La “mafia del poder” expone su verdadero rostro con la confirmada alianza del PRI, PAN y PRD

Foto: Cuartoscuro

El proceso electoral 2020-2021 finalmente arrancó y los partidos comenzaron a presentar sus estrategias y a mover sus piezas para las que serán las elecciones más difíciles en los últimos dos años, sobre todo para el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que sufrió un severo revés en los comicios celebrados en octubre pasado en los Estados de Coahuila e Hidalgo. Y si bien el Revolucionario Institucional y Acción Nacional tampoco la tendrán fácil, actualmente dominan 12 de las 15 gubernaturas que estarán en juego. Además, con tal de arrebatarle la mayoría al Morena en la Cámara baja, están listos incluso para unir fuerzas, lo que demuestra que aquel documento presentado en junio pasado por el presidente Andrés Manuel sobre el llamado Bloque Opositor Amplio (BOA) no era tan falso como los detractores del actual Gobierno federal aseguraban.  

Javier Ramírez

Los partidos Revolucionario Institucional y Acción Nacional confirmaron recientemente lo que desde hace casi dos años se había comenzado a rumorar: el inicio de una alianza para derrotar, más que al Morena, al presidente de la República y su proyecto de Gobierno.

Así, sin importarles las distintas ideologías políticas y las múltiples acusaciones de corrupción que se han lanzado el uno al otro en las últimas décadas, los líderes de ambos partidos -a quienes también se les sumó el del disminuido PRD- iniciaron una campaña para rebatir los dichos del dirigente nacional del Morena, Mario Delgado, quien los expuso como los miembros de la mafia del poder que tanto daño ha provocado a los mexicanos.

Pero el Movimiento Regeneración Nacional tampoco está exento de incurrir en la infame práctica de las alianzas por conveniencia, pues para asegurarse de que no recibirá un “susto”, también alista coaliciones con los partidos Verde Ecologista y del Trabajo, mismos que sólo han servido para derrochar recursos públicos.

Alianza patriótica: Cortés

El líder nacional del PAN, Marko Cortés, fue el encargado de dar la noticia que hasta hace un par de años habría parecido impensable: el Consejo Nacional panista aprobó la coalición con los partidos Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática en 130 de los 300 distritos electorales que estarán en juego el próximo año, a fin de “frenar la destrucción” del país.

Además, dicha alianza podría extenderse a las elecciones para gobernador en 6 de las 13 entidades que actualmente gobiernan: Baja California, Baja California Sur, San Luis Potosí, Tlaxcala, Zacatecas y Colima.

En un mensaje que ofreció a los militantes panistas, les pidió aceptar dicha decisión de forma “patriótica”, ya que “México está por encima de los intereses partidistas y porque es necesario mandar un mensaje claro a las y los mexicanos que cuentan con Acción Nacional para corregir el rumbo del país”.

Aseguró que esta alianza no desdibuja la identidad del PAN, ya que se reservan el derecho de veta a los “impresentables”, además de que se propondrán “a los perfiles que no se vendan ni se atemoricen frente al poder”. Indicó que los futuros candidatos deberán firmar un compromiso público de defensa de las instituciones, la democracia, la libertad, el Estado de derecho y el fortalecimiento de los Estados y Municipios, ante un Gobierno federal “manipulador, incapaz, corrupto, autocrático y regresivo”.

Se confirma la “mafia del poder”: Delgado

Tras la noticia, el expresidente Vicente Fox Quesada aplaudió la decisión al asegurar que “es lo mejor para el país en este momento negro” y que el PAN es “el mejor partido político”, ya que además de ser “humilde” y “generosos”, supo ser oposición y Gobierno.

Así, dijo que la meta para el 2021 es “frenar al caballo desbocado. Obligarlo a razonar”, “restaurar los equilibrios en el ejercicio democrático del poder” y “poner a México en marcha al futuro”.

Por su parte, el dirigente nacional del Morena, Mario Delgado, aseguró que la coalición de esos tres partidos no hace más que confirmar la existencia de la “mafia del poder”, y que éstos sólo se han encargado de defender sus propios intereses, olvidándose de todos los mexicanos.

Recordó que el PRI, el PAN y el PRD son responsables de invenciones corruptas, como los “moches” y el despilfarro del erario, por lo que el pueblo de México, que sabe distinguir entre el regreso de la politiquería barata, no volverá a confiar en ellos y dará su apoyo al Morena y al proyecto del presidente Andrés Manuel.

Por último, pidió a los militantes y simpatizantes morenistas mantener unidos y trabajar de forma conjunta para poder llevar a los mejores hombres y mujeres como representantes ante la Cámara de Diputados.

Comienzan los ataques

Los líderes del PAN, PRI y PRD no tardaron en responder a las críticas lanzadas por Mario Delgado. El primero de ellos, Marko Cortés, aseguró que el líder del Morena está siendo cínico al hablar de vivir del presupuesto, además de que en el Morena están refugiados “lo peor del PRI y todos los partidos”, refiriéndose a Manuel Bartlett, Miguel Barbosa, Napoleón Gómez Urrutia y el mismo Andrés Manuel López Obrador.

Por su parte, Alejandro Moreno, del PRI, echó en cara al Morena el haber desaparecido las guarderías infantiles y los fideicomisos, mientras pregona una falsa austeridad.

Inspirado, “Alito” señaló que “Morena nació ayer, gobierna hoy y mañana se va”. “Morena es un ave de paso, pero el PRI es el águila en el centro de la Bandera Nacional”.

Mientras tanto, el dirigente perredista, Jesús Zambrano, respondió a Mario Delgado que “la mafia del poder, llena de corrupción, es la que administra hoy al país”. Es la “mal llamada 4T”, dijo, al tiempo que aseveró que el PRD está construyendo una gran coalición opositora que generará resultados y contrapesos, “y así seremos mayoría en el 2021”.

PVEM, de nuevo en modo parásito

El Movimiento Regeneración Nacional está muy lejos de ser un partido corrupto como sí lo son el PRI, PAN y PRD, pero en el tiempo que lleva gobernando ha demostrado que también arrastra prácticas muy propias de los partidos antes referidos, como es hacer alianza con el Verde Ecologista de México, un parásito que para no desaparecer se cuelga al grupo que esté en el poder. Lo hizo con el PAN, el PRI y ahora con el Morena.

Su nueva dirigente nacional, Karen Castrejón Trujillo, está dispuesta a seguir el camino marcado por sus antecesores y por ello ya anunció que irán en alianza con el Morena y el PT en al menos cuatro Estados. Confiada, mencionó que su partido irá solo en el 85 por ciento de los cargos que estarán en disputa a nivel estatal, mientras que a nivel federal aún faltarían por definirse posibles alianzas.

Por lo pronto, ya hay dos destacadas figuras del Morena que han registrado sus precandidaturas: el exsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, se apuntó para buscar la gubernatura de Sonora (actualmente ocupada por el PRI), y Layda Sansores, alcaldesa de Álvaro Obregón, en la Ciudad de México, hizo lo propio por la de Campeche, donde también gobierna el PRI.

Te puede interesar

Similar o no a la ‘masacre de San Fernando’, nueva matanza de ilegales expone la impunidad de los cárteles de la droga en el norte

Tamaulipas, tierra que desde varias décadas ha sufrido por la guerra entre los cárteles de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *