La letrina electorera

Signos

Legión de candidatos a todo. Cero expedientes de valor político y administrativo. Discursos de mudos y disléxicos. Olvido absoluto y ominoso del historial de corrupción de candidatas representativas del movimiento partidista de la regeneración moral del país, como las contendientes a los Ayuntamientos de Cancún y Playa del Carmen (Mara Lezama, Marybel Villegas y Laura Beristáin), y su socia política del Verde y alcaldesa de Puerto Morelos, Laura Fernández, aspirante a la Legislatura federal.

Analfabetismo funcional, incompetencia conceptual y propositiva, ausencia del mínimo proyecto de mandato, nulos perfiles representativos y de liderazgo popular; y, en tales condiciones de humareda, nadería y ausencia viva de conciencia crítica, como casi nunca en la historia de las contiendas electorales, el análisis se queda sin más materia que esa, la de lo inasible del mérito; la de la banalidad igualitaria entre los bandos; la de la inequívoca certeza de que del lado de la regeneración moral estarán la mayoría de los ganadores empujados -a pesar de ser tan pérfidos e incompetentes como sus contrarios- por la noción masiva y fanática de que su militancia en el lópezobradorismo los purifica y los hace buenos o menos malos.

‘Miseria y nada más, dirán al verles’, bufaría el poeta viendo pasar el desfile de mediocres y codiciosos aspirantes a algo en el estercolero de la democracia perdida.

SM

Te puede interesar

La mala gestión de la pandemia, según la matemática de juguete

Signos La condición de los países no es medible de manera tan circunstancial como la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *