Remodelación de la Quinta Avenida, corrupto negocio de la “4T” solidarense

La Quinta Avenida ha sido durante más de 20 años uno de los principales atractivos turísticos no sólo de Playa del Carmen sino de todo el Municipio de Solidaridad, debido a la gran cantidad de establecimientos de todo tipo que cada año atraen a más de 35 mil personas, quienes recorren sus 2.5 kilómetros. Sin embargo, conforme fue pasando el tiempo, y debido a una escasa planeación urbanística, los comerciantes y los vecinos de la zona comenzaron a sufrir diversos problemas, como mala iluminación, fugas y encharcamientos de aguas negras, falta de servicios públicos y, por supuesto, la inseguridad. El lugar se volvió en cuestión de unos pocos años en el sitio favorito de narcomenudistas y hampones comunes. Tras asumir la presidencia municipal en 2018, Laura Beristain Navarrete comenzó a impulsar un plan para remodelar la Quinta Avenida, asegurando que conseguiría que fuera nuevamente el icono de la ciudad. Así, a principios de 2019, su Cabildo aprobó iniciar en mayo de ese año los trabajos para que estuvieran listos en diciembre, pero ante la respuesta negativa de los empresarios decidió posponerlos hasta el fin de la temporada alta. Con la pandemia generada por el Covid-19, la munícipe decidió entonces iniciar la obra en mayo de este año, dando un plazo de 150 días para que estuviera lista. Sin embargo, 2020 está a punto de terminar y la remodelación aún no concluye. Lo que es peor, está ensombrecida por acusaciones de irregularidades que involucran tanto a Laura Beristain como a su Cabildo, quienes habrían operado para que dos empresas fantasmas -una de ellas aparentemente propiedad del hermano de la alcaldesa, Juan Carlos Beristain Navarrete- recibieran sendos contratos de casi 40 millones de pesos.

Javier Ramírez

El 10 de mayo de este año, la alcaldesa Laura Beristain Navarrete encabezó el inicio de los trabajos de remodelación de la Quinta Avenida de Playa del Carmen, mediante una inversión de 120 millones de pesos.

De acuerdo con el plan inicial, la obra estaría concluida en un periodo de 150 días, pero la presidenta municipal afirmó que se doblarían esfuerzos para que estuviera lista en solo dos meses, a fin de no afectar a los comerciantes que ya estaban golpeados por el cierre de actividades generado por la emergencia sanitaria.

Pero ahora la remodelación tiene, al 13 de noviembre, 187 días de haber iniciado y ni siquiera hay fecha para su conclusión, lo que ha provocado el enojo tanto de los empresarios de la zona como de los turistas y ciudadanos. Y no solo eso: Constructora Diqsa S.A. de C.V. y Xoanxum, S.A. de C.V., habrían recibido de manera directa sendos contratos de más de 38 millones de pesos para trabajar en la obra, siendo la última una compañía creada mediante el robo de identidad, en una operación que involucró a Laura Beristain, al síndico y a los regidores.

Arranque pospuesto

En marzo de 2019, el entonces director municipal de Infraestructura, Desarrollo Urbano, Medio Ambiente y Cambio Climático, Antonio Terrazas Lara, dio a conocer que, en su primera fase, los trabajos de remodelación de la Quinta Avenida de Playa del Carmen se concretarían con una inversión por parte del Ayuntamiento de alrededor de 85 millones de pesos, gracias a que el Programa Operativo Anual (POA) le había dedicado más recursos como parte de la inversión de 403 millones de pesos que se destinaría para todas las obras de la ciudad.

Esta fase abarcaría de la Quinta Avenida y sus accesos al mar, como son las calles 2, 4, 6, 8, 10 y 16, donde se cambiaría parte de la infraestructura eléctrica y parte del inmobiliario del parque Fundadores.

La obra también conllevaría cambiar el adoquín, retirar a los vendedores ambulantes y ordenar a los negocios que invadían la vía pública y provocaban que quedara poco espacio para los peatones. A los empresarios se les pediría que adecuaran sus fachadas, para dar una imagen mejor y más uniforme.

Asimismo, se esperaba dotar de internet inalámbrico gratuito a todo el corredor turístico, que abarca desde el parque Fundadores hasta la Avenida Constituyentes.

Se planeaba que los trabajos comenzaran en junio de ese año, pero empresarios y hoteleros alzaron la voz debido a que les perjudicaría en los bolsillos al iniciar en plena temporada alta.

De esta forma, autoridades y comerciantes acordaron que los trabajos fueran aplazados hasta el mes de noviembre, pero los primeros volvieron a solicitar que se postergaran y comenzaran hasta que concluyera la temporada alta, es decir, en marzo de 2020.

Terrazas Lara, quien llegó recomendado por Luz María Beristain, hermana de la alcaldesa, fue despedido en marzo de este año, luego de haber sido señalado de aliarse con la empresa LVHS Edificaciones del Caribe, S.A. de C.V., para otorgarle contratos por más de 17 millones de pesos, sin reportárselo a Laura Beristain.

Inversión, de 120 MDP

Modelo computarizado del proyecto

El 10 de mayo de este año, Laura Beristain dio por iniciados los trabajos de remodelación, que ahora también contemplarían introducir redes de drenajes y servicios subterráneos, con lo que la inversión se elevó a 120 millones de pesos.

Informó que cuatro empresas ganaron los contratos de obra mediante licitación pública, y que la ejecución, que generaría 250 empleos directos e indirectos, se daría en varios frentes simultáneos para acelerar los procesos.

La munícipe afirmó que la conclusión de la obra revitalizará la zona turística e impulsará la recuperación económica tras la contingencia sanitaria, en conjunción con la obra del Tren Maya que realiza el Gobierno federal.

Sin embargo, la promesa de que en solo dos meses estarían concretados los trabajos no se cumplió, de tal manera que al 8 de septiembre pasado sólo tenían un avance del 40 por ciento, lo que ocasionó la molestia de los comerciantes, quienes urgían que los trabajos finalizaran para poder echar a andar sus negocios, pues de lo contrario terminarían bajando sus cortinas definitivamente.

Una comisión de diputados locales, todos ellos del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), realizó una inspección de la obra, pero no hicieron observación alguna a la alcaldesa, quien para entonces ya había sido señalada de estar involucrada en el otorgamiento de contratos a empresas fantasmas.

Empresas fantasmas

En julio de este año, la asociación civil “Somos tus ojos, Transparencia por Quintana Roo” realizó una investigación a las cinco empresas que participan en los trabajos de remodelación, detectando que la Constructora Diqsa, S.A. de C.V., misma que el 30 de diciembre de 2019 recibió del Ayuntamiento el contrato MSOL-DGIDUMAyCC-RF-061-2019, por 39 millones 181 mil 383 pesos, es una empresa fantasma, debido a que declaró tener su domicilio fiscal en la calle Pez Vela, Manzana 04, lote 11, número exterior 109-C, en el Fraccionamiento Puerto Maya de la localidad de Puerto Aventuras, Municipio de Solidaridad, pero una inspección al lugar descubrió que se trata de una casa de interés social deshabitada.

De igual manera se detectó que la empresa Xoanxum, S.A. de C.V., a la que el 26 de diciembre de 2019 el Ayuntamiento le asignó un contrato por 38 millones 839 mil 349 pesos para la rehabilitación y mejoramiento de la Quinta Avenida en su segunda etapa, es también una empresa ficticia.

Y es que de acuerdo con una investigación del portal Periodismo Colectivo, en dicha empresa, constituida en marzo de 2013, aparece como socio al 50 por ciento el ciudadano Lorenzo Manrique Rosado, de 87 años de edad, quien es velador y no tiene dónde vivir.

El octogenario, quien asegura desconocer a la empresa Xoanxum, reconoce haber conocido a quien aparece como el segundo socio de la misma, Cirilo Maceda, quien falleció este mismo año sumido en la pobreza.

La investigación destaca que en la asamblea constitutiva de la empresa no estuvieron presentes los dos únicos socios (Lorenzo y Cirilo), sólo el apoderado legal, Miguel Severiano Gutiérrez Gutiérrez, quien puso como contacto el teléfono 9982826037, que corresponde a la oficina registrada de la compañía, en la colonia Corales, en Cancún, pero que es en realidad un edificio abandonado y a punto de derrumbarse.

Cabe mencionar que dicha empresa también fue beneficiada con un contrato por 8 millones 897 mil 048 pesos y 39, para repavimentar calles de la Colonia Luis Donaldo Colosio, por lo que en total habría recibido 47 millones 736 mil 397 pesos por los dos trabajos.

En estas irregularidades estarían involucrados, ya sea por comisión u omisión, tanto la alcaldesa Laura Beristain Navarrete, como el síndico Omar Sánchez, los regidores, y el notario número 6 con sede en Cancún, Jorge Alberto Rodríguez Carrillo, quien sancionó la creación de la empresa Xoanxum nombrando como socios a dos personas que nunca estuvieron presentes.

Este último fue operador del fallecido alcalde de Benito Juárez, Francisco Alor Quezada, y la dirigente del sindicato de trabajadores municipales, Delia Alvarado, y concretó millonarios negocios con terrenos de la Zona Hotelera de Cancún.

Y pese a esta falta de transparencia, y a que aún no se resuelven las acusaciones en contra de las empresas antes referidas, el Ayuntamiento otorgó el pasado 14 de octubre la licitación de la tercera fase de la obra, que abarcará hasta la Avenida Constituyentes, a la empresa Inmobiliaria Cumbres de Yucatán, S.A. de C.V., por 14 millones 373 mil 690 pesos.

Diciembre, nuevo plazo

El 14 de septiembre Laura Beristain ofreció su segundo informe de labores, asegurando que Solidaridad es un ejemplo de la consolidación de la Cuarta Transformación, que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, y afirmando que el Municipio fue el primero en la entidad en reiniciar las actividades esenciales tras la contingencia sanitaria, al activar la remodelación de la Quinta Avenida, misma que sentaría las bases para el relanzamiento de la marca Playa del Carmen.

Casi dos meses después de dicho reporte la obra permanece inconclusa, y pese a las fuertes críticas de empresarios y habitantes de la zona, la alcaldesa únicamente repite los beneficios de los trabajos, reiterando que será una obla emblemática y de calidad para los próximos 30 años.

Mientras tanto, el director municipal de Obras Públicas, José Luis Castillejos Gómez, justificó el atraso comentando que, además del mal clima, varios de los trabajadores sufrieron contagios por Covid-19. Finalmente, se comprometió con los quejosos en que antes de que inicie diciembre se concluirá la obra sin modificar el presupuesto de 120 millones de pesos.

Por su parte, Lenin Amaro, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de la Riviera Maya, expresó su preocupación de que no se terminen los trabajos antes de la segunda semana de diciembre, pues impactaría en los micro y pequeños negocios asentados en la zona.

Te puede interesar

CARLOS MARIO VILLANUEVA, OTRO CARROÑERO DELINCUENTE DEL PVEM

Suficientes pruebas y denuncias han sido publicadas sobre la manera en que Carlos Mario Villanueva …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *