Muere niño tras consumir 1/2 litro de dióxido de cloro que sus padres le dieron “para protegerlo del Covid19”.

Foto: ilustrativa

Una tragedia que pudo ser evitada con un poco de información: un pequeño de cinco años murió víctima de un paro cardiorespiratorio luego que sus padres le dieron a beber dióxido de cloro. ¿Por qué? Para “protegerlo” del coronavirus.

De acuerdo con información del portal Infobae, los hechos ocurrieron en Plottier, provincia de Neuquén, en Argentina. Los padres confesaron su responsabilidad al personal médico que atendió al pequeño.

La triste muerte ocurrió la madrugada de hoy sábado en el hospital de la citada localidad, donde el niño recibió tratamiento para tratar de reanimarlo, pero fue infructuoso.

Este no es el primer hecho
Un hecho similar habría sucedido el lunes 10 en la provincia de Jujuy, en Argentina. Allí, un hombre falleció de un paro cardíaco como consecuencia de una intoxicación provocada por la aparente ingesta de al menos un litro y medio de dióxido de cloro.

Frente a la COVID-19, se han promovido en el mercado numerosos productos que contienen dióxido de cloro o derivados, solos o en combinación, que indican falsamente tener propiedades curativas para la COVID-19 e incluso otras dolencias asociadas.

¿Qué es el dióxido de cloro?

El dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel, en plantas públicas de tratamiento de agua y en el proceso de descontaminación de construcciones.

Efectos del dióxido de cloro en tu cuerpo

Si usted tragara grandes cantidades de dióxido de cloro o clorito, podría sufrir:

irritación de la boca, el esófago o el estómago,
un cuadro digestivo irritativo severo,
presencia de náuseas, vómitos y diarreas,
graves trastornos hematológicos cardiovasculares y renales.
complicaciones respiratorias debido a la modificación de la capacidad de la sangre para transportar oxígeno;
edema pulmonar,
broncoespasmos,
neumonitis química y
edema de glotis.

En los casos más graves de estos efectos, se puede perder la vida tras consumir dióxido de cloro. 

“Es muy tóxico, es un gas amarillento que reacciona químicamente muy fuerte, puede producir la muerte, puede producir diarreas, neumonía y otra serie de eventos. Es imperativo que cuando la gente escuche que estos productos se ofertan, contacte a su ministerio de salud”, afirmó Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Organización Panamericana de la Salud.

Te puede interesar

Intento de asalto deja un menor de 3 años muerto en Teotihuacán

ESTADO DE MÉXICO.- Una familia que regresaba de Chignahuapan, Puebla, a donde fueron a comprar …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *