, con quienes tuvimos oportunidad de comentar el debate no esperado que se formó.

Tampoco respondió el ejecutivo ante planteamientos como la capacitación y profesionalización de los gremios, comentaron otros. Entonces, ¿para qué la reunión?

-“Un desencuentro fatal; ya no escucha”. Coincidieron algunos más.

Nadie se atreve a decirlo ante su presencia, reiteró entre enojado y orgulloso Toño Hoy, pero es necesario hacerlo, eso sí, “con respeto, gallardía y huevos”, remató. 

Con esa cara solicitan ahora el voto de un pueblo despreciado, al que se le prometió un cambio y se le defraudó. Como siempre, usted tiene la última palabra. 250421.

(Las fotografías fueron tomadas con autorización del blog Chussquerías: https://m.facebook.com/photo.php?fbid=276816437455866&id=100580878412757&set=pcb.276816690789174&source=48)

Te puede interesar

Minería de votos

La última palabra Cuando los valores se cambian por el precio Jorge A. Martínez Lugo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *