La Policía de ‘Kaluf’ y Ricalde no lograron expulsar de Las Palapas al payaso ‘Chispa’; los cancunenses añoran su show, una década después

 Pinceladas

“Utilizaba palabras groseras y altisonantes, además señalaba defectos de algunos asistentes”. “’Chispa’ espera su proceso administrativo en la Unidad Jurídica de la Secretaría de Seguridad Pública”, “Detenido el payaso ‘Chispa’, el de Las Palapas”… Estos eran los titulares de prensa y de ‘tuits’ que acompañaron minutos después de las nueve de la noche de un viernes en lejano y añejo marzo del 2012. Alex Rivas Ortiz, quien ha venido amenizando, en los últimos años, el ambiente del Parque de las Palapas fue puesto en manos de las autoridades “por ofender y burlarse de los defectos físicos de los asistentes y por emplear un lenguaje verbal y corporal soez”, según la nota oficial de la Policía de Cancún, cuyo titular era Jesús Aiza Kaluf, quien siempre actuaba bajo las órdenes del alcalde Julián Ricalde. Esta nueva detención era una más de las 20,000 realizadas hasta el momento en nuestra ciudad, impregnada con el espíritu del exalcalde de Nueva York y abogado del depuesto presidente norteamericano Donald Trump, Rudy Giuliani.

El asesor en ciberseguridad y político estadounidense se desempeñó como el 107 alcalde de la ciudad de Nueva York de 1994 a 2001. Políticamente demócrata y luego independiente en la década de 1970, Giuliani ha sido republicano desde la década de 1980. Se desempeñó como fiscal general adjunto de los Estados Unidos de 1981 a 1983 y Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York de 1983 a 1989. Giuliani dirigió en los años ochenta el procesamiento federal de los jefes de la mafia de la ciudad de Nueva York como Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York.​ Después de una fallida campaña electoral para la alcaldía de la ciudad de Nueva York en 1989, tuvo éxito en 1993 y fue reelegido en 1997, basándose en una plataforma de dureza contra el crimen.​ Dirigió la controvertida ‘limpieza cívica’ de Nueva York como su alcalde de 1994 a 2001. El alcalde Giuliani designó como nuevo comisionado de policía de la ciudad de Nueva York a un forastero, William Bratton. Reformando la administración y las prácticas policiales del departamento de policía, ambos aplicaron la teoría de las ventanas rotas, que atribuyen al desorden social, como el deterioro y el vandalismo, el atraer a adictos merodeadores, mendigos y prostitutas, seguidos de delincuentes graves y violentos.​ En particular, Giuliani se centró en eliminar a los mendigos y los clubes sexuales de Times Square, promoviendo un ambiente de “valores familiares” y un regreso al enfoque anterior del área en los negocios, el teatro y las artes.​ A medida que las tasas de criminalidad cayeron abruptamente, muy por encima del ritmo promedio nacional, Giuliani fue ampliamente reconocido, pero los críticos posteriores citan otros factores contribuyentes.​ En 2000, se enfrentó a la entonces primera dama Hillary Clinton por un escaño en el Senado de los Estados Unidos por Nueva York, pero abandonó la carrera una vez que le diagnosticaron cáncer de próstata.

Rudy Giuliani propaga todo tipo de mentiras y conspiraciones para revertir la victoria electoral del demócrata Joe Biden, es su estilo

El 6 de diciembre de 2020, Donald Trump anunció en su cuenta de Twitter que Giuliani había dado positivo a Covid-19. Rudy Giuliani, ex alcalde de Nueva York y abogado del presidente Trump, ha entrado a formar parte de la lista de más de 14.7 millones estadounidenses contagiados por el virus. Su positivo lo anunció Trump en su cuenta de redes sociales. “Recupérate pronto, Rudy”, escribió el depuesto mandatario. Giuliani, otro más del entorno presidencial que cae enfermo por la pandemia, se ha encargado de propagar todo tipo de mentiras y conspiraciones para revertir la victoria electoral del demócrata Joe Biden y lograr que Trump, derrotado ampliamente en las urnas, continúe ocupando la Casa Blanca. A sus 76 años, el ex alcalde de la Gran Manzana, está dentro del grupo de riesgo y ya ha tenido otros problemas serios de salud. Estos antecedentes no han sido un impedimento para que esta pasada semana continuara viajando por tres estados (Michigan, Arizona y Georgia) para insistir en las teorías sin fundamento de que hubo un robo masivo de votos en las pasadas elecciones del 3 de noviembre.

De momento, todos sus esfuerzos se han visto rechazados por los jueces, muchos republicanos y no pocos nombrados por el mismo Trump. Hay más de cuarenta resoluciones en las que se observa que no se puede reclamar anular millones de votos a partir de pruebas muy endebles o fantasiosas. Algunos de estos jueces han descartado las peticiones calificándolas de “estrafalarias”. Horas antes de que Trump difundiera su contagio, Giuliani fue entrevistado en la Fox por Maria Bartiromo, una de las principales voces de esa cadena que todavía mantiene que hubo un robo de votos al presidente Trump. En esa entrevista continúo repitiendo las mentiras de la manipulación en el recuento. Giuliani no ha guardado nunca cuarentena pese al positivo de su hijo ni de varias personas de su entorno. Su hijo superó la infección hace unas semanas. Ni a pesar de ese caso ni en el de otros de su entorno, Giuliani no ha guardado cuarentena en ninguna ocasión. Al contrario. En las imágenes captadas a lo largo de estos días siempre va sin máscara y sin guardar la distancia social. Estuvo en Atlanta y los vídeos lo muestran abrazándose efusivamente a todos los que le saludaban.

“Es total responsabilidad de los padres permanecer o no en las Palapas con sus hijos al iniciar su espectáculo Alex Rivas Ortiz”

“Alex Rivas Ortiz es el nombre de este sujeto, quien fue puesto a disposición del Juzgado Cívico, ayer a las 00:30 horas, después de ser reportado por los mismos locatarios que ahí trabajan, a petición de sus comensales…”. No todos los presentes compartían la decisión tomada, al estilo Giuliani, si nos atenemos a las crónicas periodísticas, basadas casi en su totalidad en las propia informaciones policiales…Nelly Marisol Jiménez López, empleada de un negocio de comida corrida, aseguró que el ‘show’ del payaso es bueno, que de repente utilizaba palabras groseras o altisonantes, “cree que es total responsabilidad de los padres permanecer o no en las Palapas con sus hijos al iniciar su espectáculo”, indicó. “Aquí en el local teníamos versiones distintas, a unos les gustaba la demostración, los chistes y las actuaciones, acudían cada noche de fin de semana para reírse, otros se ofendían y mejor se iban”.

Esta empleada de 19 años, dijo que el “Chispa”, mote con el que se presenta ante el público, antes y después de comenzar a trabajar siempre ofrecía una disculpa a las personas presentes para que no se sintieran incómodas u ofendidas por las palabras que empleaba. Sin embargo, muchas personas prefieren que ese artista reubique su lugar de trabajo, en un área donde su público sea adulto exclusivamente, porque el Parque de las Palapas es un lugar idóneo para la concentración de las familias y un espectáculo tan grotesco les parece sumamente incómodo. Tal es el caso de Margarita Salas Elizondo, madre de familia y una de las personas que participó al levantar el reporte policíaco, ya que comentó que el payaso ofendía y se mofaba de las personas obesas, bajitas, morenas y sobre todo con algún defecto físico, a quienes ridiculizaba ante el público, imitándolos con ademanes sobreactuados, poniéndoles apodos y además no cesaba de hacerlo, aún cuando el afectado le pedía que no continuara. Como Margarita muchos comerciantes, padres y espectadores que alguna vez tuvieron la oportunidad de ver el show, coincidieron en que se “mandaba”, además de que se alcoholizaba durante sus presentaciones.

Procesado por la Unidad Jurídica de la Secretaría de Seguridad Pública que dirige Sergio Bolio Jr., ex regidor panista

Este payaso levantó inconformidad también en la gente que acude al parque de El Crucero, donde su comportamiento era aún más vulgar, según Adelaida Rivas Góngora, checadora de autotransporte. Alex Rivas Ortiz aún esperaba su proceso administrativo en la Unidad Jurídica de la Secretaría de Seguridad Pública. Las revistas Vórtice y Educación y Cultura publicaron en sus páginas online (www.revistavortice.com y www.educaciónyculturacancun.com) un Reporte Especial, titulado ‘Kaluf, el represor’ y su ‘cacería’ de cancunenses. “…En el delicado tema de los ingresos y cobros en “El Torito”, ocurre una extraña situación que más bien arroja más sospechas acerca del acento recaudador de esta faceta de la Secretaría de Seguridad Pública. Los recursos que ingresan vía multas, son recaudados directamente bajo la responsabilidad del director de jueces cívicos, quien es el ex regidor panista Sergio Bolio, hijo del ex dirigente estatal de ese partido, Sergio Bolio Rosado y quienes impulsaron la coalición PAN-PRD que llevó a Ricalde a las urnas como candidato a presidente municipal.

La síndico municipal, Guadalupe Leal Uc, es desde ese encargo, la responsable de los bienes del Ayuntamiento y quien fiscaliza los ingresos y egresos de la Comuna. Pero ocurre que es al mismo tiempo la esposa de Sergio Bolio Jr., quien con su esposa se encuentran en un conflicto de intereses porque, mientras éste recauda dinero de difícil comprobación, su esposa es quien da el aval a las cuentas públicas. Sobra decir que son personas de la absoluta confianza de Ricalde Magaña…”, comentaba José Antonio Callejo en el Reporte Especial sobre los abusos policiales en Cancún. Durante este fin de semana no pudimos hablar con ‘Chispa’, a quien en el número 2/2010 Educación y Cultura le dedicamos un reportaje firmado por la entonces colaboradora de nuestra revista Silvina Brizuela: Los ‘clowns’ invaden Las Palapas’. Consideramos muy importante en conocer al personaje, hoy detenido, y quien ha ofrecido su ‘arte’ a miles de cancunenses en su ‘carpa del circo’ de Las Palapas… Su público está dividido, pero me atrevería a decir que la lectura de las siguientes líneas va a lograr que la balanza se ponga a favor de ‘Chispa’… “Mamá ¿cómo puedes hablar por teléfono con un payaso?”, me interroga mi hija de cuatro años, cuando termino de concretar la cita con la ‘Chispa Pandilla’. “Es que para ellos (los niños) un payaso, un superhéroe, una caricatura, son lo mismo, todo para ellos es fantasía”, asegura, José Ignacio, líder de este grupo de artistas cuando le comento la anécdota. Los payasos han hecho cantar, bailar y jugar a millones de niños a lo largo de varias generaciones, pero hay quienes creen que los chicos de hoy ya no les atraen tanto como antes, que prefieren a otros personajes de moda; sin embargo, las más de mil personas que disfrutan del espectáculo callejero que brindan los “chispeantes” ‘clowns’, cada fin de semana en el parque Las Palapas, viene a desmentir esta afirmación rotundamente. “En la calle todo depende de tu talento, porque la gente no viene a verte, se encuentra contigo y se queda si le gusta tu trabajo, y si no, se va”, cuenta “Sonrisas”, quien además es esposo de una payasita y orgulloso papá de un bebé de cuatro meses. La casa de ‘Chispa’ -donde se desarrolla la entrevista-es de un verde estridente, y en el recibidor, hay una mesita con todo un arsenal de brochas, esponjas y maquillajes. Los “chavos” están en plena transformación. Cuando decidí entrevistarlo, fui preparada para hablar con ‘Chispa’; pero en cambio, me recibe un señor muy serio llamado Che Torres. El payaso mayor tiene la apariencia de un tipo rudo, de un hombre que conoce bien la calle, sus delicias y sus trampas. El hombre con el torso tatuado nada tiene que ver con ese tipo juguetón que entretiene a tantos niños cada fin de semana.

“Payaso es mucho más que pintarse la nariz de rojo”, nos comentaba el ahora detenido en ‘El Torito’

Mario Moreno “Cantinflas”, el gran cómico mexicano, no podía estar ausente en la inspiración del ‘clown’ cancunense, “él es mi gran referente”, afirma, “aunque hay muchos que me marcaron, mucha gente talentosa fue influyendo en mí, como Tin Tan, por ejemplo”, dice para después echar por tierra esa presunción de algunos jóvenes que piensan que ser payaso se trata de pintarse la nariz de rojo y salir a la calle, “este arte es mucho más que eso, yo les digo a estos ‘chavos’, que son como mis hijos, que ellos tienen que empezar de abajo”, enfatiza. Los cómicos existen desde hace miles de años. Un payaso enano actuaba ya como bufón en la corte del Faraon Dadkeri Assi durante la Quinta Dinastía Egipcia sobre el año 2,500 antes de Cristo. A lo largo de la historia, la mayoría de las culturas han tenido payasos. Cuando Hernán Cortés conquistó a los Aztecas, descubrió que en la Corte de Montezuma había bufones parecidos a los europeos: ‘Fools aztecas’, payasos enanos y bufones jorobados, estuvieron entre los tesoros encontrados que trajo a su vuelta al Papa Clemente VII.

“Tengo doble personalidad como Superman o como Batman, soy payaso y soy papá”

Desde que era un niño, el sueño de Víctor era ser payaso. “A los seis años hice mi primer ‘show’. Fue en un cumpleaños, me maquillé como Dios me dio a entender y mi asistente fue uno de mis primos, ese momento me marcó para siempre”. Pero tuvo que pasar mucho tiempo hasta que “Tamborín” concretara sus anhelos. Fue en el colegio de bachilleres, donde conoció a “Sonrisas”, (Darwin), quien llegaría a ser su maestro, su mentor y su amigo. Ahora son compañeros de trabajo. Él también encontró en el ámbito familiar el terreno fértil para dar sus primeros pasos. “Copiaba todo lo que veía hacer a unos payasos, que por esas épocas, se juntaban en Plaza 2000, y armaba mis rutinas, luego las mostraba encasa, mis afectos fueron mi primer público”, recuerda.

¿Cómo conviven la persona y el personaje? “Soy payaso, pero no ‘full time’. Tengo doble personalidad como Superman, o como Batman, soy payaso y soy papá (dice entre risas “Chispa”). No soy un papá payaso, no soy más alivianado con mis niños por tener esta profesión. En mi casa soy un hombre como cualquier otro, un padre responsable, porque este es mi trabajo. Entrando a mi casa soy papá, soy esposo, saliendo a la calle soy Chispa”.

“La necesidad me empujó a trabajar en la calle y hace veinte años que hago esto de payaso”

Contrario a otras familias, el fin comparte, porque es cuando papá sale a trabajar. Dice que la necesidad lo “empujó” al trabajo en la calle, y que pasó por muchos “escenarios” antes de descubrir el trabajo de payaso. “Hace 20 años que hago esto, empecé con mis hermanos, nosotros somos yucatecos, pero entonces vivíamos en México DF y fueron tiempos difíciles. Esto siempre me gustó, este arte, me gustó ser payaso, además ganábamos un poquito más, y en menos tiempo, ‘chambeábamos’ tres días a la semana”.

Ahora, también lo fuerte del trabajo está en los fines de semana, pero a su espectáculo callejero tradicional, con un lenguaje neutro, sin efectos groseros, (Parque de las Palapas, viernes, sábados y domingos 19 horas), suman presentaciones en restaurantes, bares y fiestas privadas, para niños y una versión más ‘hard ’(subida de tono), para entretener en fiestas de adultos. “En la calle trabajamos por la cooperación, y es lo que más nos gusta, la calle es la mejor escuela, todo es práctica; práctica y práctica, pero también hemos tomado cursos de perfeccionamiento”, se adelanta a aclarar, como para dejar bien sentado que él es un profesional, “participamos en congresos en convenciones en la ciudad de México, en Querétaro, aquí en Cancún justamente en noviembre hay un encuentro”.

Noche en el Parque Las Palapas. “Hierve” de vendedores de globos, marquesitas, niños en autitos alquilados que te atropellan, parejitas compartiendo raspados, gente bailando. Pero solo en un sitio del predio hay cientos de personas apiñadas, como si estuvieran regalando algo. Me dirijo hasta allí, y sí, están regalando carcajadas. Los protagonistas, van por la segunda función y todavía les quedan dos más. Muñequito (Irvin es su nombre real),es el más nuevo de todos, pero salta a la vista lo que más temprano afirmaran sus compañeros: él es el más popular entre las jovencitas. “Son puras vaciladas, no es cierto”, intentaba defenderse horas atrás.

“La gente participa más en la calle que en el circo, lográndose un efecto participativo y generoso”

“Lo lindo de todo esto es que las personas que están aquí se sienten identificadas con lo que ven, la risa desbloquea, nos movemos en un espacio del que todos quieren ser parte, aunque a veces se resistan a pasar, pero en realidad lo disfrutan”, comenta ‘Chispa’, “por eso no me gustaba el circo, allá no es tan participativo; además, no sólo eres artista, tienes que cargar cosas, desarmar, vender, y todo lejos de tu casa, no, eso no es para mí”, sentencia.

El espectáculo crece cada semana y por más de dos horas, la gente no se mueve. O se renueva. Los acercamientos con los espectadores que van a continuar durante todo el show, tienen siempre un efecto participativo y generoso.  Es un espectáculo de inteligente amabilidad, despojado de palabras groseras, aunque adentrándose a la noche, agregaran uno que otro albur (doble sentido) a sus bromas, “todo está perfectamente controlado”, aseguran.

“El clown no es sólo un tipo maquillado y torpe para entretener a los niños, sino un adulto que llama al niño que tenemos dentro”

El “maestro” de la pandilla tiene 5 hijos verdaderos, y otros 4 adoptivos que también son sus colegas, con quienes comparte gran parte de su día, porque en su casa, ensayan y practican nuevos números. El más pequeño de sus “retoños” de caritas pintadas, es Efran. Tiene 9 años y su madre es una payasita amiga de ‘Chispa’. “Ya sé hacer muchos trucos, pararme de manos, formas con globos, me gusta hacer reír a la gente. Mi maestra sabe que soy payaso y está orgullosa, igual que mi mamá”, expresa sonriente. Hace dos décadas decidió que su lugar estaba en la calle. Se convirtió en un fenómeno de la comunicación en Cancún, y del humor para los niños; y a pesar que ellos lo adoran, reconoce que su espectáculo no está pensado especialmente para los pequeños, sino para la calle, donde están los chicos, pero también los padres. Vive dignamente de su trabajo y siente orgulloso de eso; una y otra vez, reitera la necesidad que la gente reconozca que éste es una arte, “yo no rompo piñatas en los cumpleaños, ni corto pastel: brindo un show, aclara.

Ya con su traje negro, y a punto de despedirse, hace una última sentencia. “El clown no es sólo un tipo maquillado y torpe para entretener a los niños, sino un adulto que llama al niño que tenemos dentro a través de la risa. Yo quiero que la gente valore este trabajo, que sepa que hay mucho esfuerzo detrás de todo esto. Me gustaría que la gente me diga cuando me encuentre: Hola, Señor Payaso.

“Nos preocupa que Cancún ‘silencie’ a uno de sus payasos “Chispa”, “por emplear un lenguaje verbal y corporal soez”, deteniéndole, metiéndole preso. Con esta dinámica del equipo ‘paulocohelista’ de Julián Ricalde pronto llevarán presos a la mitad de la población por “utilizar un lenguaje verbal y corporal soez”. Los lugares de venta de publicaciones y librerías -Ghandi entre ellas- deberán cuidar los títulos de sus libros y soportes musicales de sus estanterías, pues no se puede utilizar “un lenguaje verbal y corporal soez”. Deberán cuidarse las radios y los medios de comunicación… La ‘contrarreforma’ se ha iniciado en Cancún. Lo más sorprendente: el alcalde Julián Ricalde era entonces del PRD, el partido de Andrés Manuel López Obrador, el de la ‘República Amorosa’”, expresamos en aquella ocasión.

El 10 de diciembre es el Día Internacional del Payaso. El pasado año, antes de la Covid-19 lo celebraron el dos de diciembre. Nada menos que 100 payasos desfilaron hasta el parque de Las Palapas. En el evento actuaron doce payasitos, duró más de cinco horas… Una gran oportunidad de seguir la tradición de hace 30 años en esta ciudad. El maestro ‘Chispa’, informó que participaron en la ‘payasada’ de Cancún: Pilinguín, de Valladolid; Jashiro; Mayacún; Kirri,  de Cozumel; Camarita, un invitado de Coatzacoalcos; Pelusita; Centauro, el mago, entre otros… En el Teatro 8 de Octubre, varios payasitos, Turuleco, Chispa y Chorepas, organizadores, estuvieron acompañados por el director de Cultura del Ayuntamiento, Hugo Álvarez. La Policía de ‘Kaluf’ y Ricalde no lograron expulsar de Las Palapas al payaso ‘Chispa’, todo lo contrario. Rudy Giuliani y sus plagiarios no tiene cabida en Cancún y en Quintana Roo, gobernado en este difícil 2020 por Carlos Joaquín.

@SantiGurtubay

@BestiarioCancun

www.elbestiariocancun.mx

Te puede interesar

Las vedettes de La Habana, en tiempos de Fulgencio Batista, provocan casi una guerra entre México, Cuba y Estados Unidos

Pinceladas En la republicana y pre-revolucionaria isla del Caribe, Miss Burbujas se paseaba desnuda por …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *