¿Arden Canadá y Estados Unidos? Los muertos por la ola de calor, con temperaturas históricas de casi 50 grados, se cuentan por centenares

Pinceladas

Antes del último domingo de junio del 2021, las temperaturas en Canadá y en Estados Unidos nunca habían pasado de los 45°C. Decenas de personas, que se cuentan ya por cientos, según datos de la BBC News, han muerto en medio de una ola de calor sin precedentes que está batiendo récords de temperatura. El 29 de junio los termómetros alcanzaron los 49.5°C en el pueblo de Lytton, ubicado en la provincia de Columbia Británica, por tercer día consecutivo. Las consecuencias han sido nefastas: la Policía de la ciudad portuaria de Vancouver ha tenido que atender a más de 130 muertes repentinas. La mayoría eran ancianos o tenían problemas de salud, y el calor fue un factor determinante. El fenómeno ha traspasado las fronteras canadienses. El noroeste de Estados Unidos también ha registrado máximos históricos y víctimas fatales. La causa de esta ola corresponde a un ‘domo de calor’ de aire caliente estático a alta presión (que actúa como la tapa de una olla) que se extiende desde California hasta los territorios árticos. Las temperaturas son más bajas en las zonas costeras, pero las regiones del interior tienen poco respiro.

Santiago J. Santamaría Gurtubay

Otras partes del hemisferio norte también experimentan condiciones excepcionales de principios de verano, entre ellas el norte de África, la península Arábiga, Europa oriental, Irán y el subcontinente indio noroccidental, según los datos de la Organización Meteorológica Mundial. En esas zonas, las temperaturas diarias superaron los 45°C y alcanzaron más de 50°C en el Sahara. Rusia occidental y las áreas que circundan el mar Caspio también han experimentado temperaturas inusualmente altas como resultado de una gran área de alta presión. En la región de Moscú, la OMM estima que el calor alcanzará los 30°C durante el día y se mantendrá por encima de los 20°C por la noche, mientras que las áreas más cercanas al Mar Caspio tendrían temperaturas de unos 40°C con más de 25°C en la noche. De acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial, es probable que se establezcan algunos récords también en esa zona del planeta durante esta ola de calor. Petteri Taalas el secretario general de ese organismo de la ONU, informó que, según el documento ‘Global Annual to Decadal Climate Update’, las estadísticas marcan que es un 90% probable que en el periodo 2021-2025 se observe el año más cálido en la historia registrada. Aunque estas previsiones se basan en los nuevos datos recopilados por la OMM, el secretario general de ese organismo de la ONU afirmó que “no se trata de meras estadísticas”. “El estudio muestra que el planeta se acerca de forma inexorable al objetivo menos ambicioso del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático mucho antes del plazo fijado. El Acuerdo de París busca mantener el aumento de la temperatura mundial en este siglo muy por debajo de 2 °C con respecto a los niveles preindustriales, tratando de limitarlo a 1.5 °C”.  “Es una nueva llamada de atención sobre la necesidad de acelerar la adopción de compromisos mundiales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y lograr la neutralidad en carbono”, enfatizó Taalas.

La subida del nivel del mar, la fusión de los hielos marinos y los fenómenos meteorológicos extremos afectan desarrollo socioeconómico

El responsable de esta agencia de la ONU detalló que el aumento de las temperaturas “significa más deshielo, subida del nivel del mar y más olas de calor y fenómenos meteorológicos extremos, al igual que mayores repercusiones en la seguridad alimentaria, la salud, el medioambiente y el desarrollo sostenible”. El experto señaló que en la actualidad, los avances tecnológicos permiten rastrear las emisiones de gases de efecto invernadero hasta sus fuentes, lo que facilita el diseño e implementación de medidas para reducirlas. El documento también alerta de que, en el mismo lustro 2021-2025, las regiones de latitudes altas y el Sahel recibirían más precipitaciones y habría más ciclones tropicales en el Atlántico que en el pasado reciente. Otras predicciones apuntan a que el Ártico se caliente más del doble que la media mundial en 2021 respecto al pasado reciente. Del mismo modo, el suroeste de América del Norte experimentaría condiciones más secas durante el año en curso. La OMM destacó la necesidad de trabajar en favor de la adaptación climática y recomendó a los países que continúen creando servicios indispensables para esa adaptación en sectores como la salud, el agua, la agricultura y las energías renovables. Asimismo, instó a las naciones a promover sistemas de alerta temprana que reduzcan las consecuencias negativas de los fenómenos extremos. Actualmente, sólo la mitad de los 193 Estados miembros de la OMM cuenta con ellos y hay una carencia grave de datos meteorológicos, sobre todo en África y en los Estado insulares, lo que mina la exactitud de las alertas.

El Boletín sobre el Clima se elabora cada año con datos de todo el mundo y con los sistemas de predicción de los centros climáticos más avanzados para que los Estados cuenten con información actualizada y científica en la toma de decisiones y elaboración de políticas. La población más vulnerable, como estas personas desplazadas en Sudán del Sur, es la que más sufre los efectos del cambio climático. La publicación recordó que en 2020, uno de los tres años más cálidos que se han registrado, la temperatura media mundial se situó 1,2 °C por encima de los niveles preindustriales de referencia y que se documentó el deterioro acelerado de los indicadores del cambio climático, como la subida del nivel del mar, la fusión de los hielos marinos y los fenómenos meteorológicos extremos, con las graves repercusiones que estos fenómenos tienen en el desarrollo socioeconómico. Lamentablemente, los nuevos datos confirman esa tendencia.

‘Pacto por la Naturaleza’, en la Cumbre del G7 en Inglaterra, los jefes de Estado respaldan nuevos objetivos medioambientales

Los líderes del G7 respaldaron este domingo, este pasado mes de junio, nuevos objetivos medioambientales y de reducción de emisiones para frenar el cambio climático, en la clausura de una cumbre de tres días con sede en Cornualles, Reino Unido. Los jefes de Estado y de gobierno de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido, que celebran su primera cumbre en persona en casi dos años debido a la pandemia, acordarán proteger el 30% de la tierra y los océanos para el final de esta década. Este ‘Pacto por la Naturaleza’, destinado a detener y revertir la pérdida de biodiversidad, también les comprometerá a reducir casi a la mitad sus emisiones de carbono para 2030. Lo anterior incluye la obligación de utilizar únicamente, “lo antes posible”, el llamado carbón limpio para la producción de energía, el fin de las ayudas gubernamentales a los combustibles fósiles en el extranjero y la eliminación progresiva de automóviles de gasolina y diésel. La canciller alemana, Angela Merkel, celebró los resultados de la cumbre del Grupo de los Siete (G7) sobre el cambio climático como un “fuerte compromiso”, a pesar de que los países ricos industrializados no pudieron no pudieron acordar una fecha para la eliminación del carbón. “Otros no han podido determinar aún sus planes hasta ese punto”, dijo Merkel, añadiendo que Alemania no era la causa de la desunión. “Pero creo que el compromiso de la protección del clima, el objetivo de 1.5 grados objetivo, y el Acuerdo de París por parte de todos los países del G7: Eso es un fuerte compromiso en sí mismo”, dijo. Asimismo, el G7 acordó aumentar sus contribuciones financieras y cumplir con una promesa de gasto de 100,000 millones de dólares al año para ayudar a los países más pobres, haciendo un llamado a los países desarrollados para que se unan al esfuerzo. A través de una copia del comunicado conjunto tras una reunión de fin de semana de las siete mayores economías avanzadas del mundo, el G7 dijo: “Reafirmamos el objetivo colectivo de los países desarrollados de movilizar conjuntamente 100,000 millones de dólares al año de fuentes públicas y privadas hasta 2025, en el contexto de acciones de mitigación significativas y la transparencia en su aplicación”.

La llegada a la Casa Blanca del demócrata Joe Biden dio “un nuevo impulso” a las discusiones en el marco del G7 tras los desacuerdos que marcaron el mandato del republicano Donald Trump, consideró la canciller alemana Angela Merkel. “No es que el mundo haya dejado de tener problemas por la elección de Joe Biden como presidente de Estados Unidos. Pero trabajamos en soluciones a esos problemas con un nuevo impulso. Y creo que es muy bueno que hayamos concretado más en este G7”, afirmó Merkel en rueda de prensa en el último día de la Cumbre. “En Europa, hemos avanzado bastante”, aseguró la dirigente, recordando el compromiso de los Estados del bloque para conseguir la neutralidad climática en 2050, quizá en velada referencia a Estados Unidos, que no ratificó el acuerdo. La dirigente dela Unión Europea, considera “dramática” la situación de la biodiversidad, hizo estas declaraciones en su videopodcast semanal con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente y un día después de que se abriera en Bonn, y hasta el 17 de junio, una conferencia para preparar la COP26 de Glasgow, del 1 al 12 de noviembre, en la que participan miembros de la convención del clima de Naciones Unidas. “El Acuerdo de París nos muestra el camino para limitar el calentamiento climático a un nivel tolerable”, explicó Merkel ataviada con una chaqueta verde. Para ella, la cumbre del clima que se celebrará en Glasgow tiene que dar “totalmente un nuevo impulso a las medidas concretas”. “Hasta un millón de especies están amenazadas de extinción, gran parte de ellas en las próximas décadas. Tenemos que poner fin urgentemente a esta evolución”, recalcó. Para mejorar la situación, la canciller destacó la decisión que, a partir de julio, muchos productos de un solo uso, como las pajitas para beber, no podrán fabricarse más en la Unión Europea. “Dejar de utilizarlas es fácil y será un gran alivio para nuestro medioambiente”, estimó. La lucha contra la basura plástica es “uno de los temas medioambientales más importantes del mundo”.

La cerveza no sabe bien en plástico. ‘Rock am Ring’ produce 500 toneladas de basura en tres días, las botellas de vidrio están prohibidas

El mundo se hunde en el plástico. ¿Y qué haces tú? ¿Tiene que ser todo con plástico? ¿Cuánto plástico consumes? No, cada vez más gente piensa igual. Las empresas están respondiendo: McDonald’s y Starbucks han anunciado que pronto reemplazarán sus pajillas de plástico por modelos más sostenibles. También los envases y las tazas ‘to go’ ecológicos están de moda. Pero: ¡se puede más! Aquí algunos consejos… Pereza versus sostenibilidad. En la década de 1970, el comer ‘to go’ se puso de moda. La idea se extendió desde Estados Unidos como un reguero de pólvora. Conseguir algo rápido para llevar o que traigan a casa para cenar cómodamente en el sofá es siempre un buen plan. Eso, sin embargo, olvidaba toda la basura plástica generada. Consejo: es mejor comer o cocinar con amigos que buscar servicios de entrega por toda la ciudad. Poliéster, nylon y poliacrílico. Las partículas microplásticas llegan desde nuestra lavandería a los sistemas de alcantarillado y, así, a las tuberías de agua de la ciudad. La ropa deportiva en particular contiene poliéster, nylon y otras fibras artificiales, pero estas también se encuentran en ropa de uso diario. Comprar ropa producida de manera sostenible es posible sólo para pocas personas. Pero hay alternativas para todos. Acabar con los microdesechos. Una empresa de Berlín ha desarrollado el ‘Guppyfriend’. Una bolsa de lavado para todo lo que contenga fibras artificiales como poliéster y otros. La bolsa filtra supuestamente las pequeñas partículas de la ropa y atrapa las que se disuelven en el agua. Los restos pueden ser retirados a mano y arrojados a la basura, según la empresa. Cepillarse los dientes de forma ecológica. Hablando de higiene: los dentistas recomiendan que cambiemos nuestro cepillo de dientes cada tres meses. Esto es correcto, pero este ciclo también genera muchos residuos plásticos. Así que la próxima vez, no busque el cepillo de dientes de plástico en la farmacia, compre un cepillo de madera o de bambú con cerdas naturales. De este modo, ¡cepillarse los dientes será doblemente bueno!

Pequeño, pero contaminante. Una vida útil aún más corta que la de los cepillos de dientes probablemente tengan los hisopos. Terminan en la basura primero y luego en el mar. Consejo: ya hay hisopos de algodón con asas de papel. Esta es definitivamente la solución más ecológica. Ahora, si tienes que usar los de plástico en casa: por favor, no lo tire a la basura doméstica, sino al contenedor amarillo. Más pequeño. Champú, maquillaje, jabón de baño, pasta de dientes: muchos de estos productos contienen microplásticos, pero existen otras alternativas. El lema es: prestar atención al ir de compras. Sustancias como el polietileno (PE), el polipropileno (PP), la poliamida (PA) y el tereftalato de polietileno (PET) no deben aparecer entre los ingredientes. Microplásticos de neumáticos. En Alemania, la mayor proporción de microplásticos proviene de la abrasión de los neumáticos de automóviles. Increíble, ¿verdad? Según la Universidad de Berlín, cada año se liberan al medio ambiente en Alemania unas 120,000 toneladas de abrasión de neumáticos. Las sustancias, incluidos los plásticos, son absorbidas por las plantas. Una razón más para conducir menos. La cerveza no sabe bien en plástico. Nuestra euforia festiva también juega un rol en la contaminación del ambiente. En casi todos los festivales sólo se ofrecen vasos y botellas de plástico. ‘Rock am Ring’, por ejemplo, produce alrededor de 500 toneladas de basura en tres días, la mayor parte de la cual es plástico. Por razones de seguridad, las botellas de vidrio están prohibidas pero hay muchas alternativas a los vasos desechables. Café para llevar. Los vasos desechables son casi la encarnación del mal para los ecologistas. En particular, las opciones más sostenibles para el café están conquistando Alemania. Pero no todo el mundo usa estas tazas, por lo que los ecologistas siguen promoviéndolas con fuerza. Hasta que cambie el número de 320,000 tazas por hora que se tiran en Alemania, este país uno de los mayores productores de residuos de la Unión Europea.

‘¿Arde París?’ preguntó Adolfo Hitler a sus generales. Quería destruir los monumentos en su derrota. Dietrich von Choltitz le traicionó

En mi titular he utilizado la frase ¿Arden Canadá y Estados Unidos? Recordando uno de mis últimos viajes a París, capital de Francia, donde los termómetros no estaban muy lejanos a los 40 grados, el taxista nos preguntó ¿Arde París?… Ese ¿Arde París? hacía referencia al excesivo calor por entonces, a principios de julio, pero también hay una anécdota que aparece plasmada en la novela histórica de Larry Collins y Dominique Lapierre publicada en 1964, bajo el título de ‘¿Arde París?’. Describe los días de agosto de 1944 y, muy detalladamente, las horas que precedieron a la Liberación de París por parte de las Fuerzas Aliadas, las Fuerzas Francesas Libres y los movimientos de Resistencia interior, adheridos estos últimos en su mayoría al Partido Comunista Francés durante la Segunda Guerra Mundial. La obra debe su título a la pregunta hecha por Hitler a sus generales reunidos en el Gran Cuartel General de Rastenburg, Prusia Oriental, el 25 de agosto de 1944, momento en el que este se negaba de manera obstinada a perder París luego de cuatro años de ocupación. Sin embargo, la situación se había vuelto crítica: a falta de unidades para retener la ciudad, el general Dietrich von Choltitz había recibido la orden personalmente de Hitler, de resistir hasta el último hombre, y de destruir París por medio de cargas explosivas localizadas en los más importantes monumentos de la ciudad, así como arrasar con aquellos barrios donde los ejércitos alemanes encontraran resistencia y apoyo a las tropas de liberación.

Esta obra se caracteriza por mostrar desde diferentes puntos de vista el conflicto: el de los habitantes de París, los soldados de Leclerc, el de Eisenhower, el de Hitler y de manera particular el del general Von Choltitz. Para ello, los autores entrevistaron a docenas de testigos y protagonistas de los hechos. Es además, rica en detalles que parecen triviales, pero que en su conjunto van retratando la atmósfera que vivía París, sus habitantes y ocupantes en los días previos a la liberación. La importancia del papel del general Von Choltitz, gobernador alemán de París, quien se negó a obedecer la orden de Hitler de destruir la ciudad, es reconocida actualmente por los parisinos de una manera muy curiosa, pues en la grabación que se escucha en el autobús turístico que recorre los distintos monumentos de la ciudad, se menciona que dichos monumentos siguen ahí gracias a Von Choltitz.

@SantiGurtubay

@BestiarioCancun

www.elbestiariocancun.mx

Te puede interesar

“No te pongas nunca delante de los americanos”. Las investigaciones de la muerte del periodista español Ricardo Ortega apuntaban a los marines

Pinceladas El escenario fue Puerto Príncipe, en Haití, una ciudad intimidada por la amenaza de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *