Capella Ibarra y la delincuencia rampante en Quintana Roo

El pasado 26 de septiembre se cumplieron dos años de CERO resultados del jefe policiaco de Quintana Roo, Jesús Alberto Capella Ibarra. Y es que si él mismo no recordaba que ya tiene dos años al frente de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo, nadie se habría dado cuenta. Porque el cargo le ha quedado muy grande desde que llegó procedente del Estado de Morelos -cuyo gobernador Cuauhtémoc Blanco advirtió a su homólogo quintanarroense del “desastre” que hizo Capella en el tema de seguridad en esa entidad durante la administración de Graco Ramírez- y no ha podido cumplir la menor de las expectativas. En 2019 los robos en sus diferentes modalidades aumentaron en 34 por ciento; los homicidios subieron 17 por ciento y los delitos relacionados con la delincuencia organizada se dispararon en 67 por ciento más que en 2018, de acuerdo con los informes oficiales. Y este año las cosas no serán mejor. Lo único de lo que Capella puede presumir es de haber participado en dos programas de televisión, uno de ellos de la plataforma Amazon al lado del actor Diego Luna, y de tener un canal en Instagram donde entrevista a famosos del medio artístico nacional. Hoy, nueve de cada 10 quintanarroenses se sienten más inseguros que en 2016, de acuerdo con encuestadoras nacionales. Pero aún así, ya nos dijeron que Capella no se va, por lo que no tenemos de otra que intentar sobrevivir (literalmente) a su mandato.

Javier Ramírez

En septiembre pasado, la encuestadora Aria Consultores presentó los resultados de su encuesta mensual denominada “Así van los gobernadores”, correspondiente al mes de agosto de este año.

En él, dio a conocer que el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, se volvió a ubicar entre los cinco mandatarios con mejor aprobación, sólo por debajo de su homólogo de Hidalgo, Omar Fayad Meneses.

Este resultado de desempeño, que se obtiene con un tamaño de muestra de 12 mil 100 encuestas realizadas, fue muy promovido en medios locales y nacionales, no así el relacionado con la percepción de seguridad, pues en este rubro el gobernador se posicionó en el lugar 20, con sólo el 13.5 por ciento de los encuestados considerando que hay avances en el tema. En la encuesta del mes anterior estuvo en el lugar 16, con un mejor porcentaje de aprobación (24.1).

Si hay un responsable de esta caída, no puede ser otro que su secretario de Seguridad, Jesús Alberto Capella Ibarra, quien desde que asumió el mando hace ya dos años se ha dedicado más a buscar los reflectores que a ofrecer buenos resultados. Las irregularidades en su trabajo son muchas, y cada vez salen más.

De mal en peor

Los números no mienten: desde que Capella Ibarra, originario de Tijuana, llegó al cargo el 26 de septiembre de 2018, la delincuencia ha aumentado en Quintana Roo.

De acuerdo con el reporte de Incidencia Delictiva del Fuero Común, presentado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2018 la entidad cerró con 936 homicidios, ocho feminicidios, 14 secuestros y 14 mil 318 robos. Diciembre, con 87 asesinatos, fue el segundo mes más violento ese año.

Al año siguiente, las cifras aumentaron: hubo mil 500 homicidios, 16 feminicidios, 24 secuestros y 20 mil 05 robos. El promedio de muertes violentas fue de 125 al mes.

Y en este 2020, con solo ocho meses contabilizados, las cosas no pintan mejores: han ocurrido 931 homicidios, 8 feminicidio, 8 secuestros y 10 mil 456 robos. Marzo ha sido el mes con más homicidios durante la gestión de Capella, con 143.

Los números de este año están, en efecto, abajo del promedio, pero no porque los operativos de seguridad estén dando resultados, sino por varios factores, como es la reclusión a la que obligó la contingencia sanitaria y el “traslado” de los crímenes de alto impacto del norte al sur de la entidad, incluso con acontecimientos inéditos, como la ejecución el mes pasado de un hombre afuera del aeropuerto capitalino, una de las zonas más resguardadas por militares y policías.

Otras actividades delictivas, como la quema de vehículos particulares -al parecer por parte de un grupo de prestamistas-, han aumentado (ya son al menos 25 los autos incendiados en Chetumal en lo que va del año) y ya cobraron su primera víctima fatal el pasado 14 de septiembre (por este hecho fue detenida una persona, algo que fue presumido por Capella Ibarra en sus redes sociales, aunque fue liberada dos días después no sin antes haber sido torturada por un grupo de la Policía Quintana Roo dirigido por el “Comandante Medina”. El presunto delincuente se convirtió en víctima y amenazó con denunciar a la Secretaría de Seguridad Pública por fabricación de pruebas y tortura).

Onerosos gastos personales

El desempeño de Capella ha sido fuertemente criticado por diputados, empresarios y asociaciones civiles y ciudadanos, quienes han pedido en más de una ocasión que deje la Secretaría.

Pero la reacción de la gente es algo que no inmuta al secretario, quien con un presupuesto anual de mil 321 millones de pesos mayor que sus predecesores se ha “consentido” con el uso de una camioneta blindada QRV 5 B6+ /STANAG I 2019, también conocida como “Mamba Negra”, que tiene un costo de entre cinco y siete millones de pesos, además de que también suele viajar en un helicóptero marca Bell, Modelo 407, matrícula XC-FIP, bautizado como “Águila 1”, como parte de un contrato con VIP Servicios Aéreos Ejecutivos, S.A. de C.V., con un costo anual de 12 millones 760 mil pesos.

Capella aseguró a los diputados locales que el uso de dicha aeronave es para apoyar en la captura de criminales, cuando en realidad cuatro de cada diez viajes que hace en ella son para uso personal, como asistir a las audiencias públicas del gobernador o, incluso, presenciar desfiles cívicos.

Con otras prioridades

En los últimos meses Capella Ibarra ha alcanzado notoriedad, pero no por sus logros policiacos sino por participar en un capítulo de la serie “Pan y Circo”, encabezada por el actor Diego Luna para Amazon Prime. En él, aseguró que la violencia y el desarrollo de la violencia no cambiarán “ni en cuatro años, ni en cinco o seis”, recordando que la migración de miles de personas desde Centroamérica debe ser atendida para evitar que continúen violándose sus derechos en suelo mexicano.

Además, mantiene una cuenta en Instagram denominada “Frecuencia Policial”, en la que se dedica a entrevistar a celebridades, principalmente del medio artístico.

Mientras tanto, los delitos aumentan e incluso se da el lujo de defender a sus subalternos, como sucedió el pasado 30 de septiembre, cuando rechazó que dos de los integrantes de su equipo de inteligencia, identificados como Eduardo A. y Armando C., hayan participado en el asalto a un taller de la Región 100 de Cancún, pese a que un video captó el momento en que los susodichos ingresan al lugar y amenazan a punta de pistola a los propietarios, mientras otro dos sujetos los despojan de sus pertenencias. “Fue un malentendido”, aseguró Capella.

Te puede interesar

Por pandemia, Q. Roo cae cuatro sitios en ranking del PIB

CIUDAD DE MÉXICO.- El Estado de Quintana Roo retrocedió cuatro sitios en el ranking del PIB de las …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *