García Luna enfrentará en EU el juicio más importante en contra de un exfuncionario mexicano acusado de narcotráfico

Si bien el caso del exsecretario federal de Seguridad Pública Genaro García Luna, detenido en 2019 en los Estados Unidos, se ha mantenido con un perfil bajo en los últimos meses, las autoridades estadounidenses han aprovechado este tiempo para recabar una impresionante cantidad de evidencia para llevarlo a juicio próximamente, contando con la ayuda de los Gobiernos de México y Colombia, que han aportado fotografías, registros financieros y todo tipo de documentación que pueda ligarlo con el crimen organizado, principalmente con el Cártel de Sinaloa, al que protegió y apoyó, primero como coordinador de la Policía Federal y titular de la Agencia Federal de Investigaciones de Vicente Fox, y luego como secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón. Las salidas del PRI de Los Pinos y de Eduardo Medina Mora de la Suprema Corte, permitieron que las investigaciones en su contra pudieran avanzar, luego de años de denuncias en su contra no sólo de periodistas y excolaboradores, sino también de los mismos delincuentes, entre ellos Jesús Reynaldo ‘el Rey’ Zambada García, otrora operador del cártel del ‘Chapo’, quien tras testificar contra su antiguo jefe y exponer la corrupción en el Gobierno de Felipe Calderón recuperó su libertad y ahora podría ser testigo clave en el juicio de García Luna.

Javier Ramírez

Convertido en pieza clave para desentrañar la protección que los sexenios panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón otorgaron a algunos de los cárteles de la droga más poderosos de México, Genaro García Luna y su defensa se preparan para enfrentar uno de los juicios más importantes realizados por el Gobierno de Estados Unidos en los últimos años.

Para ello, los fiscales estadounidenses han recabado hasta el momento más de un millón de pruebas en su contra, varias de ellas aportadas por México y Colombia, en donde el Cártel de Sinaloa, al que García Luna brindaba protección, tiene centros de operación.

Además, se espera que varios testigos protegidos participen en el juicio, entre éstos Jesús ‘el Rey’ Zambada y otros criminales y exfuncionarios a quienes Estados Unidos está otorgando protección debido al riesgo de que puedan ser, ellos y sus familias, víctimas de atentados.

Todo está en su contra

A finales de mayo pasado, fiscales del Distrito Este de Nueva York, en donde Genaro García Luna está detenido, dieron a conocer que han recabado hasta el momento más de un millón de pruebas en contra del exfuncionario mexicano, quien está acusado de asociación delictiva para el tráfico de cocaína, participación en una organización criminal, falso testimonio y otros delitos cometidos mientras era el encargado de la seguridad nacional de México.

Estas pruebas, indicaron, consisten en registros financieros, fotografías rescatadas del servicio Google Earth y metadata de dispositivos electrónicos de García Luna, documentos aportados por los Gobiernos de México y Colombia, así como un video -tomado el 29 de diciembre del año pasado- en el que éste platica con otro reo de la cárcel neoyorkina en donde está, con el que aparentemente habla sobre sus negocios.

Además, también tienen registros de propiedad, documentos financieros y grabaciones de conversaciones del acusado.

De acuerdo con los fiscales, Genaro García Luna recibió enormes cantidades de dinero del Cártel de Sinaloa, encabezado por Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán, a cambio de permitirle traficar cocaína por todo el territorio mexicano, por lo que tras terminar el periodo de Calderón en 2012, se trasladó a Miami, Florida, donde se hizo residente permanente de los Estados Unidos y posteriormente, en 2018, solicitó la ciudadanía.

‘El Rey’ Zambada, clave

Para ‘blindar’ el juicio en contra de García Luna, los fiscales que integran el caso solicitaron a un juez que se aprueben medidas para proteger la información, así como evitar cualquier filtración que permita identificar y ubicar a los posibles testigos, quienes podrían estar en riesgo.

Los fiscales justificaron sus peticiones recordando al juez que García Luna fue un alto funcionario del Gobierno mexicano, entre 2001 y 2012, cuando primero fue el jefe de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y luego como secretario de Seguridad Pública, lo que le permitió controlar a la Policía Federal mexicana.

En todos esos años, señalaron, García Luna colaboró con el Cártel de Sinaloa, cuyo antiguo líder, Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán, le entregó millones de dólares por brindarle protección a su banda, permitiendo el paso de la droga sin problema a los Estados Unidos.

Por esa razón, se espera que Jesús ‘el Rey’ Reynaldo Zambada, quien testificó contra ‘el Chapo’ e involucró a García Luna con el narcotráfico, sea llamado por los fiscales estadounidense para sellar también el destino de García Luna.

Pide México su extradición

Mientras tanto, las autoridades mexicanas mantienen su propia investigación en contra de García Luna. El titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, señaló que es investigado por enriquecimiento ilícito, luego de que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, encabezada por Santiago Nieto Castillo, encontrara que el exsecretario de Seguridad incrementó su patrimonio de manera ilegal en más de 27 millones de pesos como servidor público.

Por esa razón, la Fiscalía aseguró tres inmuebles de García Luna, dos de ellos ubicados en la Ciudad de México y el otro en el Estado de Morelos.

Además, ha solicitado al Gobierno estadounidense su extradición para que pueda ser juzgado en México.

Investigación y detención

La llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia puso en marcha una serie de investigaciones en contra de exfuncionarios que incurrieron en actividades ilícitas en las anteriores administraciones. Estas investigaciones, encabezadas por el titular de la Unidad de Inteligencia, Santiago Nieto Castillo, dejaron en menos de un año la detención o renuncia de varios personajes que gozaron de la protección brindada por los expresidentes panistas y priistas, como Eduardo Medina Mora, quien fuera secretario de Seguridad Pública de Fox y procurador general de Calderón.

En el caso de García Luna, la FGR informó que la investigación en contra del exsecretario policiaco de Fox y Calderón es extensa e involucra a varias organizaciones criminales y excolaboradores cercanos de éste, entre ellos Luis Cárdenas Palomino, Javier Garza Palacios, Facundo Rosas, Armando Espinosa de Benito y Maribel Cervantes, esta última actual secretaria de Seguridad Pública en el Estado de México. Los primeros dos habían sido acusados de vender plazas de la Policía Federal en al menos 50 mil dólares.

Sin embargo, indicó la dependencia, Medina Mora, como procurador de Peña Nieto, nunca inició investigaciones contra García Luna.

Tuvo que ser el Gobierno de Estados Unidos el que actuara primero, cuando el 10 de diciembre de 2019 anunció su detención tras ser acusado de corrupción, conspiración en el tráfico de enervantes y declaraciones falsas.

Te puede interesar

La Auditoría de la Federación detectó, que pese al combate a la corrupción, Pemex y la SCT tuvieron los mayores daños patrimoniales durante 2020, aunque aún faltan los resultados de las revisiones a las dependencias encargadas de las megaobras

Tras el error que presentó a principios de este año, en su reporte de daños …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *